Panoramas

Como se sabe, el hecho de trabajar con un sistema totalmente gratuito debería tener algún inconveniente. Entre los pocos inconvenientes que he conseguido, se encuentra este: no es fácil conseguir programas para realizar panoramas compuestos por varias fotografías, sean planos o cilíndricos o esféricos. Y eso a pesar de la existencia desde hace bastante tiempo de 'Panorama Tools', un conjunto de programas realizado por Helmut Dersch con todas las capacidades necesarias pero algo difíciles de usar. Así que después de mucho buscar, he peleado con 'hugin' una interfaz gráfica a aquellas herramientas de Dersch. He debido compilar el programa, porque no existe un paquete 'debian', y ya he realizado una primera panorámica; hay que decirlo, con bastante dificultad. No sé si valdrá la pena el asunto, comparado con otras que he realizado "artesanalmente", montando simplemente una foto sobre otra. Esta está realizada con sólo tres fotografías, y se trata como es evidente, de Caracas, vista de muy lejos (como es más agradable), con la Silla y el Naiguatá tapados por las nubes. Próximamente, colocaré una galería con panorámicas similares en esta página.

Caracas desde El Placer

Servicio público

Tengo más de veinte años escuchando cosas sobre la represa de Yacambú, en la sierra de Portuguesa, estado Lara (Venezuela, por supuesto) y del muy famoso túnel de trasvase que lleva el agua desde ese reservorio al valle de Quíbor. Imagino que algo similar le pasará a cualquier habitante de este país.

Pues con el fin de evitar disgustos innecesarios y quizás prevenir algún sobresalto malsano, cumplo con informar a la colectividad que la tal represa es solamente 'presa'; y que el tal túnel todavía está en construcción. La presa sí está aparentemente lista, sin embargo, no hay agua embalsada como cabría esperar después de tanto tiempo. Esta imagen muestra el muro que constituye la presa principal, visto por su cara interna, que algún día -con la ayuda de los dioses- quedará tapado por el agua.

Presa de Yacambú

Actualización: febrero 2015. Han pasado diez años más. Hoy aparece un artículo en el diario 'El Impulso' escrito por Hugo J. Boscán que resume la situación, de donde extraigo estos datos:

  • En 1973 el Ministerio de Obras Públicas contrató el inicio del proyecto
  • En 1975 se inició el túnel de trasvase, pero luego fue rescindido el contrato
  • En 1977 el Ministerio del Ambiente licitó la presa y demás obras
  • En 1982 la empresa se retiró dejando un 45% concluido
  • En 1978 otro consorcio fue contratado para realizar el túnel de trasvase pero abandonó en 1979
  • En 1989 se crea el Sistema Hidráulico Yacambú-Quíbor con capital público
  • Diez años después el presidente de ese organismo recapitula así la gestión: "Nosotros dejamos construido el 90 % de la presa, 100 % las excavaciones de descargas de fondo, 100 % de la berma estabilizante y el 30 % del aliviadero, en lo que respecta a las obras de regulación del túnel de trasvase. Con respecto al túnel, de los 26.340 metros se habían perforado 15.389 para 1999 un 63,61 %."
  • El 20 de mayo del 2010 otro presidente del SHYQ "anunció para el inicio del 2012 el llenado de la presa"
  • Actualmente, las obras están paralizadas

Recuerden El Álamo

Famosa frase que resume y potencia la acción de resistencia de los heroicos gringos contra el asedio de los mexicanos en 1836. Esta es la versión de 'jóligud'. El profesor Will Fowler del departamento de Español de la Universidad de St. Andrews en Escocia acaba de publicar un libro con otra versión, según informan en Scotland on Sunday (parte de Scotsman.com).

Allí explica que Antonio López de Santa Ana, quien arrasó la misión de El Alamo y llegaría a convertirse (¡6 veces!) en presidente de México, estaba en realidad defendiendo a su país contra los invasores esclavistas del norte. Fowler rechaza la idea de que quienes peleaban por la independencia de Texas lo hacían por una noble causa patriótica; defendían el esclavismo que ya estaba prohibido en México. Al final, igual México perdió la mitad de su territorio, que ahora son estados norteamericanos llamados Texas, New Mexico, Arizona, Utah, California y Nevada, pero eso fue unos años más tarde y también con la participación, esta vez con derrota, de Santa Ana.

Este Fowler por otra parte tiene una serie de trabajos sobre aquellos años y sobre la participación británica en aquellos acontecimientos. También escribió una biografía de Santa Ana (un caudillo que equivale -en sus palabras- a José Antonio Páez y otros latinoamericanos de la época que tienen en común el haber sido héroes militares antes de ser políticos). En sus investigaciones, Fowler tuvo que pasar los habituales controles burocráticos (y militares para "más ñapa"), y pasar meses estudiando documentos escoltado y vigilado al entrar y al salir. Por esa razón seguramente fue el primero en tener acceso a una "mina" que nunca había sido utilizada; nadie se había sentido dispuesto a tamaña hazaña. Según dice el boletín "Language matters" de su universidad, dió una conferencia en diciembre pasado con el nombre explicativo de "Mex lies and red tape: the challenges of writing a biography of Santa Anna (1794-1876)".

