Y el agua tibia

Dicen que un grupo de científicos, de dos universidades prestigiosas, han realizado un experimento mediante inspección con resonancia magnética de las áreas cerebrales asociadas a la memoria, en el que pusieron a unos veinteañeros a predecir cierto resultado con unas cartas de formas varias. Primero los dejaron hacerlo sin distracción y luego dejándolos oir secuencias de pitos altos y bajos y haciéndolos contar los pitos altos. Al preguntarles sobre el asunto posteriormente, las respuestas eran más certeras sobre la tarea hecha sin distracción. Conclusión: si haces varias cosas mientras intentas aprender algo, te va a costar más que si estás concentrado... !

Para hacerle algo de justicia, en el artículo original los autores plantean que el experimento pretende dilucidar la relación entre las dos áreas principales de la memoria, que denominan 'declarativa' asociada a los lóbulos temporales y la 'procidemental' que almacena los hábitos y demás mañas, localizada en el estratum, un corotico que tenemos en el cerebro y que parece servir para algo entonces. El resultado es que las dos áreas compiten y cuando hay distracciones el estratum toma un papel preponderante, y por eso, no se recuerdan tan bien las cosas que serían 'declarativas'.

Ahora me queda la duda de cuál de las dos versiones es más correcta, o si la segunda no es más que la versión erudita de la primera. En fin, que la ciencia avanza aunque estemos distraídos.