Politiquerías

Mapa de elecciones limitadas

Para proseguir con la práctica cartográfica en que me he embarcado últimamente, nada mejor que representar los resultados de las muy recientes elecciones presidenciales de Venezuela. Los datos provienen de aquí, supuestamente extraídos de aquí y para la división espacial sigo utilizando el mapa de aquí

Comenzando por la participación, que ha sido alta en todo el país, sólo dos estado alcanzaron menos de 70%, casi todo el resto cumplió con más de 75%.

Participación en elecciones 2012 (%)

A continuación el típico y poco informativo mapa de resultados por estado. Ya que la politica nacional es tan limitadita que dos candidatos obtuvieron más del 92% de los votos, elegí representar los grados de diferencia porcentual entre esos dos, o sea, para cada estado:
(votos-candidato-ganador - votos-candidato-perdedor)/votos-válidos * 100
Los tonos rojizos corresponden al candidato del gobierno y los amarillos al de la oposición. Hay que poner atención sobre la leyenda para entender mejor los diferentes tonos (haciendo clic en la imagen se puede ver ampliada).

Diferencias porcentuales por estado

En la representación de resultados a nivel municipal se utiliza la misma escala y criterio anterior, la diferencia porcentual entre los dos primeros candidatos; para complicar un poco el asunto añadí una capa de cantidad de población que se aprecia -quizá- por el tono del borde de cada municipio así como por una tonalidad de puntos dentro de su perímetro; esto complica algo la lectura sobre todo en un mapa tan pequeño:

Diferencias porcentuales por municipio

Los datos están detallados hasta nivel de parroquia e incluso hasta centro de votación, pero no dispongo de un mapa con la división administrativa del país con ese detalle; esperemos que alguno aparezca por allí.

Un mapa y unos datos

Desde hace tiempo tenía la curiosidad de ver los resultados electorales de Venezuela a nivel municipal pero todas las veces que busqué conseguí lo esperado: nada. La única manera de poder visualizar tal cosa es hacerlo uno mismo, por lo visto.

Ver en un mapa datos categorizados, con colores adecuados a ciertos números es de lo más fácil; sólo hace falta un mapa y unos datos. El mapa es preferible en formato shapefile y los datos -arreglados y coincidentes con los del mapa- en un archivo csv (comma separated values).

El mapa

Busque por todas partes y no conseguirá sino un solo mapa con los municipios de Venezuela en el formato shapefile, que se encuentra en el IVIC. Sencillo (el enlace está caído al momento de escribir esto).

Los datos

Los resultados electorales están donde debían estar, en el CNE, con el leve detalle de que no hay manera de verlos en conjunto. Si usted tiene interés en ver los resultados de un municipio, no problema, elija estado, elija municipio y le mostrarán los resultados de una elección en particular. Cualquier otra cosa será inútil. Para reunir un conjunto de datos significativo tendría que ir usted municipio por municipio y anotando cada caso, hasta llegar a los más de 300 que hay en el país; si quiere comparar dos elecciones, por ejemplo, hágalo dos veces y ya.

Como esa pérdida de tiempo es injustificable y no será posible que el CNE ponga los datos en forma adecuada, hay que buscar otra manera. La que conseguí fue en el sitio Esdata y no tengo ni la intención de revisar si sus datos son correctos; lo supongo. Tomé los datos (en formato de hoja de cálculo .odt) de las elecciones presidenciales del 2006 y del referendum del 2007.

La fusión

Cuando parece que ya está todo listo empiezan las incongruencias, los datos electorales tienen unos municipios y el mapa otros; aparentemente se debe a las últimas modificaciones territoriales que son muchas pero son suficientes para que no cuadren los datos con el mapa. Para resolver esto hay que ir municipio por municipio copiando los resultados a lo que más se acerque en la división política del mapa.