Mahoma

Tal día como hoy (que debería escribir como 16, Rajab, 1425) conseguí una larguísima Vida de Mahoma en un suplemento del periódico Arab News, escrita por Leila Azzam y Aisha Gouverneur. Me parece que se trata de la versión oficial, ajustada y refinada. Tiene varias cosas interesantes, entre las que destaca su inicio: comienza cuando Abraham vivía en Ur y discutió con su padre y familia...

Menos mal que después acelera un poco y llega hasta los abuelos que ya vivían en La Meca; un paso por la infancia, alejado de su madre, con una nodriza en el desierto por 3 años; su carácter meditativo; la boda con Kadijha y finalmente la revelación del arcángel Gabriel, etc.

Una de las cosas que llama la atención es que no presentan a Mahoma como un tipo autoritario, al contrario, siempre pide consejo y acepta los consejos de los demás; es parsimonioso. ¡Incluso llega a perder batallas! (estas batallas eran casi siempre con su familia extendida, que era la clase acomodada de La Meca). Por otra parte, explican cómo Mahoma se ve como el último profeta, pero acepta a Moisés y a Jesús como antecesores. Y de hecho no creo que exista mucha diferencia si las tres religiones son monoteístas y adoran al mismo Alá. Entonces, ¿cómo se explican tantas guerras "santas" y tantos muertos inútiles a lo largo de siglos de "choque de culturas" (así le quieren llamar ahora)?. Seguro que no es por problemas religiosos.

Montañas

Hay quien ve las montañas y nota que le obstruyen la vista. En cambio, hay quien puede estar mirando montañas sin descanso y sintiendo que hace algo útil aunque no sea así. Pues como este último es mi caso, a veces encuentro algunas imágenes que casi sustituyen esa idea. Esta, por ejemplo, es la vista que se tiene desde la llamada Cortada del Guayabo, a unos 30 km. de Caracas, dirigiendo la mirada hacia el suroeste... hasta da la impresión de ser una zona despoblada... Aunque la realidad es otra, la vista es de igual modo interesante.

Abajo, la autopista regional del centro. Al fondo, la serranía del interior

Rennes-le-Château

Horas de lectura prácticamente perdidas porque me dejé llevar por la moda. Revisé una cantidad de textos sobre el excesivamente famoso asunto del padre François-Bérenger Saunière y su repentina fortuna, que le permitió construir lo que narran como un pequeño emporio, muy por encima de los recursos de un cura de fines del siglo XIX. Cuando empecé a ver analogías geométricas (pentágonos y círculos) aplicados al paisaje de Rennes-le-Château sospeché que no iba por buen camino. Las interpretaciones (mayormente anglosajonas) de la construcción de la iglesia, el cementerio y la torre Magdala (todo esto anexo y formando parte de un conjunto en un extremo del pueblo) se centran en el hallazgo de un tesoro, (cuando no de varios) por parte de Saunière, o bien en el acceso a un poder desconocido, o bien a que consiguió una prueba de la descendencia de Jesús (que se habría casado -o arrejuntado- con María Magdalena), o en la relación de esta pequeña iglesia con el Priorato de Sión; la aparición del Arca de la Alianza; etc., etc., etc.

De verdad que sería tiempo perdido sino fuera porque en la red también hay gente seria. En este caso hablo de Paul Smith (en inglés) y Bernardo Sanchez da Motta (en portugués). Ambos tienen páginas dedicadas a 'componer' el entuerto y a explicar hasta la exasperación cada detalle del mito construido alrededor de esta aldea francesa y su iglesia. Pues resulta que la verdadera -y muy efectiva- manera de conseguir fondos del cura Saunière no era otra que ¡la venta de misas! Pero a nivel industrial, no como hacen los curas parroquiales que cobran o aceptan una donación por dar una misa en nombre de algún difunto y la dan; no, Saunière cobraba pero no había manera de que pudiera dar las más de 100.000 misas que le encargaron de sitios de toda Francia y parte del exterior. Esto ocurrió durante más de 15 años y aunque (según Motta) Saunière hizo el esfuerzo de dar las misas encargadas por correo, para 1892 ya llevaba más de 6 meses de atraso y llegó al punto en que dijo "hasta aquí".

Todo esto está suficientemente demostrado con copias de documentos manuscritos por el mismo Saunière y por las trazas del proceso que sufrió cuando un nuevo obispo se interesó por sus gastos y cómo los había obtenido; de lo que siguió su expulsión de la diócesis (o más bien, su dimisión forzada). Smith publica un capítulo del libro de Jean-Jacques Bedu, 'Rennes-le-Château - Autopsie d'un mythe' (1990) donde se explican al detalle las transacciones. Por otro lado, el cura era querido y apreciado en su pequeña parroquia y el pueblo no llevó bien el asunto. Y sí, la iglesia de Rennes-le-chateau está dedicada a María Magdalena desde su fundación, parece que anterior al siglo X.

