Mapas o vistas del sitio

Aquí se muestran diversas maneras de acceder al contenido publicado; en primer lugar en sentido cronológico, luego por categorías principales y finalmente por secuencias temáticas (aún muy incipiente). Hacer clic en cualquiera de los enlaces lleva a una lista de notas que corresponden sea con la fecha, la categoría o el tema respectivo.

Exégesis

Supongo que la gente que trabaja en eso entiende el grandísimo privilegio que disfrutan; no creo que haya algo más divertido y entusiasmante que descubrir sentidos ocultos o no en los antiguos libros.

En Bíblica 86(2005), Hillel I. Newman autor del artículo "Un hipódromo en el camino a Efrata" se encarga de restregarnos en la pantalla ese privilegio basándose en una aparentemente equívoca referencia en Génesis 48,7 que recoge lo que dice Jacob antes de bendecir al hijo de José (pongo mi traducción de la traducción de Newman al inglés, que según dice es de la septuaginta, pero no he podido corroborarlo en ninguna de las versiones en la "web", y he visto más de ocho). Primero, la versión "oficial":

A mi regreso de Paddan, murió Raquel en el camino a la tierra de Canaan, faltando un poco para Efrata, y la enterré allí en el camino a Efrata, que es Belén.

Dice Newman que la septuaginta traduce esto así:

Cuando venía de Mesopotamia a Siria, tu madre Raquel murió en la tierra de Canaan cuando me acercaba al hipódromo de Chabrata en el camino a Efrata, y la enterré en el camino del hipódromo, que es Belén.

A partir de aquí Newman contrasta varias posibilidades, interpolación tardía, error de traducción, y finalmente, que la referencia sea a un hipódromo real. Como él remarca, para el tiempo de Jerónimo (siglo III) ya nadie sabía nada de hipódromo alguno y en efecto, no se entendía el pasaje. En cualquier caso, el sitio de Belén es bien conocido y la tumba de Raquel todavía existe en un sitio denominado Ramat Rahel, a pocos kilómetros.

En Génesis 14,17 aparece que el rey Abram fue recibido en el "Valle del Rey" por Melquisedec, rey de Salem (supuestamente Jerusalén), y el encuentro fue con "pan y vino". Pues en el Targum de Ónqelos (esto es una traducción al arameo de pasajes del pentateuco) se precisa que el encuentro fue en "la planicie vacía que es el estadio (syr) del rey". Allí sigue una entretenida búsqueda del posible significado de la palabra 'syr', que sería largo recontar. Buscando otras fuentes para identificar este lugar, encuentra Newman el Génesis Apócrifo de Qumram en el cual Abram es bienvenido por el rey de Sodoma y por Melquisedec "mientras Abram acampaba en el valle de Shaveh, que es el valle del rey, el valle de Beth Hakerem". No se sabe con seguridad dónde está este Beth Hakerem, pero según Newman el arqueólogo Aharoni la sitúa en Ramat Rahel, como resultado de sus excavaciones en 1954. El problema es que Ramat Rahel no parece un valle, sino que se trata más bien de un lugar elevado relativamente plano. Newman también da una explicación a esto. Más convincente es el asunto de que Beth Hakerem significa 'casa del vino' y Belén 'casa del pan', una referencia directa al encuentro antedicho.

Entonces habría dos muy diferentes y separadas referencias a un hipódromo-estadio situado en el llano de Ramat Rahel (en el recuento también menciona Newman la ambivalencia de Josefo cuando se refiere a un anfiteatro o a un hipódromo; y además, la historia del perdido hipódromo de Jerusalén, etc.). Aplicando la navaja de Occam, Newman no cree que se trate de dos hipódromos-estadios, sino de uno y el mismo. Pero no hay indicios materiales de tal cosa.

Culmina Newman haciendo un examen de la historia de Ramat Rahel-Beth Hakerem, que supuestamente era una ciudad administrativa de cierta importancia hasta el siglo II a.C. cuando desapareció. Argumenta que el supuesto hipódromo estaría allí y que los traductores de la septuaginta (supuestamente del siglo III a.C) hablaban simplemente de su propio contexto cuando mencionaron el hipódromo y no se trataría entonces de una interpolación de tiempos de Herodes como han supuesto otros, sino de la gran influencia griega en la Judea de aquellos tiempos.

Sólo resta que encuentren aunque sea trazas del hipódromo de marras.

Robinson

En un artículo del 'Scotsman' recuentan la historia que dió origen -según los escoceses- al famosísimo libro de Daniel Defoe. Resulta que un japonés llamado Daisuke Takahashi (no hacía falta mencionar la nacionalidad con ese nombre) fue cautivado por la lectura de 'Robinson Crusoe'; después se enteró -como yo- que el personaje de la novela estuvo inspirado por un navegante escocés -cómo no- de nombre Alexander Selkirk, que fue abandonado en la isla de Más-a-tierra a unos 600 Km. de la costa chilena.

