Shavian

George Bernard Shaw era tan brillante y mordaz que los ingleses crearon ese adjetivo para referirse a las frases que evocan su estilo. Leyendo el prefacio a 'Three Plays by Brieux' (titulado 'How to Write a Popular Play' escrito por Shaw en 1909), uno puede entender perfectamente la necesidad de crear una palabra para ello. Mientras presenta a Brieux como un gran y original autor, Shaw muestra la fórmula para que una obra tenga éxito de taquilla, y -como suele suceder-, nada ha variado desde entonces; allí se encuentra la base infinitamente repetida de las telenovelas y cualquier otra obra de folletín. Dice:

Ahora, por favor, no me malentienda como si estuviese pretendiendo que este proceso es tan mecánico que no ofrece oportunidad para el ejercicio del talento. Al contrario, es tan mecánico que sin un talento verdaderamente conspícuo nadie puede hacerse una reputación, aunque algunos pueden y se ganan la vida con ello.

Al mismo tiempo expone la indulgencia de los críticos y la originalidad de los autores dramáticos "reales",según dice, como Brecht o Brieux. El caso es que las frases de Shaw son muy populares entre los colectores de citas, lo cual se entiende fácilmente. Hay una en particular que está muy difundida en sitios dedicados a computación y que viene a cuento en estos días de promiscuidad informática y patentes de ideas estúpidas (aunque no he conseguido la fuente original sino la misma cita en incontables sitios):

If you have an apple and I have an apple and we exchange apples then you and I will still each have one apple. But if you have an idea and I have an idea and we exchange these ideas, then each of us will have two ideas.