Jobim

Si me preguntas cómo llegué a escuchar casi constantemente música de Tom Jobim (suponiendo: 1-que supieras que eso es lo que hago; 2-que te interesase), te diré que fue por intermedio de Sergio Endrigo. ¿Y cómo, de Italia a Brasil?

Pues no es tan lejana la cosa como podría parecer. Pasé mucho tiempo buscando la que pensaba era la versión original de 'Se equivocó la paloma' de Serrat, pues sabía que la música era de Endrigo y la letra de Rafael Alberti. ¡Al fin! algún día la conseguí (gracias a Audiogalaxy y a la posiblilidad de compartir que a veces ofrece Internet). Esto sirvió para interesarme más en ese cantor y autor, o cantautor, que es Endrigo. Por este interés escuché 'Samba en preludio' (compuesta por Baden Powell) cantada por Endrigo y Fafá de Belem. Una pieza que ronda la perfección, a mi modo de ver (como diría mi amigo José Miguel).

Bien, pues debido al éxito que en los años 60 tuvo Endrigo en Brasil, él grabó varias canciones brasileñas y también algunas suyas con cantantes brasileños, como Chico Buarque. A Buarque ya lo conocía y hasta tuve un LP recopilatorio de su música que también es una belleza sonora. Pero entre este y aquel, me puse a oir (de nuevo, porque quién no las ha oido aunque sea por accidente) las canciones de Tom Jobim y no he perdido el asombro ante su capacidad armónica y melódica. Nada nuevo sino para mí, porque en Brasil creo que lo tienen como un prócer de la patria, para no decir el 'padre' y debo decir: con toda razón.