Como Homero

Hace un par de días escuché de una fuente que no considero muy confiable una anécdota que no he podido confirmar, referente a una presunta respuesta de Borges a algún periodista. Según el cuento, Borges habría dicho:

... pero si yo sólo soy un pobre poeta ciego... como Homero.

Ciertamente se parece un poco a lo que yo imagino es el estilo borgiano de respuestas. Hace años vi una entrevista que le hizo Joaquín Soler Serrano; le comentaba a Borges que en los prólogos él era un poco más intimo o personal y a qué se debía eso. El poeta, ya ciego en ese entonces, le respondió algo así:

Evidentemente, debí haberme dedicado a escribir prólogos.

Una de las mejores cosas de Borges es la agudeza que le permite plantear ideas complicadísimas en pocas palabras. Hay gente que hace justamente lo contrario... así que lo dejaré hasta acá para tratar de no entrar en ese grupo.