Rastros de ¿un cometa? hace 12.000 años