Pues Takahashi ha realizado una expedición arqueológica en la isla y según dicen (y se mostrará en algún documental de National Geographic, que paga los gastos) encontró trazas del campamento de Selkirk/Crusoe: restos de fogatas, huecos posiblemente utilizados para poner postes y, más contundente, unos fragmentos de bronce que con mucha probabilidad pertenecieron al marinero. Este es un caso 'a lo Schliemann'; una lectura juvenil que promueve la búsqueda de personajes de ficción, con resultado.

Actualmente la isla está habitada por 600 personas y el gobierno chileno, como suelen hacer por estos lares, le ha cambiado el nombre a la isla por el del personaje de ficción, cuando el que tenía es más que adecuado.

Más mapas

¡Qué tiempos aquellos! Cuando había áreas del mundo totalmente desconocidas...

Ahora sólo se consigue algo similar en Júpiter o Titán, si acaso. Lo cual no quiere decir que uno consiga mapas adecuados de cualquier sitio; se consiguen mapas, pero mapas útiles es otra cosa. En Venezuela, caso que nos desocupa, los mapas comerciales son famosos por su total inutilidad. Están plagados de propaganda, pero son tan malos que hasta las propagandas son inútiles y casi siempre obsoletas. Y hay bastante competencia, para ver cuál es peor.

Sin embargo, hay unos nuevos modos de crear mapas con participación -voluntaria o no- de mucha gente. Un caso es el de Open Street Map, cuyo propósito es crear un mapa callejero de todo el mundo simplemente juntando los registros realizados con un GPS por cualquier cantidad de gente. En su estado actual no es muy bueno, apenas si tiene algún detalle en Londres y la interfaz es infernal; habrá que esperar un tiempo. También le faltaba -o no ví- una manera de colocar nombres a las líneas que representan las calles o carreteras.

En cambio, el proyecto del MIT: Mobile Landscape, no pide colaboración. Simplemente reflejan ¡en vivo¡ el origen y destino de todas las llamadas de teléfono celular en un cierto territorio, con lo cual se obtienen densidades mayores y menores, sitios "oscuros", etc. El primer ejemplo lo han realizado en Graz (casualmente, la única ciudad austríaca con la que he tenido relaciones comerciales: Hyperslider, de Wolgang Thaller). Pero he visto mapas tradicionales de Graz y no he podido descubrir la semejanza.

Dos años

Tal día como hoy hace dos años, al poner en funcionamiento el servidor que aloja estas páginas, comencé el registro que constituye este "diario", o "blog". Es fácil ver que no es diario, pues en estos setecientos días no he publicado sino algo más de 200 notas, muchas de ellas totalmente prescindibles. Sin embargo, no puedo negar que tiene algo de divertido. Me parece que lo mejor -si es que se puede aplicar el superlativo- son los informes de algunas lecturas que he hecho en este tiempo. Simultáneamente, he ido construyendo o participando en otros sitios similares, he incrementado particularmente la publicación de fotografías, sobre todo panorámicas, y me he ido adaptando -no mucho, es verdad- a la disciplina que implica tener esta ventana abierta permanentemente.

Habrá que ver si el esfuerzo -que lo es- dura otros dos años.

El mundo conocido

Está causando cierto furor internético el proyecto de Países Visitados, creado por Douwe Osinga, empleado europeo de Google quien además tiene otros proyectos de lo más interesantes aunque tampoco necesariamente útiles. La idea partió de la facilidad de dar color a ciertas partes de una imagen "al vuelo", en este caso los países visitados por cada persona. En los círculos donde se ha popularizado se observa la concentración de visitas en pocos y determinados países (Europa y Estados Unidos preponderantemente). Más interesante es el mapa resumen que muestra la "densidad" de visitas hechas por los interesados, aunque está un poco tergiversado porque se incluye el país de origen; también, si fuese posible, sería mejor no hablar de países sino de rutas o lugares.

En cualquier caso, cuando se ve realmente el mundo que uno ha conocido (o visitado, más precisamente) se puede apreciar muy bien todo lo que falta. Y si se hiciese algo similar con los libros leídos...

Mundo visitado

Paraguaná y Cumarebo

En estos días pude recorrer algunos pueblos de Falcón que no conocía, y de tomar algunas fotos alusivas. El problema es que con los días brumosos y la cantidad de nubes, los paisajes no son precisamente el mejor sujeto fotográfico. La cosa terminó siendo un recuento de iglesias y capillas que son -en la mayoría de los casos- el objeto más resaltante de los grupos de casas que reciben algún nombre.

Para el futuro recuento de travesías quedan El Tacal, El Hoyito (distinto de Huequito), Baraived, Miraca, La Ciénaga, San Pedro, Santa Elena y Bariquí; y por supuesto los muy conocidos Adícora, Bella Vista, Moruy y Jadacaquiva en Paraguaná, y Cumarebo y Tocópero fuera de allí.

