Cestería y fuerza

No sé qué harían los ingleses sin Stonehenge; cada tres días inventan una teoría sobre lo que debe ser el sitio megalítico más fotografiado del mundo: observatorio astronómico, auditorio, cementerio, templo, y eso contando sólo las que recuerdo de golpe.

Y sobre el método de construcción ocurre más o menos lo mismo que con las pirámides; será porque son de la misma época (~ 2500-2300 a.C.). No hace quince días un grupo de la universidad de Exeter "descubría los secretos" del traslado de las rocas gigantescas suponiendo que utilizaban como rolineras unas piedritas talladas de forma redondeada cuya utilidad no había sido explicada hasta ahora de otra manera.

Pues poniendo a un lado esa idea, Garry Lavin propone y ha empezado a experimentar con grandes obras de cestería (con mimbre o similar) que irían enrolladas sobre las piedras a transportar. Lavin que también dibuja lo expresa así:

Esquema de traslado

El problema principal para quienes buscan explicaciones son las "piedras azules" de Stonehenge (sesenta según la nota de prensa) que pesan cerca de cuatro toneladas y fueron traídas desde un lugar de Gales situado a más de trescientos kilómetros. Según Lavin estos dispositivos permitirían incluso flotar con todo y piedra, además ha pensado incluso en la manera de frenarlos y empujarlos en pendiente.

Ciertamente, es de suponer que la técnica existía, lo que va a resultar complicado no es corroborarla con algún experimento (cosa que va a hacer el verano boreal que viene) sino comprobarla con alguna evidencia física, dada la naturaleza perecible de todos los materiales. Al menos no es una idea tan loca.

Polaco-madeirense

Manuel da Silva Rosa publicó este año el libro Colón portugués, como si no supiese que por más de trescientos años fue genovés, y luego catalán, o sefardí converso, o gallego, griego, turco, y hasta noruego.

Según puede leerse en las reseñas (como esta) que han ido apareciendo, Rosa, que ha estado investigando el asunto Colón desde hace como veinte años, en este nuevo libro asegura que Colón era hijo de un rey polaco, autoexiliado en Madeira. Y eso merece explicación.

Rosa llega a la conclusión de que el rey Władysław III de Polonia y I de Hungría no murió en la batalla de Varna contra los turcos en 1444 cuando tenía apenas 20 años y como consta en los libros de historia, sino que se retiró de por vida a la isla de Madeira sin hacerlo público (uno puede dudar de esto, pero de lo que no cabe duda es que el sitio propio para retirarse en el siglo XV -y quizá todavía- era Madeira).

El argumento parece surgir de una historia madeirense relativa a un personaje que llegó a la isla cuando apenas se estaba comenzando a poblar, cuyo nombre era Henrique Alemão, quien se casó con benepácito del rey portugués con una noble portuguesa. El relato dice que llegó a Madeira en 1454 cuando tenía unos treinta años y que vivía apartado en una villa muy lujosa en Madalena do Mar como a 25 km. de Funchal. Años después llegaron unos frailes franciscanos provenientes de Polonia por encargo del rey Kazimierz, hermano menor de Władysław que había sido nombrado rey tras un período de tres años (en 1447), con el encargo de pedirle regresar a su patria. Henrique Alemão negó totalmente ser Władysław y acusó a los frailes de locos, según el cuento.

Así que en primer lugar Rosa debe tomarse algún trabajo para establecer que el tal "Enrique Alemán" era Władysław III; y en segundo, que uno de sus hijos sería conocido como Cristóbal Colón.

Armas de ColónLos argumentos que se ven en el blog de Rosa son mayormente contra la idea de que Colón fuese un genovés proveniente de una familia de tejedores. Que si nunca habría podido casarse como lo hizo con Felipa Perestrelo e Moniz. Que si nunca habría podido entrar en las cortes de cuatro países europeos; que nunca podría haber tenido un escudo de armas (como el descubierto hace poco por Félix Martínez Llorente, a la izquierda); etc.

