Blogs

La metamorfosis del chacal

Acercarse al asunto de la esfinge no es precisamente una tarea sencilla. Entre la versión oficial que atribuye su construcción y el modelo de su cara a Kefrén, por un lado, y los que dicen que fue construída hace más de diez mil años cuando no existía civilización conocida en Egipto, por otro, hay un abanico de teorías que sirve para poco más que echarle aire a cualquier intento de razonamiento.

Por este artículo de Matt Patterson me entero del trabajo de Robert Temple, El misterio de la esfinge: los orígenes olvidados del santuario de Anubis (2009), que viene siendo otra teoría más, pero que tiene su cosa interesante si uno no toma en cuenta que el anterior libro de Temple trata de las visitas de extraterrestres hace 5000 años y cosas por el estilo.

Temple utiliza la estrategia del método científico: observación ante todo. Cuenta que la primera vez que vió la esfinge se dijo que "no luce para nada como un león". Tradicionalmente se considera que la esfinge es un león con cabeza de hombre, que fue construída por Kefrén junto con su pirámide y templos asociados alrededor del 2500 a.C. y que el rostro representa al propio faraón. Se supone que fue esculpida a partir de un islote pétreo ya existente en el sitio.

Pero según Temple resulta que esa idea leonina parece no venir de su origen, sino de leyendas posteriores quizá originadas con la primera reforma-restauración que hizo Tutmosis IV más o menos en 1400 a.C. Ya en esa época lo más probable es que la esfinge estuviese enterrada en arena hasta el cuello como estuvo hasta fines del siglo XIX (*).

Todo el mundo está de acuerdo en que la cabeza de la esfinge es muy pequeña en relación con el cuerpo, lo cual podría ser un error de los escultores o bien... una pista de su forma original. Temple vió en el cuerpo similitud con el de un perro; de allí a encontrar la idea de que la esfinge representaba originalmente a Anubis (*), un dios guardián de los muertos, no es tan alocada. Sería el protector de la necrópolis de Giza y bien podría haber sido construída por Kefrén, pero habría sido transformada-reutilizada en varias ocasiones, cosa que es tradición entre los egipcios.

Temple supone que la famosa erosión sufrida por la esfinge se debe a que estaba situada en una laguna cuyos bordes todavía están visibles y dan esa impresión de "pozo" que la rodea. Si la esfinge original era una representación de Anubis podría verse así (imagen tomada de aquí, copia del libro de Temple). (*) Otras imágenes pueden verse haciendo clic en la primera.

Imagen del chacal sobreimpuesta a la esfinge, según Temple

Temple hace una investigación a fondo de las referencias históricas a la esfinge, así que no sólo se trata de intuición. Un punto fuerte es que la esfinge con cabeza humana -según él- no fue utilizada en el Imperio Antiguo, sino a partir de 2000 a.C., y supone que la cabeza fue realizada por algún faraón del Imperio Medio.

Para encontrar cuál podría ser sigue un escrito de Ludwig Borchardt (el mismo que descubrió el busto de Nefertiti) que hizo un análisis de las bandas del tocado (nemes) de la esfinge y encontró que el arreglo se corresponde únicamente con el estilo de la XII dinastía, y lo atribuyó a Amenemhet III. Sin embargo, Temple cree que la similitud es mayor con Amenemhet II. Una pequeña escultura-esfinge de Amenemhet II (*) conservada en el Louvre muestra una disposición de las bandas, pintura de los ojos y estructura del rostro muy similar. Otro artículo, de Biri Fay (The Louvre Sphinx and Royal Sculpture from the Reign of Amenemhet II), llega a la misma conclusión pero ella cree que fue Amenemhet quien copió el rostro de la esfinge para su escultura. Temple supone -al contrario- que fue este faraón el que transformó la cabeza de la esfinge para darle -humildemente- su imagen.

Aparentemente no se sabe con exactitud qué animal expresaba corporalmente a Anubis, se supone que era un chacal o un perro salvaje. Según estudios recientes el chacal egipcio, tradicionalmente considerado subespecie del "chacal dorado" no es tal, sino (100% comprobado genéticamente) un lobo, asociado más bien con el lobo gris, el lobo indio e himalayo.

Si creemos ambas cosas, ni la esfinge es un león ni Anubis es un chacal; cosas que animan a reestudiar asuntos dados por sabidos y que no dejan de ser estimulantes aunque estén sujetas a dudas.

Spijkerschrift

PortadaEl libro de Kader Abdolah se puede ver desde varias perspectivas, seguramente porque así fue concebido: puede parecer una historia contemporánea de Irán, o al menos la que incluye las dos o tres últimas generaciones; puede considerarse un estudio de la relación de un hijo (Ismail) con su padre sordomudo Akbar, o puede verse como un lamento de exiliado -aunque no al estilo de Sofocleto que hizo varios connotados-.

