Mapas o vistas del sitio

Aquí se muestran diversas maneras de acceder al contenido publicado; en primer lugar en sentido cronológico, luego por categorías principales y finalmente por secuencias temáticas (aún muy incipiente). Hacer clic en cualquiera de los enlaces lleva a una lista de notas que corresponden sea con la fecha, la categoría o el tema respectivo.

Algunas historias y algunas canciones

Estoy leyendo 'Requiem por Granada' de un tal Vicente Escrivá, que resulta medio entretenido a pesar de todos los esfuerzos del autor por simular una película con el puro texto. El cuento trata de la pérdida de Granada por su último rey Boabdil; se vuelve pesado con los (d)efectos de sincronía peliculera que Escrivá le pone cada tantas páginas. De hecho es un guión para lo que seguramente ya es una película o serie televisiva.

Así mismo, escuchaba la versión de 'Core'ngrato' cantada por Carlo Bergonzi y me parece espectacular: un poco lenta, con un sentimiento que de verdad refleja la idea de esa famosa pieza napolitana. En este caso, creo que Bergonzi hasta mejora la canción, comparado con las versiones más populares.

Y es que hay algunas canciones y algunas historias que son intrínsecamente buenas, que requerirían un esfuerzo muy grande de sus intérpretes para estropearlas.

Brazil

Un comentario de Jorge Gómez de hace algún tiempo, me impulsó a ver esa película de 1984, realizada por Terry Gilliam, que tiene como fondo casi constante la pieza de Ary Barroso: Brasil. Y claro, con ese fondo...

El protagonista, Sam Lowry, es un burócrata contento y aparentemente reprimido que sufre (o disfruta) delirios oníricos. La película es un tanto complicada, tiene unas pizcas de humor, es decir, llegué a ver dos o tres, debe tener más; y es visualmente coherente con una estética que correctamente llaman 'retro-futurista'. Me queda esta escena donde el vehículo con los protagonistas escapa por una carretera totalmente cercada de vallas publicitarias, cosa que cada día que pasa se acerca más a la realidad.

Vallas en Brazil

Supongo que para entender todas las implicaciones habrá que verla muchas veces, como hizo Jorge, yo apenas voy por la primera.

Guitarristas a salvo

Estudiantes de "Mecatrónica" en Georgia Tech han fabricado una máquina para tocar guitarra que llaman "Crazy J". La maquinita recibe instrucciones MIDI y con ellas dirige sus mecanismos hacia las cuerdas, las pulsa y cambia la disposición de sus "dedos". El proyecto se encuentra muy bien descrito, con imágenes como la que muestro aquí, e incluso tiene fragmentos de algunas piezas interpretadas por el artilugio. Otros intentos se han hecho también de sintetizar el sonido de la guitarra, pero la verdad es que todavía está lejos el momento en que los guitarristas se preocupen por estos experimentos. La maquinita si acaso toca como un principiante, pero nada más.

Guitarra mecánica

La mentira del siglo

Hay un sitio llamado Lo que sucedió realmente que tiene una política aparentemente antibélica y sólo por eso vale la pena considerarlo. Han colocado allí una página que resume algunas de las mentiras dichas por los presidentes de Estados Unidos y otros países para ir a un montón de guerras, porque ya se saben dos cosas: que no hay nadie más guerrerista que los gringos (sobre todo mientras tengan superioridad manifiesta) y que ningún presidente pierde familiares en guerra.

La página susodicha presenta esta serie: McKinley dijo que una mina ocasionó la explosión del Maine en La Habana; Hitler dijo que Polonia había atacado primero; Roosevelt dijo que el ataque a Pearl Harbour había sido por sorpresa; Johnson dijo que había torpedos en el golfo de Tonkin. Todas estas declaraciones serían embustes a conciencia para enviar al país a la guerra. Más adelante, recuerda la presentación embusterosa de Powell ante las Naciones Unidas, que nunca convenció a nadie, y menos a él, pero sirvió para invadir Irak.

Pero lo que me parece más resaltante es el primer párrafo:

No es nada nuevo que un gobierno mienta a su pueblo para iniciar una guerra. Es más, ya que la mayoría de la gente prefiere vivir en paz antes que morir en una guerra horrible y sangrienta, cualquier gobierno que desee iniciar una guerra normalmente mentirá a su pueblo para crear la ilusión de que el apoyo a la guerra es la única elección posible

Expresión gráfica

Edward Tufte es autor de varios libros sobre visualización de información y expresión gráfica de toda naturaleza; no los he visto, pero se han hecho relativamente famosos. El tema es uno que todo el mundo conoce pero pocos dominan. Entre arte y técnica, la visualización efectiva de grandes volúmenes de información casi obligatoriamente implica el uso de gráficos. En el sitio de Tufte, y como reconociendo su precedencia, está la traducción de un folleto escrito por Charles Joseph Minard en 1862, cuando ya contaba 80 años, que es una especie de resumen de sus diferentes hazañas gráficas, aplicadas principalmente al transporte de mercancías y personas.

