Ahorros

Solapas principales

Uno se da cuenta de la triste -o lamentable- situación de una universidad cuando ve el movimiento que realizan tanto adecos como neo-adecos para controlar una Comisión Electoral que se debe crear para cambiar las autoridades de la Caja de Ahorros mediante elecciones (claro, hay muchas otras maneras de ver la triste situación, pero esta es llamativa).

Resulta que para nombrar la comisión electoral se han movido ingentes cantidades de recursos y personas (bueno, personas que también se comportan como recursos) para mostrar fuerza, no para arreglar nada que tenga que ver con los ahorros de los pobres incautos que hacen el cuerpo de esa Caja. El argumento es que 'el otro lado' quiere tener control de la comisión para garantizar la elección de 'su gente'.

En algo estoy de acuerdo: los dos bandos de adecos tienen razón. En cualquiera de las dos probabilidades estamos jodidos.