Trazos y grafías

Un trabajo sobre la configuración tipológica de las letras elaborado por Mark A. Changizi, Qiong Zhang Hao Ye y Shinsuke Shimojo y publicado en el American Naturalist estudia las siguientes cuestiones aparentemente en profundidad:

  • Si hay regularidades empíricas que controlan la forma de los signos visuales. Para ello lo primero que hacen es simplificar. Se quedan con los signos que pueden ser reducidos a un máximo de tres trazos (es interesante notar que con dos trazos sólo hay tres tipos, que adscriben a la L, T y X, aun cuando su concreción geométrica puede variar enormemente), identificando 36 tipologías obtenidas de más de 100 sistemas de escritura que se pueden ver en la figura: sintetizadas de 1442 caracteres de 96 sistemas de escritura no logográficos de todo el mundo; 4759 caracteres del chino (logográfico) y 3538 caracteres de símbolos no lingüísticos: música, señales de tráfico, etc. Hicieron distribuciones de frecuencias para cada uno de los tres sistemas y encontraron correlaciones altas (0,69 y 0,80) entre los tres tipos; por si acaso, también compararon con sistemas aleatorios y con trazados infantiles para probar que la correlación no se debía a ninguna de esas dos cosas.
  • 36 formas básicas

  • Si la "firma" característica se relaciona más con la distribución de la configuración de los emblemas (que llamamos logos) y con signos de alto estímulo visual, o con la taquigrafía y otros medios de optimización motora. Comparan la distribución promedio de los tres sistemas antedichos con 6 sistemas de taquigrafía, y la correlación es baja. Luego, comparan el número de movimientos necesarios para cada tipología de letra y también encuentran la correlación baja, por lo cual concluyen que la forma visual no está determinada por el sistema motor, o por la facilidad de escribir, dicho de otra forma. Para contrastar si se trata de presión selectiva para facilitar el reconocimiento visual, comparan 1403 configuraciones de logos comerciales y símbolos similares y encuentran una alta correlación, esto indicaría que son seleccionados primordialmente para mejorar la visualización (y no por facilidad motora).
  • Si los signos visuales semejan los grupos de contornos que se encuentran en escenas naturales. Esta parte la salté porque el asunto ya era muy largo, pero en síntesis encuentran alta correlación también entre las formas de los signos y las escenas naturales o ambientales.

Además, se plantean directrices para continuar con esta investigación, entre ellas la de elaborar un programa informático que encuentre las tipologías automáticamente. También, dicen que quizás sea posible en el futuro relacionar la forma de los signos con el lugar donde se originaron. Bien es cierto que cualquier diccionario u otro libro donde aparezca el alfabeto fenicio mostrará cierta similitud entre la forma de las letras y algún elemento reconocible -que probablemente tenga en su nombre la letra que se representa con él- sea vaca, casa, hombre, etc. Este trabajo lo que hace es confirmar cuantitativamente esa impresión.