Proto-inglés

La historia comunmente aceptada cuenta que el idioma inglés se originó cuando alrededor del siglo IV los anglos, jutes y sajones invadieron las islas británicas e impusieron su lenguaje sobre el existente, que sería británico (o britónico) con algo de latín. Pero en esta publicación Michael Goormachtigh plantea una idea algo diferente. Dice que el idioma que luego sería llamado inglés ya existía cuando llegaron los anglos y demás, lo denomina proto-inglés, que es como decir más antiguo que el inglés antiguo.

Goormachtigh da un montón de argumentos, aunque lingüísticos propiamente dichos no ví. No obstante, los planteamientos son atrayentes, mayormente basados en relecturas críticas de la historia conocida. No hay textos en idioma inglés antes del siglo VIII o algo así; ni tampoco celtas o britanos; así que lo único escrito contemporáneamente es latín o griego.

El núcleo de la idea es -según la entiendo- que ya cuando César llegó a medio conquistar la Gran Bretaña, existían dos lenguajes bien diferenciados, el proto-galés y el proto-inglés. La frontera entre ambos estaría situada grosso modo en los montes Peninos que atraviesan el centro de Inglaterra en sentido norte-sur y que no son precisamente un obstáculo insalvable, ya que no pasan de 800 metros y sus pendientes son suaves. El mapa a continuación lo muestra con colores que llamaron mi atención por el parecido con los que acostumbrábamos a utilizar en la escuela.

División

Pero Goormachtigh (cuyo nombre tendrá quién sabe qué pronunciación) no se conforma con eso; llega a afirmar que la división lingüística viene de hace 10000 años; y para justificar esto utiliza tanto los argumentos geológicos de las eras glaciales, como los genéticos, principalmente de Oppenheimer, según los cuales la parte occidental de las islas británicas estaría poblada por gentes procedientes de Iberia cuyo idioma original estaría emparentado con el vasco y que luego pasarían a hablar los antecedentes de los idiomas célticos que todavía existen allí (irlandés, galés, escocés).

Por otro lado (literalmente) la parte oriental de la actual Inglaterra ya habría sido poblada por pueblos germánicos, mayormente de Frisia y éste es uno de los mejores argumentos, porque según cuentan no hay nada más parecido al inglés que el lenguaje que hablan en esa zona al norte de Holanda y Alemania. Los que llegaron en los siglos IV al VII, no habrían dejado mayor huella en el lenguaje, ya que se trataría de élites mercenarias contratadas de las regiones de Jutland, Anglia y Sajonia para reforzar el poder local de los señores feudales que ya eran vendepatrias en aquella remota época.

De paso, Goormachtigh dice que el francés no deriva del (o fue influído por el) idioma de los francos ni de los galos, sino que es consecuencia de la expansión del occitano (del sur de la actual Francia) que está muy relacionado con el latín. Dicho de otra manera, los idiomas que ahora se denominan célticos estaría muy limitados en su distribución ya en la época de César. Lo que lleva a otro supuesto que Goormachtigh utiliza frecuentemente: que los idiomas cambian muy lentamente y para que haya un cambio de lengua deben pasar entre 800 y 1000 años y eso si se hace de forma compulsiva. Y da ejemplos convincentes de esto, como el del náhuatl en México, que no sólo no ha desaparecido sino que sigue vivo y bien. O del galés, del cual comenta que a pesar de su cercanía ha dado menos palabras al inglés que los lenguajes australianos en la época colonial, otra forma de expresar la antigua división lingüística entre el este y el oeste de la isla.

Creo que el texto más antiguo en inglés es el Beowulf, Goormachtigh dice que está escrito en una variante local y nórdica (como el tema del libro, danés y sueco) que no sería inteligible por los hablantes de lo que luego sería el inglés. En suma, este sitio contiene una variedad de ideas que pueden interesar a quienes quieren saber cómo cambian las cosas.

Comentarios

Goormachtigh : (en concordancia con la gramática en Español) GóR-maj-tij
Muchos gracias.

Gracias a tí por la aclaración... Siempre es confuso el asunto de la pronunciación inglesa.