Pero en el análisis que Rosa hace del libro de Fernando (O Hernando) Colón publicado en italiano en 1571 sí que parece quedar claro que tanto el nombre como el apellido de su padre (de Fernando) son elegidos, esto es, inventados, no heredados. Sería una especie de dedicatoria a Cristo y al espíritu santo (en forma de paloma: colomba). El cambio de nombre era costumbre cuando se daba "un paso de fe", como una manera de invocar protección sobrenatural. Por otro lado, el libro de Fernando es quizá la fuente principal de las teorías alocadas sobre el origen de Colón ya que no dice dónde nació, pero comenta que quería mantener oculta su procedencia y su familia. Y vaya que lo logró.

Cosa curiosa es que todos los escritos de Colón son en castellano, con tintes que algunos califican como catalanismos y otros como portuguesismos pero los testimonios contemporáneos casi unánimemente lo califican de extranjero. El caso es que el hecho de esconder su origen le ha dado a Colón más publicidad que si hubiese dejado claro quiénes eran sus padres y abuelos.

Además del origen madeirense-polaco de Colón, Rosa supone que su verdadera misión era confundir a Castilla-Aragón para dejar la ruta tradicional de las Indias en manos portuguesas; misión que le habría encargado João II (y que implicaría ocultar su proveniencia y verdadera lealtad...). En fin, esta propuesta de Rosa, alocada como luce, ha convencido a algunos estudiosos; a nosotros -los no estudiosos- todavía no.

De Aroa a Churuguara

La ruta, aunque improbable, existe. No aparece en la mayoría de los mapas, pero está ahí, aunque el monte y la lluvia la van carcomiendo. Entre Licua y Moroturo (Lara) está la carretera que puede ahorrar unos kilómetros a quien vaya a Churuguara, y quiera evitar -como casi todo el mundo- la vía principal que va por Barquisimeto-Bobare.

El recorrido, documentado con fotografías casuales mezcladas con algunos efectos realizados con GIMP, ha producido esta galería de imágenes.

Ruta improbable

Alrededores del Turbio

En la serranía que se encuenta al sur (o sureste) del estado Lara se origina la corriente del río Turbio que luego pasa a los pies de Barquisimeto; con ocasión de un recorrido por allí y para seguir en la onda del retoque fotográfico, he colocado algunas imágenes que pudieran pintar algunas de las interesantes cosas que se ven.

El trayecto recorrido, entre Paso Real-Cubiro, y San Miguel-Agua Negra (y Las Cuibas y Cantarrana) aparece como una línea azul en esta imagen, por el centro discurre el río Turbio. Las fotos "arregladas" se acceden haciendo clic aquí.

Nace el Turbio

Daguerrotipo y gente

Hace unos días el autor de un blog llamado The Hokumburg Goombah estuvo curioseando en la Wikipedia y encontró una reproducción de uno de los primeros daguerrotipos, hecho por el propio Daguerre alrededor de 1838; su nota tuvo, por azares del clic, una enorme repercusión, como él mismo cuenta; Yahoo la recogió diciendo que él había descubierto "la primera foto de un ser humano", con lo cual llegó a tener un cuarto de millón de visitas en tan sólo dos horas.

Por supuesto, ya se sabía que este es el primer daguerrotipo en el que aparece gente. No como dice -al día de hoy- la Wikipedia en versión español:
La primera fotografía, de una persona se tomó en 1838. Se la puede ver levantando una pierna mientras le limpian las botas.
No, no había robots limpiabotas en París 1838; se puede más o menos ver que se trata de dos personas, con toda la pinta de ser un limpiabotas y su cliente.

La "foto" se realizó en o hacia el Boulevard du Temple en París, desde un quinto piso si mi vista no me engaña y aparece reflejada especularmente debido a la técnica utilizada. Según cuentan no se puede contrastar aquel paisaje urbano con la actualidad porque prácticamente todos los edificios fueron demolidos durante alguna reforma (una "investigación" con GoogleEarth me convenció de esto). El hecho de que aparezcan solamente estas dos personas se debe a que el tiempo de exposición fue de varios minutos y estas fueron las únicas personas suficientemente estáticas, el resto está desvanecido por el movimiento.

