Mapas o vistas del sitio

Aquí se muestran diversas maneras de acceder al contenido publicado; en primer lugar en sentido cronológico, luego por categorías principales y finalmente por secuencias temáticas (aún muy incipiente). Hacer clic en cualquiera de los enlaces lleva a una lista de notas que corresponden sea con la fecha, la categoría o el tema respectivo.

Rodríguez epigramático

Se conservan sólo 26 cartas escritas por Simón Rodríguez. He leído una edición reciente no muy buena (aunque el papel era excelente) y me he convencido de que Rodríguez tenía la intención "epigramatical" en sus venas. Las cartas son un tenue reflejo de sus pensamientos y una expresión más bien fuerte de sus pesares y dificultades vivenciales, como lo dice en carta al general José Trinidad Morán:

Escríbame a Lambayeque, y si puede mándeme un socorro, porque estoy como las putas en cuaresma, con capital y sin réditos

O al obispo Pedro Antonio Torres, le dice consciente de su valor pero también de su estado:

¿Qué le parece, amigo, la suerte de un hombre, que con su pluma, su boca y su dinero ha hecho tanto por sacar a los pueblos de la miseria, y a sus Jefes de la indiferencia?

A pesar de todo, nunca aceptó un cargo público sino era en educación. Explica un concepto sobre los cargos y la administración pública en grandes territorios a Anselmo Pineda:

La delegación (de poder) debe considerarse como un juego de alargas, que el soberano pone a su brazo, para alcanzar a los términos de su imperio. Cada alarga se compone de muchas piezas, añadidas unas a otras, y, por error, escogen los soberanos las peores para las extremidades. Los empleados son las piezas. Aquí cae bien el refrán español "Quien quiera ver a un ruin, dele un cargo". Si el que manda no ve el alto gobierno en el bajo, yerra, creyendo acertar.

Su relativa fama era debida a su cercanía a Bolívar. Narra Manuel Uribe Angel (según Lasheras) que al ser presentado a Rodríguez en 1850 no se le ocurrió mejor cosa que decir lo siguiente:

"Señor don Simón, tengo mucho gusto al conocer y saludar al maestro de nuestro Libertador". El viejo Rodríguez, con una risita que me pareció sarcástica, me contestó: "fuera de ése, tengo algunos títulos para pasar con honra a la posteridad".

La "sociedad" de la época lo tenía por loco y desadaptado; él se consideraba ciudadano del mundo, "que no es vaca para tener querencia", y era tratado como extranjero donde quiera que iba:

Ese hombre que el vulgo llama, por desprecio...
COSMOPOLITA !
Cuidado con decir que mi tierra es estéril... porque yo soi de allí
(es patriotismo!)
¿Qué tiene U. que ver con lo que luce aquí... si U. no es de aquí
(es celo patriótico!)
El cosmopolita calla porque teme o porque no puede hacerse entender pero dice, entre sí,
no hay cosa más patriota que un tonto

En otra carta, a Roberto Ascázubi, adelantándose por décadas a las situaciones reiterativas de la sociedad americana:

Así son las circunstancias en que se halla el Ecuador... hasta que los pensadores del país, no adviertan que, no es la persona que manda, sino el sistema de gobierno qe lo pone a mandar, no darán con lo que desean.

Será otro el presidente, pero tendrá las mismas facultades, para hacer lo que le parezca. ... Al rei no volvemos, ni a la república llegamos... ¿que haremos?... pensar, en lugar de imitar

Y una muestra de su claridad conceptual, cuando a Manuel Carvajal le expresa que no tiene suficiente tiempo para

"la exposición de mi parecer sobre la libertad de Imprenta (mejor sería decir Libertad de Instruirse, porque los manuscritos, las conversaciones y las lecciones públicas entrarían en la idea)..."

En fin, es relativamente fácil entresacar epigramas didascálicos en cualquiera de las obras de Simón Rodríguez, que como suele repetirse era hombre "principista" y "problemático"... como si no fuera la misma cosa.

Cielo

Hace unos días tomé esta fotografía que muestra el cielo de Maracay, el cual, según las malas lenguas, es lo único admirable que le queda a una ciudad que fue llamada "jardín". Ciertamente, el perfil urbano de la ciudad -que se asoma en la imagen- no tiene nada de llamativo ni recordable, así que lo conveniente es seguir mirando el cielo, sobre todo al atardecer.

Cielo maracayero

Los códigos (no tan) ocultos están de moda

En la onda de desenterrar cosas evidentes un par de médicos brasileiros Gilson Barreto y Marcelo de Oliveira han publicado un libro titulado 'A arte secreta de Michelangelo' en el que dicen haber encontrado numerosas representaciones de órganos humanos en obras de Miguel Angel, particularmente en la Capilla Sixtina. Algunas fotos publicadas comparan algunos aspectos de esa obra con dibujos del corazón, pulmones, húmero, etc. Según parece, fue una observación de Frank Meshberger acerca de la figura de Dios y los ángeles que le parecía un corte de cerebro humano la que disparó la perspicacia de Barreto y le hizo profundizar en el asunto. Esta imagen muestra el tipo de semejanza que comentan:

Cerebro

Hay que hacer también un esfuerzo imaginativo (no se le puede dejar todo el trabajo a los descubridores). En total, dicen que en la capilla Sixtina hay 34 semejanzas con partes de la anatomía humana, de la cual por supuesto Miguel Angel era un gran conocedor ya que se la pasaba disecando cadáveres como otros artistas renacentistas. Lo mejor de esta hipótesis es que no da explicación de cuáles podrían ser las razones para que Miguel Angel representase esos órganos en ese sitio. Eso la hace más creíble.

