Violines y clima

En 'Dendrochronologia' dicen Lloyd Burckle y Henri Grissino-Mayer que la calidad de los violines y otros instrumentos de los siglos 17 y 18 se debe a las condiciones climáticas de los años 1645-1715: baja actividad solar y enfriamiento global, situación conocida como 'mínimo de Maunder'. Esto habría producido unos anillos forestales estrechos y de lento crecimiento, con lo cual la madera sería más densa. .

Stradivarius de Cremona nació justo un año antes de esa época; y utilizaría la madera que estaba a su alcance. Podría ser que el brillo del sol influyese en el tono y calidad de los sonidos de los famosos violines, si la hipótesis es plausible.

Crónicas

Washington Irving visitó Andalucía hacia 1828 y se ocupó de investigar las historias de la guerra de Granada y escribir algunos libros que recopilan lo que aprendió de ellas. En "Crónica de la conquista de Granada" relata con su estilo (supuestamente basado en Fray Antonio Agápida) muchos eventos de aquella guerra entre cristianos y moros.

Al inicio, cuenta cómo Juan De Vera fue enviado en 1478 a reclamar los tributos que Granada debía pagar a los (todavía no llamados) Reyes Católicos. Muley Aben Hacén, emir de Granada recibió al enviado y luego de escuchar su petición, le respondió, memorablemente:

Decíd a vuestros soberanos que los reyes de Granada que pagaban tributo a la Corona de Castilla, murieron. Nuestra casa de moneda ahora no se ocupa de su acuñación, pues, en su lugar fabrica hojas de cimitarras y puntas de lanzas...

Juan De Vera se retiró "con digna y ceremoniosa gravedad". El emir le envió como regalo una cimitarra de acero de Damasco "empuñadura de ágata enriquecida con piedras preciosas y guarnición de oro". Al recibirla, dijo al mensajero:

Su Majestad me ha obsequiado una afilada arma. Confío en que tenga una oportunidad para demostrarle que yo sé cómo debo usar su real presente.

Eran diplomáticos... al menos en el mito que perdura en la obra de Irving.

Dos textos 'casi iguales'

En Bíblica, vol. 84, Michael Avioz enfrenta las disparidades -para no decir contradicciones- entre las descripciones de la destrucción del "primer templo" que se hacen en Jeremías y el segundo libro de los Reyes.

Su conclusión es que ambos textos derivan de un tercero, y que la descripción de Jeremías es más completa y más antigua. Por lo tanto, da como fecha de la destrucción "el quinto mes, en el décimo día del mes, que era el décimonoveno año del rey Nabucodonosor...". También, la descripción de Reyes 2 está truncada y tiene corrupciones textuales.

Entre generaciones

Mucha gente habla de los boleros y que si la nostalgia, y que si el sentimiento, y que si el "romanticismo", etc. Pero los boleros sirven -como cualquier género musical si a eso vamos- para transmitir costumbres y permitir una comunicación entre generaciones que de otro modo quizás no se podría dar. Como cualquier generalización no queda bien explicada sin un ejemplo, pondré uno: en la conocida pieza 'Yo no he visto a Linda', (aparentemente compuesta por Pedro Flores, pero popularizada por Daniel Santos) se describe un evento que deja atónito a cualquiera que viva alrededor del Caribe (y por cierto que no me refiero a la desaparición de Linda para dedicarse a Dios mientras quienes la extrañaban estaban pensando que se dedicaba a una actividad más mundana y mejor remunerada):

Menos el domingo,
todas las tardes,
salgo a ver al cartero,
a ver si trajo algo para mi...

No me queda ni un rescoldo de duda. Ningún joven de las Sociedades Americanas en 2000 y pico, podrá imaginar, sin un esfuerzo enorme, la posibilidad de que 1)haya un cartero que distribuya correspondencia, y 2)que lo haga todos los días ¡menos el domingo! Queda la canción como testimonio de lo que fue, definitivamente, otra época.

Morales

Estamos sometidos a dos principios subrepticios, inconscientes, pero efectivos, que impiden el desarrollo de una moral pública medianamente compartida. Se trata de una 'moral binaria' y una 'moral doble'.