Y es que Abdolah (nombre real: Hossein Sadjadi Ghaemmaghami Farahani) es un iraní que emigró a Holanda a fines de los años ochenta y escribe en ¡holandés!. No sé hasta qué punto este libro es autobiográfico, pero aparenta serlo en buena medida. Está escrito a medias entre el escritor y el personaje de Ismail, es una evocación de los tiempos vividos en Irán por el propio Ismail, años cincuenta-setenta principalmente, que se centra en la vida de Akbar y así refleja los acontecimientos iraníes del siglo XX.

Akbar nunca aprendió a leer o escribir, pero impresionado por un grabado cuneiforme muy visitado en una cueva de la montaña del Azafrán, realizó un diario que Ismail descifra -sin dar explicación- cuando ya se encuentra en Holanda. Una lectura recomendada, por nostálgica entre otras razones.

Tengo la impresión de que Abdolah hace un mejunje de tipos y paisajes persas como para presentar unitariamente a su país, y lo logra. Sin embargo, veo el libro también como una descripción de esa adoración por las montañas que algunas personas sufren. Desde el principio, menciona frecuentemente la montaña del Azafrán que no está identificada y por tanto de alguna manera es símbolo de todas las montañas y aparece en casi todos los capítulos del libro. A pesar de esa desubicación, no he aguantado la tentación de darle forma y he llegado a la conclusión de que alude a los montes Binalud, entre Nishapur y Mashhad; me parece que se ajusta a las descripciones y peripecias y por otra parte toda la región es la mayor productora de azafrán del mundo. Lo bueno de este supuesto es que difícilmente vendrá Abdolah a rebatirlo.

Ya cerca del final, Ismail dice: El poeta holandés R. H. van den Hoofdakker tiene razón cuando habla de las montañas. Aunque ahora vivo en el pólder, sé que he dejado mi ser, y el de mi padre, en aquellas cumbres, del mismo modo en que lo han hecho tantos otros.

Con este libro me pasan un par de cosas que ameritarían explicación cuando menos psicológica.

  1. El estilo y tono general me recuerdan mucho a 'Platero y yo', cosa sorprendente donde las haya porque ¡no lo he leído!
  2. Estoy totalmente convencido de que título en español El reflejo de las palabras, no es una buena traducción del holandés "Spijkerschrift"; más bien creo que significa 'escritura del hablador' o quizá 'escritura parlante', esto por la autoridad que me confiere un auténtico y total desconocimiento del holandés (una consulta a un diccionario internético me dice que es la palabra holandesa para cuneiforme).

Predicción retrospectiva de terremotos

Suena prometedor. Contra todo pronóstico parece que hay una manera -llamésmola científica- de detectar con antelación un terremoto, al menos los grandes. No se había asentado todavía el desastroso tsunami de marzo en Japón cuando ya habían salido dos trabajos más o menos similares que obtienen sus datos no de sismógrafos o medidores de fallas sísmicas, ni de ladridos de perros o conducta de loros, sino del ¡comportamiento de la alta atmósfera! (vía).

El primero es de Kosuke Heki (PDF). El tipo se puso a revisar las mediciones del conteo total de electrones en la ionosfera (TEC) en los días previos y posteriores al terremoto de Japón (los datos provienen según entiendo de los mismos satélites utilizados para GPS) y encontró que hubo una variación notoria de este parámetro no lejos del epicentro. En una de las gráficas que presenta (abajo), se puede ver cómo el TEC aumenta en la región, una hora antes, 20 minutos antes y un minuto antes del terremoto.

Variaciones ionosféricas

Para corroborar la anomalía y su posible coincidencia con los terremotos Heki hizo el mismo estudio con los grandes sismos de Chile 2010; Sumatra 2004 y Hokaido 1994. En sus conclusiones dice que hay una correspondencia que depende de la magnitud; a mayor magnitud mayor anomalía en el valor de TEC, por lo que cree que al menos en terremotos de magnitud 9 (grandes de verdad) sería posible llegar a predecirlos (con poca antelación por lo visto, pero peor es nada).

Por los mismos días Dimitar Ouzunov et al. (PDF) hizo algo similar con unas variables algo distintas, pero también recogidas de mediciones atmosféricas en las que plantea algo similar. Una de las imágenes (abajo) muestra la variación diaria de la radiación de onda larga saliente sobre Japón y el resultado, sin ser tan consistente, también se acerca a la deseada predicción.

Radiación de onda larga saliente

Creo que el trabajo de Heki es más preciso, tanto que quizá sea insuficiente para llegar a salvar vidas, en cualquier caso, es un gran paso para lograr prepararse contra los (grandes) terremotos. Según parece, no hay sin embargo suficiente detección para los menores que causan quizá tanto daño pero más repartido. Habrá que tomar algo más en serio las "luces en el cielo" durante los terremotos.