Es entonces cuando podemos abrir el programa que va a graficar lo que queremos, en mi caso QGIS. Primer problema, los datos deben estar en formato csv pero con un archivo auxiliar csvt que indica qué tipo de dato es, numérico o textual; de otro modo QGIS leerá todo como texto y la representación automática de gradientes no funcionará. Afortunadamente todo eso se puede leer aquí

Cuando por fin logramos cuadrar que los datos se visualicen en rangos apropiados ya nos vamos dando cuenta de los errores en el proceso; pero como bien se dice por estos lados Esto es lo que hay.

En primer lugar la elección presidencial de 2006, que no es muy informativa porque en casi todas partes ganó con más del 50% el candidato-presidente:

Mapa de elecciones 2006, municipios

En cuanto al referendum de 2007, estaba dividido en dos bloques (A y B) con resultados similares si ignoramos alguna que otra discrepancia. Aquí presento los votos "SI" (a favor del gobierno) al bloque B, categorizados en grupos divididos por "brecha naturales", una de las opciones de QGIS.

Mapa referendum 2007

Para los lectores curiosos, a continuación el mapa de votos NO del mismo bloque B (contra el gobierno), que debido a tener otra escala muestra algunas incongruencias. El resultado global fue a favor del NO por menos del 1%.

Mapa referendum 2007

A los lectores o visitantes extranjeros conviene indicarles que donde los municipios son más pequeños hay más población por regla general; los municipios grandes, sobre todo al sur del país suelen tener pocos habitantes.

Dicen que la información es valiosa, y por los días que he gastado en esto creo que tienen razón. Pero sería sumamente fácil abaratarla si no estuviese escondida o difícilmente accesible; en otros países los mapas apropiados para estas cosas se descargan tranquilamente y los datos electorales también, en conjunto y en formatos abiertos; de ese modo la información sigue siendo valiosa pero barata. En fin.

Mañana hay elecciones presidenciales en Venezuela y espero actualizar esta información cuando se tengan los resultados (que no serán finales nunca, aparentemente; el CNE nunca terminó de dar los resultados del referedum 2007 más allá del primer boletín). En cualquier caso creo que esto debería ser más fácil.

Actualización (8-oct-2012)

En contra de lo que decía arriba, he conseguido otro mapa con la división administrativa actualizada (en Global Administrative Areas), ahora se hace algo más expedito lo de pasar los resultados electorales al mapa. Como ejercicio, he tomado los correspondientes a las elecciones parlamentarias de 2010 de Esdata, y representado en el mapa el porcentaje de diferencia existente entre los dos principales partidos u opciones, calificados como "MUD" y "OFIC" en los datos. Lo que se refleja en el mapa es el grado de diferencia porcentual a favor de uno u otro (OFIC en tonos rojos, MUC en tonos azules) y en aquellos lugares en que la diferencia era menor de 4% en un tono neutro.

Diferencia entre los dos principales partidos, parlamentarias 2010

Obstáculos (rant)

Zona de obstáculos

Cuando uno llega a este punto entre Guanare y Biscucuy, y no vive en la zona, lo más probable es que venga de recorrer más de 300 km.atravesando toda clase de inconvenientes: derrumbes, peajes, alcabalas matraqueras y de las otras, huecos, tráfico denso, "reductores de velocidad"( conocidos en Venezuela como policías acostados que son de los que mejor vigilan y también se ocultan o camuflan en el pavimento como si fuesen clandestinos), etc.

Así que encontrar este aviso que no por poco visible deja de llamar la atención lo deja a uno algo perplejo ¿no debería este letrero estar colocado hace 300 kilómetros? ¿no debería estar colocado cada 5 o 10 kilómetros? ¿qué hace aquí? ¿son peores los obstáculos que vienen a 100 metros?

Sería fácil extrapolar la desubicación del letrero e imaginar lo bien que estaría como aviso en todas las aduanas, y con menos letras: "País de obstáculos", punto; como puede atestiguar cualquiera que tenga que realizar algún trámite, sea solicitar una partida de nacimiento, hacer una compra en el exterior, registrar un documento, ir a un banco, dialogar con un policía o guardia nacional en una alcabala apartada, y ...

