Mapas o vistas del sitio

Aquí se muestran diversas maneras de acceder al contenido publicado; en primer lugar en sentido cronológico, luego por categorías principales y finalmente por secuencias temáticas (aún muy incipiente). Hacer clic en cualquiera de los enlaces lleva a una lista de notas que corresponden sea con la fecha, la categoría o el tema respectivo.

Mejor tarde que nunca

Desde hace muchos años tengo unos pequeños libritos de partituras editados por 'Southern Music Española', cada uno de los cuales trae cien canciones populares para la época de su edición. Uno -aunque no haya vivido entonces- ha escuchado casi todas estas melodías, sabiéndolo o sin saberlo; así que alguna vez me he puesto a d-e-l-e-t-r-e-a-r los pentagramas (que es toda mi capacidad de "leer" música) y he reconstruido alguna que otra melodía. Pero uno de estos libritos, el titulado '100 éxitos internacionales' sobrepasa toda la memoria auditiva que tengo; de los cien éxitos, apenas si reconozco veinte, y eso a duras penas.

Y aquí fue cuando me llegó la gran idea: buscar las canciones originales. Todas las piezas datan de entre 1940 y 1965, no esperará Ud. que vaya a buscar los discos, no. Lo que estoy haciendo es buscar en las redes de pares de Internet, donde afortunadamente hay alguno que otro aficionado que tiene esas viejas canciones y la pone a disposición de sus colegas. Ya se sabe que conseguir un éxito reciente, particularmente si es horrible y ruidoso, es fácil; todos los adolescentes que navegan por Internet lo saben. A medida que la pieza buscada es más vieja y menos ruidosa es más difícil de encontrar.

Pero la tarea es gratificante. Así he conseguido canciones que solamente conocía en "mi" versión mal leída, y he podido comprobar exactamente eso. Luego están las que nunca había escuchado: 'Sukiyaki', 'Maruzella', '12th. Street Rag', 'Skokiaan', etc. Después las que todos hemos escuchado, como 'Marina', cuyo autor y cantor original fue Rocco Granata (porque originalmente es italiana la canción, por si no lo sabías). Y finalmente, las sorpresas, como por ejemplo, que Udo Jürgens ya en 1965 tenía este éxito "Sag'ihr ich lass sie Grüssen" (y también 'Merci Cherie'); que no es lo mismo haber oído hablar de Amalia Rodrigues que escucharla; que Claudio Villa se merece la fama que tuvo; etc.

Una idea para Sheldrake

Rupert Sheldrake -biólogo "alternativo"- se ha hecho medianamente popular por dedicarse a investigar temas como la telepatía, comunicación entre especies, una supuesta 'mente extendida' y la "sensación de ser mirados". En su sitio de Internet propone unos experimentos para ser realizados 'en casa', uno de ellos sobre la aparente percepción previa que algunas personas suelen tener acerca de quién está llamando por teléfono. Ahora también ha colocado uno similar para la 'anticipación de remitente' en correo electrónico. Recientemente, unos investigadores de la Universidad de Freiburg le conceden algo de razón en el asunto de "ser mirado", que ellos llaman "intencionalidad distante', aunque sólo dicen que "hay indicios de un efecto".

Pues bien, creo que le sería mucho más fácil demostrar la teletransmisión del bostezo. Mi propia experiencia, así como la de muchos colegas y amigos, es que esto no necesita experimentos, pero evidentemente, no bastan las impresiones para convencer a otros. Esperaremos las investigaciones.

Interpretación jeroglífica

Ultimamente han publicado un par de notas (en The Guardian, Islamweb) sobre el aparente hallazgo del erudito egipcio Okasha El Daly, quien pregona que hace unos mil años otros eruditos árabes ya había descubierto la clave para descrifrar los antiguos jeroglíficos egipcios (lamentablemente, no hacen ninguna referencia a fuentes publicadas, sino solamente a declaraciones en entrevistas).

Aún así no creo que esto le quite el mérito a Champollion. Yo, como cualquiera que haya leído "Dioses, tumbas y sabios" (Götter, Gräber und Gelehrte) de C.W. Ceram, tengo en la más alta estima a Champollion. El esfuerzo que hizo -aunque parece que a él le costaba poco- fue impresionante. Una vez que percibió que los jeroglifos eran fonéticos, gracias -según Ceram- a los marcos de los nombres de los faraones en la piedra de Rosetta, "sólo" necesitó hacer un diccionario copto (lenguaje emparentado con el egipcio antiguo) para hacer un desciframiento completo de esa forma de escritura, cuyo conocimiento se había perdido. Mientras tanto, para distraerse aprendía chino. En fin.

Dice el Dr. El Daly que esa clave fonética fue descubierta por Ahmad bin Abu Bakr ibn Wahshiyah, un polígrafo que vivió en Iraq entre los siglos X y XI, en una obra dedicada a entender los "símbolos de las plumas" (de escribir, se entiende). Siempre según El Daly, ibn Wahshiyah y otros estudiosos árabes de la época habrían descifrado el valor fonético de al menos 10 signos jeroglíficos, con lo cual se adelatarían a Champollion por 800 años. El Daly quiere mostrar a la comunidad internacional que la conquista árabe no menospreció la antigua cultura egipcia (idólatra como pocas, Alá los perdone), al menos en sus primeros tiempos.