Un usuario de Flickr, emanistan se tomó el trabajo de colorear, limpiar y poner al derecho la imagen, que aparece aquí, antes y después:

Daguerrotipo con gente

Dice que le tomó tres semanas de trabajo y no quedó muy conforme con el resultado; opino distinto.

La malla imaginaria

Hará cosa de un año que no teníamos teorías nuevas sobre la construcción de las pirámides; afortunadamente Ole Jørgen Bryn de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología ha subsanado esa carencia con una propuesta que se centra en el replanteo y planificación necesarios para edificar tales obras faraónicas, en particular la Gran Pirámide; artículo (PDF).

Bryn se pregunta un par de cosas: cómo podría el director de la construcción transmitir a los -posiblemente- 10.000 obreros iletrados la precisión y el diseño del trabajo a realizar; y cómo hacer para que la continua acumulación de piedras culminase como efectivamente fue en el ápice.

Concluye que se utilizó algún tipo de malla, una malla con características tales que hiciese práctico el progreso de la construcción que necesariamente sería tridimensional.

El sistema de medidas utilizado por aquellos egipcios estaba basado en el codo real (establecido por Petrie a fines del siglo XIX en 52,355 cm.) dividido en siete palmas de cuatro dedos. Bryn afirma que la unidad base de la malla no sería el codo, sino la palma porque el codo no se podría dividir convenientemente. Llega a suponer incluso que el primer plano de la gran pirámide sería algo como lo que presenta en la imagen; tendría una altura de un codo:

Primer plano

Dado que la altura de la gran pirámide es de 280 codos, este supuesto plano estaría en escala 1:280; la dimensión del triángulo clave para establecer la pendiente de la pirámide sería 220 codos (7 veces 220 palmas) en horizontal y 280 codos en vertical. La pendiente se expresaba en forma de recorrido horizontal para alcanzar cierta altura, denominado seked y que en este caso es de 5 palmas y 2 dedos por codo de altura (dice Bryn que el seked en la pirámide Kefrén es de 5 palmas y 1 dedo por codo, sorpresa para mí porque se ven muy similares):

En su interior la pirámide sería una pirámide escalonada formada por seis escalones decrecientes (o mastabas) y un último que consituiría la cumbre. En el esquema de Bryn se puede ver claramente cómo las cámaras "del rey" y "de la reina" están situadas justamente encima de la primera y segunda mastaba. Cada mastaba tendría una altura de 220 palmas o 40 codos.

Además, Bryn trata de explicar ese efecto de la gran pirámide sólo conocido en el siglo XX que consiste en una división por la línea media de sus caras cuyo propósito es totalmente desconocido (habría sido más sencillo simplemente hacer la cara plana). Dice que en el punto medio de la base redujeron un codo y por cada escalón fueron reduciendo una palma en esa misma línea.

Para Bryn la utilización de esta malla constructiva explica la construcción de la pirámide sin necesidad de apelar a π ni a matemáticas sofisticadas, con sólo el uso de regla y plomada.

La idea del uso de la malla es muy lógica; sólo queda confirmar algunos de los supuestos, como el escalonamiento interior, cosa que no ocurrirá pronto.

América por etapas

Este trabajo se suma al conjunto de evidencia que va apareciendo sobre la ruta del primer poblamiento americano. Se trata de la aplicación de unos modelos de difusión efectuados a partir de los restos arqueológicos bien datados de más de 10.000 años, en Siberia y alrededores (al final, unos 140 sitios).

El resultado estima la velocidad de migración de aquellas poblaciones en 160 metros por año, aunque no hubo movimiento contínuo; tras la expansión inicial, aprox. hace 47.000 años hasta hace 32.000 años, hubo un período sin movimiento aparente, hasta hace 16.000 años, y luego, después del último máximo glaciar una nueva migración.

La imagen recopila a grandes saltos (de 10.000 años cada paso, comenzando en 40kBP, hace 40.000 años) lo que sería el camino migratorio: los puntos rojos son los sitios arqueológicos (tomados según su fecha más antigua en el trabajo) y las flechas son las supuestas rutas que se deducen de los modelos aplicados.

Hacia América
La animación está construída a partir de las gráficas presentadas en el trabajo

Páginas

Suscribirse a Psicoexcesos RSS