Pero no, de hecho los obstáculos anunciados en el letrero no sobrepasan y diría que ni alcanzan a la media nacional. Entonces ¿por qué este aviso está aquí solamente? Quizá sea cosa de un alcalde preocupado, pero más probable es que se deba a algún sobrante publicitario, o a que alguna vez hubo obstáculos peores que los ya conocidos y una vez resueltos quedó el letrero, como suele ocurrir en tantas reparaciones casi perennes cuando llegan a su fin.

Lo cierto es que el fulano letrero lo que hace es sorprender por su ausencia en tantos y tantos lugares donde realmente sería más necesario.

Incredulidad demográfica

Antes de la realización del censo de población de Venezuela en 2011 yo tenía ya una estimación del resultado moderada: 40 millones de habitantes, que podía dejar en 36 por aquello de los márgenes de error y tal. A fines de febrero el instituto encargado publicó los primeros resultados que corresponden a cifras globales y para sorpresa de todo humano viviente en esta república dicen que tan sólo 27.150.095 personas ocupan este territorio. Este número no incluye omisiones en el censo, cuyo total desconocemos, pero suena exagerado que hayan dejado sin censar a 13 millones.

La evolución del crecimiento demográfico de Venezuela se muestra en este gráfico optimista en el que se ve, junto con la cantidad de población por cada censo realizado, la tasa de crecimiento en cada lapso, tasa que tuvo un pico de 4% en los años sesenta y -supuestamente- ha ido cayendo hasta un modestísimo 1,6% actualmente:

Censos Vzla

Otros indicios de poca credibilidad vienen del conteo de viviendas; son 8.230.140, ocupadas en un 84,3%. ¡Esto implica que hay 1.292.132 viviendas desocupadas, en construcción o vacacionales! ¿dónde? Puede ser cierto en Tucacas y ... y ... no se me ocurre ningún otro lugar. Aún así, si multiplicamos el total de las viviendas con el número promedio de 3,9 personas por vivienda el total apenas alcanza a 32.097.546, lejos todavía de lo que supongo es la realidad. Además ¿cómo se compagina esto con el déficit declarado de viviendas que alcanza a más de un millón?

¿A qué se debe tamaña incongruencia? Es esto (error u omisión grande en el censo) o es otra cosa: la percepción de la cantidad de población que tenemos no se basa realmente en la cantidad de población sino en el desorden habitual por donde quiera que andamos. El caos es tan grande que probablemente vemos a las mismas personas varias veces y durante más tiempo del que sería normal, o de lo que fue normal en años pasados, porque nunca como ahora se ha visto tan reducido el espacio público, manifiestamente las vías, y ese roce excesivo pudiera tergiversar la noción de cuánta gente vive a nuestro alrededor.

También es cierto que la mayoría de la población, un 66%, se encuentra concentrada en 9 de los 23 estados que conforman el país, estados que casualmente son los más transitados (Zulia, Miranda, Carabobo, Distrito Capital, Lara, Aragua, Anzoátegui, Bolívar y Táchira). Así que es posible que el censo no esté tan errado, pero la sensación de vivir en un país acogotado de gente no se quita con eso.

Visualizar redes: civilizaciones

Este artículo de Kalev H. Leetaru en First Monday (vía Discovery y WK) trata de una manera de predecir hechos humanos a gran escala tomando como entrada el "tono" de las notas de prensa, cosa que obtiene de la aplicación de unos programas de minería de datos que dan connotación positiva o negativa a algunas palabras en los millones de artículos de ciertos medios.