Hola, no creo en la teoría de que el vasco haya sido la lengua indigena de Europa, más bien creo que es una lengua proveniente del Cáucaso. Soy seguidor de la Teoría de la Continuidad que rechaza la existencia de invasiones indoeuropeas. No creo tampoco que la zona del proto-inglés o ¨germano-britónico¨ haya sido tan extensa, pero la teoría es muy aceptable, tomando en cuenta que la zona oriental de Inglaterra fue ocupada por la cultura nórdica de Maglemose, que se extiende por Dinamarca y otras zonas de Escandinavia, además, la Cultura de los Túmuos Daneses que es inglesa, muestra esqueletos de tipoología nórdica y una cultura material diferenciada de la cultura megalítica-occidental o Bell beaker que es la ancestra de la cultura céltica. Me parece que celtas y germanos vienen de hace mucho y que han evolucionado desde épocas remotas. me aprecemiy buena teoría, sin contar el antecedente de la toponímia británica-oriental o ¨anglica¨, con abundancia de nombres cardinales (que indican ¨ciudad del norte, del sur etc y con el uso del elemento -wick que deriva del latín vicus ¨pueblo¨) tan típica de los germanos, y con una rara distorsión de los nombres de ríos y lugares célticos que sugieren la existencia de una ¨masa celtizada¨ de pueblos proto-germánicos.

Sin duda que las ideas planteadas por Goormachtigh son debatibles y al mismo tiempo atrayentes. Pensar que los idiomas germánicos y celtas (y esto se extrapolaría a los latinos y eslavos) ya se hablaban en tiempos tan antiguos en las mismas zonas donde han perdurado es algo que rompe el esquema que ha venido siendo tradicional.

Es grato saber que hay otras personas con interés sobre este asunto, que no por viejo deja de ser oportuno. Muchas gracias por compartir tu opinión!

Hay varios autores especializados en distintas ramas indoeuropeas que sostienen que los pueblos europeos (eslavos, celtas, germanos, bálticos, proto-balcánicos, griegos, etc) tienen una historia mucho más vasta y antigua de lo que se creía. por ejemplo, no hay ningún rastro de invasión hacia el Atlántico y el Occidente por parte de ninguna cultura arqueológica; al contrario, se ha probado que ha sido el Atlántico (incluyendo Irlanda, Britania, Escocia, España y Bretaña) el que hja invadido a Europa; las culturas centro-europeas del ¨ala occidental¨ (Francia, uastria, Suiza, Sur de Alemania por ejemplo son colonizaciones de la cultura Bell-Beaker, que es la cultura atlántica megalítica. Si los pre-celtas fueron invadidos por indoeuropeos, no hay prueba alguna; lo que si hay prueba, es que los celtas y sus antepasados SI invadieron en forma pacífica el Centro de Europa. El horizonte invasivo arqueológico es al revés de las teorías indoeuropeistas clásicas. Por otro lado los germanos tienen un marcados genético I que no es de origen europeo, mientras que los celtas son R1B, los vascos además de tener gen r1B tienen un linaje F, linaje que ahora se ha sabido, se originó en el Cáucaso; esto apoya la posibilidad de que el euskera haya sido una lengua traída a Europa por colonizadores agrícolas que es una posibilidad que aventuraron hace décadas varios lingüistas. Esto apoyaría que los pueblos indoeuropeos eran pueblos que estaban asentados en Europa desde el periodo paleolítico. Lo otro, es el hecho de que Mario Alinei y otros autores tanto rusos como turcos y fineses, han estudiado el léxico ecuestre (de caballos) de la cultura kurgánica a la cual se le suponía ¨la primera cultura indoeuropea¨, y han revelado que esta era una cultura de tipo túrcico, relacionados con la cultura altaica, no una cultura indoeuropea. Esto apoyaría una idea completamente diferente a la clásica; que los indoeuropeos son de origen paleolítico. Si esto es así, se explicarían demasiados misterios de las culturas indoeuropeas que no concuerdan con la supuesta ¨cronología recentista¨ (o sea, que los indoeuropeos y otros pueblos son ¨recientes¨ en Europa).
Un saludo, me encantó su página.

Estoy de acuerdo con sus observaciones, aunque sobre el vasco no me pronuncio, hay demasiadas ideas al respecto (entre ellas, la de que forma parte de la familia Na-Dene-Caucásica, que incluye algunos lenguajes indígenas americanos!). A mi modo de ver lo más interesante es la nueva velocidad de cambio que tendrían las lenguas, y sus implicaciones.

En cualquier caso lo de los kurgans indoeuropeos ya no está bien visto :-)

Mario Alinei también asocia el etrusco con el húngaro, cosa para estudiar.

Gracias de nuevo, esperamos su regreso!