En cuanto al 'Priorato de Sión', resulta ser una farsa confesada por su inventor, un tal Pierre Plantard quien se quería hacer ver como descendiente de la dinastía merovingia y candidato al trono de Francia. Fue ayudado por Philippe de Chérisey, que forjó unos "manuscritos" supuestamente encontrados por Saunière en su pequeña iglesia.

Puro cuento, desmontado hace más de 10 años en Francia, y todavía hay infinitos sitios en Internet donde se repiten los montajes de Plantard y Chérisey como si fuesen hechos reales. Al final, lo que queda de misterio es mínimo, aunque también interesante. Y no cabe duda que la vista desde la torre Magdala es magnífica...

Bioy

Aparte de los cuentos de H. Bustos Domeq, escritos en colaboración con Borges, no había leído a Bioy Casares. Por fin tuve ocasión de revisar 'La invención de Morel', un cuento "fantástico, pero no sobrenatural" como dice el propio Borges en el escrito que prologa el libro.

Curiosamente, el narrador (anónimo) es venezolano, y sin explicación alguna de Bioy, huye de la justicia hasta esconderse en una isla del Pacífico, remota ad summun incluso desde Papua-Nueva Guinea (dice que escapó en un bote de remos desde Rabaul). Allí presencia eventos y prodigios que constituyen el núcleo del cuento, y escribe una especie de diario (o "blog") en el que registra sus progresivos descubrimientos, incluido por supuesto el invento de Morel. Efectivamente se trata de un cuento fantástico, quizás de ficción "científica", que es interesante, pero no releíble, porque parte de su efectividad reside en fomentar un cierto temor al eterno retorno y al tiempo cíclico, y no es cosa de caer en ello.

De todo el cuento, que tiene aspectos increíbles, lo menos creíble de todo es que un venezolano esté huyendo de la justicia, preocupado a morir o más bien, que esa supuesta justicia lo persiga hasta el confín del mundo. Ni en 1940, ni en 2004.

Teatro remoto

Debido a determinados infortunios que no es el caso comentar, se me dificulta asistir a la presentación de 'Calculus', obra de Carl Djerassi (quien además de dramaturgo resulta ser un químico connotado, creador de la píldora anticonceptiva y otras hazañas), por lo cual me ví en la obligación de leer la obra por la infosfera. Y es que el autor, tiene el texto completo en su sitio de Internet... como debe ser, al menos para los que de ninguna manera íbamos a llegar al New End Theatre de Londres antes del 28 de este mes.

La reseña de Liliane Campos en Physicsweb fue lo que atrajo mi atención. Este montaje trata de la archifamosa disputa entre Newton y Leibniz acerca de la prioridad en el descubrimiento del cálculo infinitesimal. Djerassi cuenta el asunto mediante la estratagema de 'un teatro dentro de otro teatro', lo que siempre resulta interesante: los actores representan a dos autores (de teatro, también) de los primeros años 1700, contemporáneos de Newton, que componen una obra sobre el manejo de la comisión de la Royal Society para
establecer oficialmente la prioridad del invento. Según esto, la comisión de 11 miembros se limitó a ver el informe que el mismo Newton escribió, basado en su propia correspondencia y que por supuesto le da toda la razón. Newton era el presidente de la Royal Society, nombró la comisión, escribió el informe, lo publicó e hizo ver que el producto era "imparcial".

Total que Newton no queda bien parado en esta obra. Es la tendencia reciente, bajarlo de la nube "científica" en que lo han colocado los ingleses y gringos, y estudiarlo en toda su complejidad, la cual incluye por cierto mucho más material escrito en estudios teológicos -no ortodoxos- y alquímicos que en lo que ahora se llama ciencia. Hay un sitio en Internet que va a almacenar y hacer disponible toda la obra de Newton, incluidos comentarios y notas al margen, llamado The Newton Project, donde estiman toda su producción en cuatro millones de palabras.

Códigos ocultos

Acabo de leer el muy publicitado (y vendido) 'El Código Da Vinci' de Dan Brown y realmente se trata de un 'best-seller'; tiene todos los ingredientes y evoca un poco aquellos libros de los años 70 sobre espías, intrigas y demás. Hay que conceder que mantiene el interés por al menos 360 páginas de las 410 que tiene en total. Está construido mediante capítulos muy cortos, en promedio página y media; y siempre deja -como aquellas series televisivas de los años 50 (que yo no ví, pero me contaron)- algo pendiente. Así que la lectura es fácil y divertida.

Esta vez aproveché las oportunidades actuales y leí el libro paralelamente con búsquedas de imágenes en Internet de los sitios donde transcurre la acción, y se consiguen muchas. De esta forma, he "conocido" El Louvre, Castelgandolfo, Saint Sulpice, Westminster y por supuesto, Rosslyn Chapel; todos los cuales saldrán en la película, porque es evidente que habrá una película desde que el propio libro parece un guión. Por cierto que las visitas a Rosslyn han aumentado entre 30 y 40% desde la aparición del libro.

En resumen, un libro divertido, liviano, que en mi opinión no justifica los 60.000 bolívares que cuesta en estos lares y en estos tiempos.

Páginas

Suscribirse a Psicoexcesos RSS