Un poco lanzado el asunto pero Leetaru presenta unos resultados como la probable ubicación de Bin Laden -a posteriori-; sin embargo lo que más atrajo mi (escasa) atención fue la pretensión de extraer de esos inmensos bancos de contenido mediático las civilizaciones del mundo. La cosa es así: el programa busca nombres de ciudades en cada artículo, cada nombre se convierte en un nodo; se utilizan los artículos que tienen más de un nombre de ciudad, cada par de nombres se convierte en una línea. Posteriormente, se aglutinan todos los pares que pertenecen a un mismo país, y el resultado es algo así:

Red

Las agrupaciones ("civilizaciones") dependen por supuesto de la fuente de los datos. El autor dice haber utilizado dos: los archivos históricos del New York Times desde 1945-2005 y el Summary of World Broadcasts de la BBC de 1979 a 2010 (excluendo a USA por razones que allí se alegan); por lo tanto su representación gráfica en mapas también varía en consecuencia. De los dos presentados me pareció más "independiente" el de SWB aunque tiene muchos bemoles:

Según SWB

  • Hay una región franco-luso-africana, que no luce para nada "civilización"; sino más bien restos del coloniaje
  • Hispanoamérica incluye USa (¿no será más bien que el imperio es más dominante en los países hispanos?)
  • Medio Oriente, Canadá, Suecia, Marruecos, UK comparten muchas menciones según se ve en azul oscuro
  • China, sureste de Asia y Australia, resultado supongo de la cercanía relativa
  • El montón de diversidad de la India aparece como una sola unidad

A pesar de las limitaciones antedichas supongo que habrá manera de perfeccionar este tipo de trabajos y con unas miles de variables más es posible que se acerquen a un retrato más fiel de la realidad.

Era por eso

Quizá alguien se pregunte por qué razón se ha hecho tan lenta la actualización de este sitio; pues bien, es simple cosa de intrascendencia. Si el mundo se acaba pronto (tan pronto como octubre) y dentro de un par de días ocurrirá el arrebato de la humanidad -donde nos reuniremos con Jesús en el aire ¿o el cielo? no me queda claro-, qué sentido tiene estar escribiendo para el futuro.

Al menos es lo que dice este grupo que ha deducido las fechas de sus fervorosas lecturas de la Biblia y anda publicando vallas y haciendo bulla con el acontecimiento por convicción solidaria.

El rapto

Y es que no cabe duda de que estamos en tiempo de gran tribulación, y la postura correcta es justamente la que propugnan estos escatológos: leer la biblia y escuchar su emisora de radio mientras esperamos que todo se acabe.

La última renuncia

Los sucesos del 19 de abril de 1810 en Caracas son bastante conocidos: era jueves santo y el Cabildo se reunió como a las 8 de la mañana para discutir las noticias de España (prisión de Fernando VII y sus conscuencias); el Capitán General Vicente Emparan interrumpe la reunión para ir a cumplir con los ritos de la ocasión a eso de las 9; frente a la iglesia, es forzado a regresar a cabildo y según la tradición popular se vio en la necesidad de salir al balcón del Ayuntamiento y preguntar al "pueblo" allí presente si querían que siguiese en su cargo y como la respuesta fue un no por aclamación (aunque aparentemente el no fue precedido por un sí, que cambió luego que un par de conspiradores incitó a la concurrencia de la plaza), pronució su famosa frase: Pues entonces yo tampoco quiero mando.

En el Acta firmada ese mismo día, sin embargo, dice que la frase fue consecuencia de la intervención de un diputado. En cualquier caso, las consecuencias inmediatas fueron que el Cabildo de Caracas asumió los poderes de la Capitanía, al tiempo que juraba lealtad a Fernando VII; Emparan fue expulsado -aunque de muy buena manera, según parece- junto con los otros altos cargos militares y la independencia fue declarada el 5 de julio del año siguiente. La única imagen de un testigo presencial que se conserva es este cuadro de Juan Lovera que retrata el momento en que Emparan es forzado a regresar a cabildo; se aprecia a Emparan levantando su sombrero o gorra o qué se yo de mariscal.

