Mapas o vistas del sitio

Aquí se muestran diversas maneras de acceder al contenido publicado; en primer lugar en sentido cronológico, luego por categorías principales y finalmente por secuencias temáticas (aún muy incipiente). Hacer clic en cualquiera de los enlaces lleva a una lista de notas que corresponden sea con la fecha, la categoría o el tema respectivo.

Mente perdida necesita mapa

He estado utilizando últimamente un programa para realizar esa cosa llamada mapas mentales: 'vym', (acrónimo de 'view your mind' aunque el autor es alemán) y la verdad es que es útil.

Se encuentra en la versión 1.5 y es muy simple. Creo que de esa aparente simpleza le viene el poder, ya que uno puede hacer esquemas muy fácilmente y lo que son limitaciones, como p.e. que no hay posibilidad de cambio de letras, se convierten en ventajas. Permite también exportar los esquemas a formato XML y XHTML, con lo cual está prácticamente completo. Hay, por supuesto, alternativas (Freemind) pero vym tiene algo que facilita las cosas. Estoy esperando la próxima versión...

Aficionados

Con ocasión del noveno Congreso Internacional de Egiptologistas, realizado en septiembre en Grenoble, tuvieron ocasión de enfrentarse Zahi Hawass (secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades Egipcias) y dos arquitectos franceses, Gilles Dormion y Jean-Yves Verd'hurt, quienes vienen estudiando -según dicen- la Gran Pirámide desde hace diecisiete años. El asunto se centra en que estos últimos piden permiso para colocar una pequeña sonda en el piso de la cámara de la reina para constatar la aparente presencia de un pasaje que ellos suponen existe allí basándose en un nicho en la cámara 'de la reina' y en un sondeo con georadar que tuvieron oportunidad de hacer en el año 2000, cosa que Hawass no autoriza.

Desde que Hawass asumió el cargo ha puesto muchas limitaciones a las excavaciones por gente no avalada institucionalmente. Y sus razones debe tener; y así, los acusa de 'aficionados' o amateurs. Sin embargo Dormion y Verd'hurt ya descubrieron dos cámaras 'de descarga' en la pirámide de Meidum y su enfoque más bien 'estructural' no ha sido aplicado por egiptologistas o al menos, éstos no han propuesto la existencia de otras cámaras con tanta precisión (de todo esto me entero en un buen reportaje del sitio de 'Science Actualités') y también acaban de publicar un libro al respecto.

En los tiempos que corren es difícil establecer quién es más efectivo: un profesional o un aficionado. Si utilizamos la visión 'ministerial' es evidente que quien posee los títulos y los cargos será el indicado. Pero cuando uno conoce tantos profesionales sin afición, la frontera no es tan nítida.

Espectacular

La carrera por la fotografía más grande continúa... Ahora es TNO (instituto de investigación holandés) que ha realizado una composición de 600 fotografías (de 6 megapixels cada una) en una sola que alcanza los 2,5 gigapixels y un tamaño de archivo de 7,5 Gigabytes. Utilizaron un mecanismo motorizado para hacer las 600 tomas en algo más de una hora. La cámara tenía un lente equivalente a uno de 600 mm. Debido al tamaño de la imagen final debieron utilizar un formato propio, ya que p.e. el TIF sólo alcanza los 4 GB.

Ahora ya Delft no será conocida solamente por el famoso perfil que hizo Vermeer (al menos, yo sólo la conozco de esa referencia), sino por esta espectacular imagen, de la cual presento cuatro pequeñísimas muestras reducidas, contrastadas y con enfoque algo exagerado para tener una ideade su magnitud y calidad. En el panorama general puede verse que no se ve :-) la catedral, pero al aumentar la resolución se llega a saber hasta la hora en que tomaron las fotos (esto suponiendo que en Holanda los relojes de las iglesias sí funcionan, porque nuestra experiencia cercana contradice claramente esta suposición).

Delft

Me enteré ayer

Seguramente habrá mucha gente que ha escuchado y quién sabe si hasta bailado Amore baciami, de Carlo Alberto Rossi con letra (más bien boba) de G. Testoni. Esta canción parece que fue popularísima en 1947; le dió algo más de un millón de liras de aquel tiempo a su autor. Pero yo no la había visto sino en papel y en mi propia versión (muy "personal", hay que decirlo). Pues gracias a los tiempos que corren ahora ¡al fin! he escuchado la interpretación en la voz de Achille Togliani a quien tampoco conozco ni había oído nunca. Después he conseguido la pieza original cantada por Linda Martorano, que tiene una de esas largas introducciones que se acostumbraban en aquellos años. También Ornella Vanoni hizo una actualización algo más "moderna".

Esta canción tiene como cosa interesante que su melodía pasa por todas las notas de la escala excepto una; algo así como 'Samba de uma nota so' pero al revés (es un decir...).

Friedrich Gerstäcker

Acabo de releer el libro de viaje de Garstäcker "Viaje por Venezuela en el año 1868", fragmento de un libro mayor en el que narra sus travesías por América. Viajó, aparentemente por motivos turísticos exclusivamente, desde La Guaira hasta San Fernando de Apure y de allí por el río hasta Ciudad Bolívar y posteriormente llegó hasta las minas de oro de El Callao.

Es un escritor entretenido, y aunque hace muchas observaciones superficiales, debido principalmente a que iba de paso por todos los lugares, tiene agudeza y sabe convertir pequeñas situaciones en motivo de cuento y amena narración. Sufre -como la mayoría de los europeos en aquella época, me parece- de cierto prejuicio anticriollo, pero es bastante objetivo, si esto se puede decir. Entre muchas observaciones cuenta ésta en la que se refiere al modo de utilizar las hojas de la palma de carata en un sitio denominado 'Caratal', cercano a El Callao y asiento de explotaciones de oro:

Caratal significa precisamente bosque de caratas, pero ni uno de estos útiles árboles ha quedado en pie, puesto que el venezolano (como el ecuatoriano con el caucho) sencillamente lo tala cuando quiere utilizar las hojas. De ese modo tiene menos trabajo que si tuvieran que encaramarse y cortar las hojas. Que entonces el árbol mismo se pierde y que en los años venideros ya no dará cosecha ¡qué le importa! ¡Quién sabe si estará vivo el año entrante y por la descendencia nadie sube a una palmera!

También hace múltiples observaciones (mayormente despectivas) acerca de los ejércitos -amarillos y azules- que se peleaban en aquel tiempo. Pone a Falcón, entonces presidente de Venezuela, como un depredador del dinero público; sin embargo habla muy bien de Juan Bautista Dalla Costa quien era presidente de Guayana (y lo fue en tres ocasiones). Eso sí, conseguía alemanes en todos los lugares a donde iba (en cada pueblo hay un sombrerero alemán, dice), quienes además lo trataban muy bien, y sin atender a regionalismos, debido seguramente a la lejanía de la patria. Su llegada hasta Angostura se debió a la lectura de Humboldt, lo cual no tiene nada de extraño porque Humboldt ha inspirado a miles de alemanes y extranjeros desde que escribió sus relatos "equinocciales".