Ruedas y cometas en el desierto

Desierto árabe

Azraq (azul) viene siendo -si los mapas no engañan- el borde norte del desierto árabe, un lugar que aún visto desde altura satelital se manifiesta como inhóspito. Pero ya los nabateos lo habitaban, y los romanos ¡cómo no! construyeron una fortaleza sobre la cual se desarrolló el castillo de Azraq que es ahora sitio turístico de primer orden en Jordania.

¿Cómo puede ser? La explicación no es ni tan complicada, había un humedal con agua constante que ahora está protegido pero que se secó en los años noventa a causa de la sobreexplotación de los acuíferos para llevar agua a Amán con la consiguiente desaparición de búfalos y multitud de aves que utilizaban el sitio.

De allí y hacia el sur el desierto está mayormente deshabitado (desierto ¿no?) y cuesta creer que alguna vez haya habido alguna población, pero desde que están disponibles las fotos satelitales sin costo (como en GoogleEarth) los arqueólogos prefieren buscar vestigios de otras épocas en el computador antes que andar pasando trabajo en ese arenal, y es lo que ha hecho David L. Kennedy gracias a lo cual dice que ha hecho unos descubrimientos consistentes en estructuras con formas como de ruedas, cometas y "cerraduras" y en una cantidad tan grande que resulta casi increíble. Hay miles de lugares como el que se ve en la imagen:

Las ruedas dichosas

En el terreno, Abdullah Al-Saeed (un neurólogo) mantiene un Equipo del Desierto que hace expediciones para confirmar lo que se ve en las fotografías satelitales; parece que no se dan abasto para registrar la ingente cantidad de sitios inexplorados e inexplicados, en la imagen, uno de los "ojos de cerradura" fotografiado por Al-Saeed.

Una de las estructuras

Además, un grupo denominado APAAME hace y compila antiguas fotos aéreas de Jordania, con miles de fotografías acumuladas. Lo que no está nada claro es la función que podrían tener estas estructuras de las que quedan como se puede ver apenas vestigios difícilmente discernibles en el terreno. Hay opiniones variadas: las "ruedas" podrían ser fundaciones de viviendas; los cometas y los ojos de cerradura quizá eran un dispositivo de caza (atraían las presas hacia el fondo sin salida), yo arriesgaría la idea de revisar si no están relacionadas con el almacenamiento de agua; en cualquier caso, no se conoce su propósito.

Va a faltar gente para explorar tanto sitio de probable interés arqueológico en una zona tan amplia y tan poco grata. Quizá el desierto no lo era tanto.

Ocho

Ocho años

Relacionado:
Mapas del sitio - Destacado - Últimas movidas
7 - 6 - 5 - 4 - 3 - 2

Planicie de jarras

Entre los gigantes que habitaban la provincia de Xieng Khouang en Laos hubo un rey llamado Khun Cheung quien tras larga guerra contra sus enemigos quiso tener una gran celebración, para complacer a sus congéneres fabricó montones de grandes jarras para beber el vino de arroz lao lao.

Pero hay quien piensa que las tales jarras, extendidas por toda la región en más de noventa sitios, no son más que recipientes para conservar el agua del monzón durante los tiempos secos; los mercaderes hervían el agua, acampaban y colocaban dentro pequeños abalorios como ofrenda y ruego de permanencia de tal sistema.

Más bien aguafiestas, los arqueólogos atribuyen la elaboración de estas populares "jarras" a la cultura local, que las utlizaba como urnas, quizá temporales, de ciertos caciques (si se puede usar esa palabra tan lejos). El caso es que estas vasijas de piedra, probablemente talladas con instrumentos de hierro parece haber sido realizadas entre 500 a.C y 400 d.C. y están asociadas con restos funerarios enterrados en las cercanías. Es probable que tuviesen tapas de otro material, algunos discos de piedra encontrados en los alrededores señalan también tumbas, pero no parecen ser las tapas perdidas. Fueron exploradas "científicamente" por Madeleine Colani en los años treinta del siglo pasado, que las relacionó con el antiguo mercado de la sal. Inspecciones más recientes sugieren -de acuerdo con tradiciones funerarias de la realeza (Thai, Camboya)- que eran tumbas temporales, incluso quizá reciclables, donde el cadáver era colocado en una urna al principio de su tránsito al mundo espiritual y luego cremado y enterrado en una tumba. La imagen (gimp-retocada) es de mkelpie, un australiano que nos hizo el favor de ir hasta el lugar; haciendo clic en ella se pueden ver unas cuantas más.