Bueno, la teoría del proto-inglés no la encuentro mala, de principio no. Pero como todo personaje de ideología inglesa; tiende a tratar de negar lo céltico asumiendo que los celtas fueron celtizados por otros.
En lor eferente a mi comentario sobre vascos, se unen la genética diferenciada (presencia del clan-F en los vascos y aquitanos), su caracter de pueblo mixto con importante aporte genetico y cultural céltico), y la existencia de una cultura no-indoeuropea como la vasca y la ibera. Ambas culturas, cocinciden con el horizonte arqueológico de la Cultura de los Campos de Urnas en su vertiente austral. Si hubiesen habido invasiones indoeuropeas que celtizaron Europa, entonces la zona indoeuropea debería ser la zona ocupada por los campos de urnas sur; y en vez de eso, la continuidad es ¨campos de urnas->iberos, y en el caso de Aquitania, una cultura derivada de la cultura de los campos de urnas aunque levemente distinta; que justamente desemboca en la cultura vasca.
En el caso del húngaro y el etrusco; hay nexos muy interesantes; no solo lingüísticos, sino que genéticos; la vinculación arqueológica se da entre Hungría y Etruria en tiempos remotos. Por otro lado, llama la atención que se hayan hecho estudios entre turcos actuales y etruscos, con eso se intentó sanjar la cuestión diciendo que Mario ALinei se equivocaba ya que los etruscos se relacionaban con anatolios; el problema, es que los estudios genéticos se basaban en estiudios hechos a toscanos y a turcos actuales; y todos sabemos que los turcos están geneticamente emparentados con los magiares; o sea, no se negó nada; la comparación efectiva habría sido mejor si se hubiese hecho entre anatolios de la antiguedad (por esqueletos de anatolios pre-turcos) y entre esqueletos de etruscos y entre toscanos actuales. Ahí se habnría podido saber más. Pero como ya dije, los turcos y magiares son parientes, y los magiares son el aporte genético de Hungría.

En el caso de Inglaterra, Britania presenta una cosa curiosa;
1) una diferencia entre el megalitismo occidental de la isla, y el oriental,
2) el megalitismo oriental de la Britania, esta influenciado por la cultura nórdica de Maglemose, mientras que el megalitismo occidental es netamente Bell Beaker.
3) se han encontrado esqueletos nórdicos en la parte Etse de bastante antoguedad, y hay esqueletos de fenotipos no nórdicos (de tipos célticos) en el Oeste.
4) la presencia y abundancia de los toponimos en -Wick, en la Anglia (Britania Oriental) es rara, sugiere que los ¨ proto-ingleses¨ entraron en contacto con la cultura romana en una época temprana, y esta toponímia no existe en la parte occidental de la Isla y es exclusivamente del centro más anglosajón de Inglaterra.
5) es históricamente sabido en la arqueología; que los germanos tuvieron un auge en el neolítico, pero en la Edad del Hierro retrocedieron y fueron dominados por castas célticas, eso explica lo de los belgae y de la Bélgica, muy posiblemente dominados por castas celtas. Y esto podría explicar porque la cultura germana de Britania antecesora del inglés, fue ¨eclipsada¨ por sus dominadores célticos vecinos.
6) La Cultura del Túmulo Danés (o Cultura de los Túmulos Daneses) en Britania diferencia la zona oriental de la occidental en la isla.
7) el inglés tiene un léxico neolítico propio y no compartido por ninguna cultura germánica.
8) el inglés presenta varias palabras escíticas (indo-iranias de las estepas), eso, porque debieron entrar en contacto con elites militares sármatas que entraron en Britania; si los ingleses llegaron posterior al siglo de las invasiones esas palabras y ese léxico britónico debió de haber desaparecido y no haber entrado en contacto con el ánglico ni con el sajón antes de fusionarse en el anglo-sajón.
9) Tácito decía que algunos pictos eran de tipo germano; arqueológicamente sabemos que los celtas de raza eran distintos de los germanos, y sabemos, que hibieron gentes nórdicas que se establecieron incluso en Escocia oriental.

10) hay un pueblo en Escocia que se llamaba DICALYDONES, que se segmenta de esta forma; *di-calidones, el elemento *di- significa ¨fuera, externo¨, el elemento calidones es un plural de *calidon, un neutro egnérico en céltico; literalmente significa ¨los que son extranjeros-en Caledonia¨, o sea; en Escocia; pues parte de Escocia era llamada Caledonia, ¨tierras de los Caledones¨ o *Caledii (en plural céltico), *caledo- deriva del céltico *calet-o- ¨duro, fuerte¨, literalmente significa ¨los extranjeros de Calidonia¨ ¿de donde venían los dicalidones a diferencia de los nativos caledones de cultura céltica?; posiblemente de la Germania Septentrional. El elemento -on-, -ones en plural, designa a pueblos, etnias, etc, y abunda muchos en los nombres de pueblos célticos y germanos y hasta bálticos.

8) Lo otro, es el hecho de que los anglosajones tienen un aporte céltico muy antiguo (en investigaciones de Bryan Sykes), que parece indicar que estos pueblos tienen vecindad inmediata desde mucho antes.

9) Las fuentes romanas hablan de dos idiomas diferentes en la Isla. Igual que Cesar nos habla de que belgae, celtae y aquitani hablaban tres lenguas muy distintas entre si.