Pueblos e iglesias

Más panorámicas

Con la próxima salida de la versión 0.5 de Hugin, el programa que utilizo para hacer panorámicas compuestas por varias fotos, he agarrado nuevo impulso para "panoramiquear", que supongo es el verbo correcto. En el sitio de panorámicas he incorporado unas veinte nuevas, todas ellas de la geografía venezolana. A consecuencia de la política de publicar todas las que hago, la calidad no es el rasgo más resaltante; y dado que las tomo en cualquier condición climática, algunas no son más que muestrarios de nubes o vapor, que abunda a lo largo del año en estas latitudes. En cualquier caso, son un sustituto bastante inadecuado del sujeto original.

Este país

No sé cuántas veces me ha pasado: más de tres. Cuando alguien se entera del monto (o montón, más bien) que pago por el consumo eléctrico, que anda en promedio por 1200 kilowatts, no falla la pregunta ¿y por qué no has "arreglado" el medidor? Por otra parte, entre conocidos y vecinos creo que no haya ninguno que pague lo que corresponde por el gasto eléctrico (claro que es muy discutible que lo que cobran las compañías eléctricas sea "lo que corresponde"). Y si el "arreglo" es generalizado, como seguro lo es ¿quién paga los gastos de mantenimiento de la red eléctrica? Seguramente yo.

Porque el dilema que enfrenta un habitante de este país está entre pagar los servicios al precio que le dé la gana a las compañías (con las mediciones que les parezca también) y pasar por pendejo, o unirse al 'espíritu nacional' y no pagar sino lo que me dé la gana, independientemente del consumo (así hay vecinos con casas totalmente acondicionadas con clima artificial que sólo "consumen" 400 kilowatts). Lo llamativo a mi modo de ver es que los proponentes del "arreglo" no ven problema o ilegalidad en ello: "si todo el mundo lo hace..."

Hay pocas dudas...

Una de las cosas en las que los norteamericanos nos llevan gran ventaja es en lo que ellos llaman 'teorías de conspiración'. Tienen una para caso sonado, y el más famoso probablemente sea el del asesinato de Kennedy en 1963. Con la caída de las torres gemelas del WTC por supuesto se han generado una cierta cantidad de teorías 'alternativas' con las cuales no estoy familiarizado, pero he leído un artículo de Philip Coppens que las sintetiza y, siendo como es un buen escritor de asuntos no bendecidos por el stablishment, hace que uno se acerque un poco al espíritu conspirador.

Coppens escribe con una actitud no comprometida, pero sus argumentos van dirigidos a convencer al lector de que hay algo raro en el asunto; a pesar de ello, lo más que logra es crear algunas dudas. Por ejemplo, dice taxativamente que nunca se ha visto un edificio de acero desplomarse, cosa que no creo. Lo que sí causa sospecha es que los edificios cayeron verticalmente, sin ser afectados por el impacto lateral de los aviones. A lo que se puede argumentar que nunca se ha visto caer un edificio de 100 pisos (en realidad, dos) por lo cual la caída vertical pudiera ser lo "normal" más aun considerando la poca masa relativa de los aparatos. Más teorías hay con el asunto del choque en el Pentágono... hay quien dice que fue un misil, una avioneta, que no fue choque, etc. Según insisten algunos no hay trazas del avión que impactó el edificio.

La frase que más me divirtió del artículo es esta: "Hay pocas dudas de que unos aviones impactaron las torres...", aunque después de la risa se lee: "pero, ¿fueron los aviones responsables del colapso?" De lo que no hay duda es que para el grupo de Bush, el 'Project New American Century', el evento del 11 de septiembre cayo "como un regalo del cielo", como dice Coppens.

Todo esto es triste

Siempre me ha gustado la música triste o, cuando menos, lenta. Así que no es raro que de una u otra manera haya llegado a escuchar con gusto algún que otro fado, esa tonada que dicen representa el alma portuguesa (¿acaso porque quieren tener el monopolio de la nostalgia?).

El acercamiento principia con Madredeus, y particularmente con la voz de Teresa Salgueiro que petrifica, por ejemplo en 'Haja o que houver', canción de rendición donde las haya, o en 'Maria Soliña'. Pero siempre se llega a Amalia Rodrigues y Dulce Pontes que parece son las mayores exponentes del susodicho canto. Ambas tienen versiones de 'Tudo isto é fado', canción de Aníbal Nazaré donde se explica claramente qué es exactamente el fado:

Almas vencidas
Noites perdidas
Sombras bizarras
Na mouraria
Canta um rufia
Choram guitarras
Amor ciúme
Cinzas e lume
Dor e pecado
Tudo isto existe
Tudo isto é triste
Tudo isto é fado

Es lo que llamaríamos la visión 'totalitaria' del fado.