Alivio

¿Hay alguna manera de ver con buenos ojos una cola? Debe haber dos:

-Y esta es una... cuando ya la cola quedó atrás:

Quedó atrás

La otra es: desde muy lejos.

Arbolito solitario

Al lado del camino y adosado a una lápida, con gran vista panorámica...

En El Jarillo

El cáliz santo

Supe de Tuvia Sagiv por algunos artículos publicados en un sitio dedicado al asunto de la localización del templo de Salomón en Jerusalén. El es quien postula que la situación del templo original no es sobre la roca que está debajo del Domo de la ídem sino que estaba en un sector más al sur, cerca de la actual mezquita de Al-Aqsa. Sus argumentos son atractivos, basados principalmente en la topografía original del monte del templo y en el testimonio de Josefo. Pero el solo relatar las teorías acerca de la localización exacta del templo sería muy largo, lo dejaré para otro día.

Hace poco el mismo Sagiv publicó un artículo en el cual hipotetiza sobre el supuesto surgimiento del culto a la divinidad femenina y al cáliz sagrado, que se han popularizado tanto a raíz del éxito editorial del fulano 'Código Da Vinci' de Dan Brown.

A instancias de Sagiv se realizaron en los años 90 unos estudios no intrusivos -con radar e infrarrojos- en el monte del templo; la interpretación que él hace de ellos es que bajo el octogonal Domo de la Roca (Haram-es-Sharif) existe una estructura pentagonal, similar a otra excavada en Cesárea denominada Torre de Strato. Según Sagiv, en ambos casos se trata de templos canaaneos dedicados a la diosa Astarté. Por otro lado, él encuentra la disposición de las dos mezquitas (la del Domo y la de Al-Aqsa), así como su arquitectura, típicamente romanas. La idea es que los árabes -que llegaron en el siglo VII- lo que hicieron fue reconstruir las ruinas de templos romanos de la época de Adriano. En este sentido hace calzar la planta del templo de Júpiter en Baalbek con la zona del monte del templo y la coincidencia es llamativa. Adriano habría construido el templo romano en Jerusalén ocultando lo que quedaba del templo judío, y habría colocado una estatua ecuestre suya sobre el altar judío.

La idea entonces es que cuando llegan los cruzados al área, siglo XI, se encuentran con las ruinas de lo que habría sido un templo octogonal dedicado a una diosa Ticha (Fortuna) sobre la Roca, y uno rectangular dedicado a Júpiter. Al realizar algunas excavaciones encontrarían rastros que los romanos desatendieron, entre ellos algunos 'cálices del destino' pertenecientes a la deidad femenina.

Creyendo que habían excavado el templo judío se encontraron con que Dios era Diosa, y los problemas consiguientes para cuadrar eso con la idea del hijo de Dios y el Dios padre. Eso habría conducido a una desmoralización de los templarios, que eran quienes hicieron las excavaciones, hasta el punto de su eliminación en el siglo XIV. El "secreto" sin embargo, habría sido transmitido y un posible culto oculto (cacofónico ¿no?) se habría mantenido en Europa desde entonces. Algo similar habría pasado con la literatura judía de los libros de Bahir y Zohar, donde hablan -dice- de una 'presencia divina'. Por lo tanto, habría una continuidad en el culto femenino que se originó antes del asentamiento de los hebreos en la ciudad; además, el mismo hecho de la existencia de un sitio de adoración a Astarté en los tiempos de Salomón y que no fue eliminado por él es uno de los argumentos que utiliza Sagiv para negar que el templo haya estado situado allí debido a su "impureza".

Una especulación, sin duda, pero bien estructurada.

Los argumentos de Stallman

Me acabo de suscribir a openDemocracy via RSS, y encuentro una especie de entrevista (preguntas cortas y respuestas muy largas) que hicieron a Richard Stallman en mayo 2002, que no tiene desperdicio, como suele decirse. Es evidente que la crisis que pasó Stallman a fines de los años setenta lo marcó de por vida, y el esfuerzo -que apenas comienza a dar resultados ahora- de crear el movimiento GNU y el aprendizaje consiguiente le han dado una claridad conceptual que no es común.

El punto central es que el cambio tecnológico determina la validez de las leyes. Si el 'copyright' servía a un fin social cuando fue creado al incentivar a los autores y limitar las posibilidades de copia de otros distribuidores, ahora, con la facilidad de copia -de materiales digitales- se ha convertido en un obstáculo para el bien social. Pone el ejemplo -que imagino improvisado- de un copiador de 'sánguches', que podría inventarse dentro de 100 años. Si existiese tal artilugio ¿con qué argumentos se prohibiría que la gente hiciese copias a diestra y siniestra?

También hace una simpática comparación de los métodos utilizados en USA para prohibir las copias con los de la antigua URSS: allí usaban guardias para vigilar lo que se copiaba; los atrapados haciendo copias indeseadas eran castigados severamente; solicitaban "soplones" que informaran de casos de copia; responsabilizaban colectivamente, por uno pagaban otros; y por último, hacían propaganda desde la infancia para convencer a la sociedad que sólo los "enemigos del pueblo" hacían copias prohibidas. Stallman relata punto por punto situaciones prácticamente idénticas en las que los distribuidores de contenidos hacen exactamente lo mismo, en ocasiones con ayuda del gobierno. Los argumentos de Stallman son muy convincentes, de hecho quienes se oponen a ellos no plantean el bien común sino el bien de cierto oligogrupos.

Cola triple

El otro día se me escapó porque era ya de noche, pero esta vez sí pude tomarle la foto a la cola de caballo que va en la cola de un transporte caballar, en la cola de la autopista...

cola triple