Emparan en la catedral

De estos hechos, siempre me ha llamado la atención la renuncia pacífica de Emparan. Hay muchas maneras y motivaciones para renunciar; cansancio acumulado, "sugerencia" de un superior, ascenso o cambio a un empleo mejor, enfermedad, etc. Pero una renuncia provocada por deseo de los subordinados es un caso único en la historia, de Venezuela al menos. Mi experiencia -y muchas notas de prensa que podrían aludirse- dice que cuando un grupo cualquiera desea la renuncia de quien lo dirije, eso hará que persista en el cargo ad nauseam. Ejemplo quizá notable el de Rómulo Betancourt, presidente en 1962 cuando aparecían pintas en las paredes de la capital que pedían su renuncia; su frase: Ni renuncio, ni me renuncian.

He tenido ocasión de ver casos de personas en cargos ínfimos que se aferran a ellos justamente cuando menos los quieren allí (los sublaternos, no confundir con los deseos de los superiores que son cumplidos sin uso del órgano que supuestamente tenemos en el cráneo). Es por ello que tengo a Emparan en alta estima. Claro que existe la posibilidad de que su renuncia estuviese previamente acordada y que realmente quería irse pero como no hay evidencias de esta posibilidad, pues le daremos el beneficio de la duda.

Se sabe que Vicente de Emparan y Orbe, tuvo una larga carrera militar y administrativa de la cual resalta el período de doce años cumplido como Gobernador de la provincia de Nueva Andalucía (Cumaná). De su carácter hay un testimonio directo de un testigo muy confiable. Tenía Humboldt treinta años cuando llegó a Cumaná en el inicio de su viaje a las regiones equinocciales (1799) y conoció y trató a Emparan (que tenía 52 o 53 años en 1800). Humboldt escribe:
Fuimos conducidos ... a casa del gobernador de la provincia Don Vicente Emparan, para presentarles los pasaportes que nos había dado la primera Secretaría de Estado. Nos recibió con la franqueza y noble sencillez que en todo tiempo han caracterizado a la nación vascongada. {...} nos manifestó su mucha satisfacción con motivo de la resolución que habíamos tomado de permanecer algún tiempo en la Nueva Andalucía, cuyo nombre, en aquella época, era cuasi desconocido en Europa... El Sr. de Emparan nos mostró algodones teñidos con plantas indígenas, y hermosos muebles en que se había empleado exclusivamente maderas del país. Se interesó vivamente en todo lo que se relacionaba con la física, y preguntó, con gran admiración nuestra, si pensábamos que bajo el hermoso cielo de los trópicos contenía la atmósfera menos nitrógeno que en España, o si la rapidez con que se oxida el hierro en estos climas era únicamente efecto de la mayor humedad indicada por el higrómetro de cabello. El nombre de la patria, pronunciado en una lejana costa, no hubiera sido más agradable al oído de un viajero que lo fueron para nosotros las palabras nitrógeno, óxido de hierro, e higrómetro. ... Demasiado amaba las ciencias el Sr. de Emparan para que encontrase extraño que de tan lejos viniésemos a recoger plantas y a determinar la posición de algunos lugares por medios astronómicos. No atribuyó otros motivos a nuestro viaje que los que estaban enunciados en nuestros pasaportes, y las públicas señales de consideración que nos dió durante una larga estada en su gobernación contribuyeron mucho a procurarnos una acogida favorable en todos los territorios de la América meridional.

¿Interesado en la ciencia? ¿Un militar y burócrata español del siglo XVIII? Si no fuese Humboldt quien lo cuenta, sería increíble. En el bicentenario que se celebra hoy quisiera que el ejemplo de Emparan tuviese una repercusión mucho mayor y mejor que el papel secundario y ramplón que se le atribuye.

Vals con Bachir

Vals Im Bashir es el título original (hebreo) de esta curiosa película de estilo documental realizada con dibujos animados y que ha venido ganando una cierta cantidad de premios. El tema fundamental es personal, se trata de la recuperación de recuerdos reprimidos por su personaje principal y director, Ari Folman, relativos a la masacre de Sabra-Chatila y la presencia del ejército israelí que rodeaba aquellos campos de refugiados en 1982.