Jarras laosianas

Toda la zona es un sitio turístico de creciente importancia; aspiran a colocarla en la lista de Patrimonio de la Humanidad pero tiene un problema grave que deriva de las guerras de los años sesenta, bombas, minas y resíduos peligrosos están por todas partes. Para limpiar de peligro y posibilitar el mejor acceso, UNESCO tiene desde hace diez años un Plan para salvaguardar la Planicie de Jarras que está bastante avanzado.

He leído comentarios que mencionan daños recientes en las jarras, causados por la avalancha turista que ya llega hasta allí, y según, son mayores que los causados por bombardeos y otras peripecias históricas. Líbrennos los antiguos dioses de esa marabunta...

Visualizar redes: civilizaciones

Este artículo de Kalev H. Leetaru en First Monday (vía Discovery y WK) trata de una manera de predecir hechos humanos a gran escala tomando como entrada el "tono" de las notas de prensa, cosa que obtiene de la aplicación de unos programas de minería de datos que dan connotación positiva o negativa a algunas palabras en los millones de artículos de ciertos medios.

Un poco lanzado el asunto pero Leetaru presenta unos resultados como la probable ubicación de Bin Laden -a posteriori-; sin embargo lo que más atrajo mi (escasa) atención fue la pretensión de extraer de esos inmensos bancos de contenido mediático las civilizaciones del mundo. La cosa es así: el programa busca nombres de ciudades en cada artículo, cada nombre se convierte en un nodo; se utilizan los artículos que tienen más de un nombre de ciudad, cada par de nombres se convierte en una línea. Posteriormente, se aglutinan todos los pares que pertenecen a un mismo país, y el resultado es algo así:

Red

Las agrupaciones ("civilizaciones") dependen por supuesto de la fuente de los datos. El autor dice haber utilizado dos: los archivos históricos del New York Times desde 1945-2005 y el Summary of World Broadcasts de la BBC de 1979 a 2010 (excluendo a USA por razones que allí se alegan); por lo tanto su representación gráfica en mapas también varía en consecuencia. De los dos presentados me pareció más "independiente" el de SWB aunque tiene muchos bemoles:

Según SWB

  • Hay una región franco-luso-africana, que no luce para nada "civilización"; sino más bien restos del coloniaje
  • Hispanoamérica incluye USa (¿no será más bien que el imperio es más dominante en los países hispanos?)
  • Medio Oriente, Canadá, Suecia, Marruecos, UK comparten muchas menciones según se ve en azul oscuro
  • China, sureste de Asia y Australia, resultado supongo de la cercanía relativa
  • El montón de diversidad de la India aparece como una sola unidad

A pesar de las limitaciones antedichas supongo que habrá manera de perfeccionar este tipo de trabajos y con unas miles de variables más es posible que se acerquen a un retrato más fiel de la realidad.

Otro sitio de fotos

Ha coincidido una fiebre (que será pasajera como todas) de tratamiento fotográfico con la búsqueda un sitio para publicar imágenes que no apeste. Ya que utilizo Digikam para organizar las fotografías, intenté todas las opciones de exportación que trae de fábrica, que son muchas y conseguí a 23, un servicio que aunque limita el número de archivos que se pueden "subir", es un límite muy tolerable; por otro lado tiene varias opciones de descargar y compartir las imágenes bastante pasables.

Así que me puse a tratar/envenenar/procesar/arreglar/destruir un grupo de fotos y ya están disponibles allí (clic en la imagen).

Galería de dibufotos

También hay la posibilidad de ver una presentación automática, que con algo de suerte quizá funcione aquí:

El tratamiento de esta serie es similar; las herramientas principales son Digikam, GIMP y GMIC. Sobre una foto base, aplicación de filtros de GMIC en varias capas, y arreglo de contraste y saturación (cuando me acuerdo).

Visualizar redes: personas

Hace tiempo que buscaba un programa para ver las redes internéticas esas que uno va formando sin darse cuenta. Ví Gephi y gracias a una aplicación de Facebook llamada Netvizz que permite exportar la red de "amigos" pude visualizarla como se aprecia aquí:

Amigos y amigos

Es más o menos evidente que hay tres grandes áreas de usuarios relacionados conmigo por medio de Facebook, aparte de eso y no mostrados hay unos 10 o 20 que no están conectados con ningún otro. No es mayor cosa pero cuando uno conoce la conformación de cada sector del gráfico entiende algunas cosas.

Quería continuar la fiebre visualizadora con Twitter, pero la limitación que tiene para consultas por hora me ha impedido hacerlo. Así que cambiando de tercio y utilizando SocNetV, que tiene una opción webcrawler revisé las relaciones entre las notas de este blog, que aparece acá:

Nodos y posts

Nada nuevo aquí, es más o menos evidente que hay pocos enlaces entre las notas (según la política de mínimo endogenismo), y que casi todas enlazan a la página de mapas del sitio.

Páginas

Suscribirse a RSS - blogs