Si a la experiencia de Minard se une la de Gaspard Monge, inventor de la geometría descriptiva, vemos que el siglo XIX fue en Francia uno de intensa planificación. Ambos casos ilustran el uso de gráficos en ingeniería y materias afines, el ámbito de la expresión gráfica es bastante más amplio, e incluiría la fotografía y otras artes visuales.

Lo mejor es cuando un gráfico muestra lo que no se ve :-)

Energía e invención

Ultimamente he oído varias veces hablar del fin del petróleo; un asunto que también fue popular hace unos 30 años (ojalá siguiera repitiéndose el tema pero no acabándose el material). Seguramente esta vez va en serio porque los proyectos de energías "alternativas" ya tienen una magnitud significativa. Dicen que en Alemania el 10% de toda su energía proviene de plantas solares (y no creo que en Deutschland hace más sol que por estos lados). Y la búsqueda de la fuente ilimitada, supuestamente la fusión nuclear, se va a materializar en el proyecto que varios países construirán en Francia, un ensayo que estará funcionando no antes de 2014.

Pues un par de institutos suizos han construido una planta solar en Israel que tiene una innovación interesante: utiliza el zinc como almacenador temporal de la energía captada, con lo cual se podría también transportar fácilmente. El prototipo tiene una eficiencia de 30%, que ya es algo, pero en los modelos industriales que piensan hacer tendrá hasta un 60%. El sistema utiliza además materiales orgánicos como reactivos; con alta temperatura (unos 1200 grados) convierten óxido de zinc en zinc, que luego puede utilizarse en baterías, o para producir hidrógeno. Suena simpático, pero no mencionan el costo.

Y esto es a pesar de la apreciación de Jonathan Huebner, quien estima que se va deteniendo el paso de la innovación. Y debe ser cierto, cuando los que pueden patentar algo lo hacen con cosas como "hacer clic en una página" o ¡¡el "envío coordinado de un regalo"!!. Eso, o el sistema de patentes caducó completo.

Inercia educativa

Pasaban ayer en televisión un documental sobre el origen de Colón, y daban un par de argumentos que apoyan la idea de que el almirante era catalán. El promotor del documental -que parece ser del 2004- es Charles Merril, del cual conseguí esta ponencia de 1994 titulada "¿Debería contar la primera 'Carta de las indias' de Colón como obra de las letras catalanas?". En ella hace un análisis interesante de la publicación de esa primera carta, que no fue una sino tres con leves diferencias, y sólo la última dirigida no a los reyes católicos sino únicamente al rey Fernando (de Aragón) (ésta, dice, fue descubierta apenas en 1988).

Ya hace años leí en la "Británica" que el idioma manifiesto de Colón era hispano, no italiano, y que su latín estaba hispanizado. Pero Merril dice que la lengua que subyace a las traducciones de estas cartas era el catalán; y supone que hubo una versión primigenia escrita en catalán y traducida después al castellano (que a su vez fue traducida después al latín, alemán, y otros idiomas).

Una pequeña búsqueda ubica el trabajo de Nito Verdera, cuyo sitio de Internet: Cristóbal Colón de Ibiza ya dice cuál es su posición. Contra Merril, que sugiere un origen catalán central, Verdera se afinca en los toponímicos dados por Colón durante sus viajes para suponer que sí, hablaba catalán, pero era de Ibiza. También supone raíces judías en la familia e incluso cree que Colón era judaizante o criptojudío; hasta ubica el solar familiar en la isla balear, pero dado que los archivos de Ibiza pertenecientes a los siglos XV a XVII están perdidos, no queda claro en qué se apoya para decirlo. Verdera, además, trata de documentar la idea de que hubo un predescubrimiento, muestra la existencia de mapas de Suramérica anteriores a 1492 y mezcla un poco las dos cosas. A diferencia de otros 'catalanistas' furibundos, los argumentos de Verdera son convincentes y casi siempre bien documentados.

A pesar de estas y otras investigaciones no tan populares, en la escuela se sigue diciendo que Colón era genovés, y resulta que el único documento donde Colón supuestamente dice que era de Génova se ha demostrado ser fraude. Claro que hay otras teorías -si no ¿cuál sería el interés?- pero que fuese catalán tiene mucho sentido.