Hay una moral binaria, no gradada ni matizada, que se aplica más o menos así: todo corrupto (venial, leve, sutil, evidente, etc.) es corrupto. Por lo tanto si tu como profesor eres p.e. "permisivo" con un estudiante, no tienes derecho a criticar que yo haya p.e. desaparecido los ahorros de 200.000 familias. Ambos somos corruptos. Todo se reduce a dos posibilidades: santo o pecador. Y como todos somos pecadores... ¿Cuál es tu problema conmigo? yo soy corrupto, ¿acaso tu no? Cuando el señor aquel dijo 'quien esté libre de pecado' se refería (según mi escaso entendimiento) a que ninguno puede ejecutar el castigo ('que tire la primera piedra'); no así, a que todos son igualmente pecadores. En todo caso, de aquí a la sociedad de cómplices, no hay más que una frase.

La moral doble es "geométrica", o como decía el poeta Cabral "es cuestión de geografía". Cuando los adecos usaban autobuses oficiales para llevar sus acólitos a manifestaciones políticas eran "malos", eso era 'corrupción'. Cuando los neoadecos usan los autobuses oficiales para llevar sus acólitos a manifestaciones políticas, eso es "bueno", es 'una contribución'. Por lo tanto, se trata de un efecto de la posición en que se encuentra el observador y no, como uno quizás podría pensar, de una categoría absoluta. Y como todo es relativo....

Cratilo

Discuten Hermógenes y Cratilo sobre la exactitud de los nombres y si los nombres de las cosas son así por naturaleza o por convención. Es una delicia ver cómo Sócrates juega con ambos y con sus argumentos, diciendo que no sabe de eso... Dos pasajes que acabo de releer muestran suficientemente cómo lo hace Sócrates. Cuando Hermógnes dice 'me parece evidente' a una larga explicación sobre el nombre dado por Homero al hijo de Héctor:

Pero ¿cómo? porque yo mismo, en realidad, no comprendo ¿y tu lo comprendes?

Y una vez establecido que Hermógenes está perdido, dice:

Hablas bien. Vigílame pues, para que no te induzca a error

Tiene que haber sido complicado escribir estos diálogos, sea que son obra de Platón o registro de tradición oral. Y tan divertidos...

Tierra de fantasía

Esta imagen parece la realización de un paisaje imaginado por Tolkien, particularmente lo intuyo parecido a las Montañas de la Sombra, protección occidental de Mordor, en el sitio cercano a Minas Morgul.

Pero no, se trata de un sector de la Sierra de La Culata, situado entre 3.500 y 4.000 metros de altitud y es de una "belleza austera", como se puede ver. Es de resaltar que la imponente roca que se ve al centro, mana agua como si Moisés la hubiese golpeado con el cayado milagroso. Es una imagen apropiada para una antesala a la tierra prometida.

Paisaje tolkiano

Actualización: una imagen de mayor resolución.

Paisaje tolkiano y ni tanto

Tarde se entera uno

Quería re-escuchar 'McArthur Park' aprovechando las maravillas del P2P, y me consigo con la sorpresa de que su cantante original no es otro que Richard Harris, más conocido como Dumbledore para las generaciones actuales. Un éxito en 1968. Y mientras escucho esta pieza, recuerdo que Feliciano tocaba una instrumental muy popular (gracias al Sr. Google, me entero que se llamaba): 'Classical Gas', compuesta por Mason Williams. Pues resulta que las dos piezas están asociadas de múltiples maneras, en tiempo e interpretación.

En fin, era otra época (yo no la recuerdo). Por cierto, hay alguna gente en Buenos Aires a quien le podría interesar saber que Rick Wakeman tiene una versión de Classical Gas, también.

Proporción

No me queda claro cómo esas personas que analizan el Partenón y dicen que es un edificio perfecto debido a sus proporciones, no ven la desproporción -o no la mencionan- que tiene la estatua de Atenea que el edificio albergaba. Claro que de la estatua sólo quedan cuentos, pero hay consistencia entre las reconstrucciones gráficas. Todas ponen a Atenea tocando el techo del Partenón...

Supongo que la estatua existía o fue construida para instalarse en el edificio, en cualquiera de los dos casos, una gente tan preocupada por la justa proporción no habría hecho ese disparate que uno ve en las imágenes e incluso en esa reproducción exacta del Partenón que hicieron en Nashville.

Páginas

Suscribirse a Psicoexcesos RSS