Si hubiesen sido los dialectos célticos, esto sería erróneo, ya que el britónico céltico se diferenciaba en muchos dialectos distintos. No dos, sino que se basaba en las divisiones tribales celtas de la Isla.
Si hubiesen sido la lengua britano-celta por un lado, y la germana por el otro, esto calzaría pefectamente.

La palabra Galia, es una palabra tanto griega como latina (galatoi), que proviene del indoeuropeo *whel-e-, que significa ¨extranjero, lejos, lejano¨ (proto-griego: *whele- >griego: *tele-), eso explica que los celtas hayan sido llamados con el nombre de ¨galos¨, es decir; gente de Galia, y Galia significa ¨el confín de la tierra, la lejanía¨, porque se creía que en el Occidente se acababa el mundo. De allí que la Tierra de los muertos de la saga de Hércules y Gerión estaba situada en Iberia, porque se la consideraba una tierra cercana al Otro Mundo, al Mundo de los Muertos y de los Dioses.
La poalabra se emparenta con el proto-báltico *galas ¨fin, confín, límite¨ y con el nombre de país Galindia, que significa ¨tierra del Confín, tierra del fin del mundo¨, de allí el antropónimo (nombre de persona) lituano, antiguo prusiano, baltogudio (bielorruso pre-eslavo) Galindo, ¨persona de Galindia¨, y el derivado Galindiz, Galindez, apellido báltico que significaba ¨hijo de Galindo¨, o sea; hijo de un habitante de Galindia¨, ya que en antiguo báltico la terminación -z del ablativo designaba ¨hijo de¨similar al castellano, por ejemplo en Mendiz, derivado de Mendigaudez ¨jefe gaude¨, gaude es un derivadi de *gudo, nombre étnico de los bálticos arcaicos, que actualmente han optado por llamarse lituanos, letones, antiguos prusianos o *boruskai *prusiskai, etc (los prusianos ya se extinguieron lingüísticamente al ser alemanizados pro las invasiones germanas desde el siglo XIII).

Iulius Caesar decía que la Galia; o sea; ¨la tierra del confín del mundo¨ estaba dividida en aquitanos (proto-euskerico-parlantes), belgas o belgae (muy probablemente germanos) y celtae (en griego keltoi), y dice que ¨en su lengua ellos se llaman celtae y en la nuestra se llaman galli¨, con esto da a entender que los únicos galos-galos con mayonesa incluída eran los keltoi (los más ¨galos¨de todos), y que los belgae y los aquitanos no eran tan galos como los keltoi; o sea, los que estaban más en los confines, más al oeste, y que por ende eran más extranjeros y lejanos, eran los keltoi.

Cesar nos habla de que belgae, celtae y aquitani hablaban tres lenguas muy distintas entre si. Hoy sabemos que la lengua de los belgae posiblemente fue germana, belgae podría ser un nombre céltico distorsionado por la presencia de ondas lingüísticas germanas; parece venir de una raíz que significa rayo, relampago en lengua celta primitiva. Otra posibilidad, es que se trate de un vocablo germano celtizado, distorsionado por la interpretación céltica.

Entonces esto probaría una expansión céltica con origen occidental hacia el este y hacia centro-europa; es lo mismo que aparece en la arqueología, pues antes del año 1000 antes de C., el horizonte arqueológico Bell Beaker del Atlántico había colonizado Centroeuropa, partes de Alemania, casi toda Suiza, toda Francia, etc, hasta la zona checa y eslovaca. Básicamente toda esa zona es zona de colonización de la cultura atlántica Bell Beaker. No sería extraño que los antepasados de los latinos, antes de Roma, llamasen a esa gente como *whalloi en su proto-dialecto indoeuropeo local, luego *galloi, luego galli en latín muy posterior.

Al final; los germanos de Britania oriental; los britanos descendientes de la cultura de Maglemose, relacionados con proto-frisios y con escandinavos occidentales que se mezclaron con los Bell beaker que colonizaron Escandinavia Occidental (razón de la existencia de elementos artísticos célticos en la culturas escandinavas occidentales) fueron eclipsados por sus vecinos; los más occidentales de todos; los keltoi. Muy posiblemente por considerarlos que estaban más lejos de ellos, y por considerar que estos *pritaanii o celto-británicos los dominaban (dominaban Britania oriental) los llamaron ¨extranjeros¨, por esta razón en antiguo inglés a los galeses los llamaron *welisc.
En resumen, aunque trata de negar lo céltico asumiendo que son proto-vascos adiestrados por indoeuropeos; la teoría del proto-inglés calza con la arqueología. Igual que la teoría de la continuidad. Hay que pulir matices.