Folman tenía 19 años en aquel entonces y como soldado formaba parte del ejército que ocupó el oeste del Líbano al día siguiente del asesinato del líder falangista Bachir Gemayel quien había ganado las elecciones presidenciales poco antes presentándose como único candidato. Sus seguidores del partido falangista del Líbano parecen haber sido los perpetradores de la masacre, que ocurrió un par de días después de su muerte.

La película se desarrolla mediante entrevistas con algunos conocidos de Folman, a quienes les pide información que ayude a rememorar su olvidada participación en aquellos eventos del Líbano. No llego a comprender por qué razón Folman utiliza dibujos animados, ya que las voces de los personajes son las propias de ellos y sus dibujos -incluido Folman- son figurativos; tanto que parecen calcados del video. Sin embargo, la narración no pierde veracidad y se aprecia el esfuerzo realizado tanto en la búsqueda de lo reprimido como en su presentación gráfica.

Cuadro

Hay un par de cosas que me gustaron de la película. Una, el enfoque personal, que muestra sólo lo que fue relevante para Folman o sus conocidos, y que después de todo es la ¿única? manera de contar algo de primera mano. Dos, la presentación del ejército y toda su estupidez, tanto en la estúpida dinámica cotidiana como en la obediencia estúpida a gente invisible. Ver la película ilumina grandemente las razones de que todos los ejércitos estén conformados por gente tan joven: son los únicos que pueden aceptar (al menos temporalmente) tanta estupidez junta. Por otro lado, los testimonios presentados apuntan al conocimiento previo si es que no colaboración directa de altos cargos israelíes en la matanza, particularmente de Ariel Sharon. Encuentro la película valiente y pertinente; quizá ayude a algún desprevenido a evitar el paso por esa estupidez que llaman milicia.

Si usted lo dice

Estoy suscrito a Conversaciones con la historia, un programa (como podcast, gracias a Miro) que Harry Kreisler mantiene desde hace más de 25 años y que consiste normalmente en entrevistas a autores de libros de cierta relevancia en el ámbito político, social, diplómatico o militar. Luego de esa cantidad de tiempo el archivo de los programas constituye un acervo valioso para el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de California en Berkeley.

Todas las entrevistas son interesantes, Kreisler invariablemente comienza averiguando la procedencia del entrevistado y la relación con sus padres y maestros, etc. La última entrevista que ví (realizada en agosto) es con Jane Mayer (en la foto, con Kreisler), que publicó en junio un libro titulado The Dark Side cuyo subtítulo es más que ilustrativo: La historia de cómo la guerra contra el terror se convirtió en la guerra contra los ideales (norte)americanos.

Kreisler-Mayer

Mayer investigó los "intríngulis" de la Casa Blanca, militares, FBI, incluso prisioneros de Guantánamo para llegar a la convicción expresada en el subtítulo: el comportamiento del gobierno norteamericano ante el desastre del 11 de septiembre (2001) condujo a una severa pérdida del sentido moral del que tanto se precian en esa potencia mundial. En la entrevista Mayer hace una serie de declaraciones que suenan impactantes:

  • Se impresionó por la pequeña cantidad de individuos que influyen en los eventos y el tremendo poder de tan sólo un par de individuos.
  • Rumsfeld y Cheney conocían más el juego político de Washington que el propio Bush; ellos se vieron muy afectados por el asunto Watergate, que condujo en su momento a limitaciones en las labores de inteligencia y su supervisión por el Congreso.
  • Cheney culpó al Congreso en el caso Irán-Contras por impedir al presidente (Reagan) hacer política exterior. Una conclusión excéntrica (¡por decir lo menos!) según Mayer.
  • Quien coloca las opciones alternativas para una decisión relevante ante el presidente tiene el poder real (esto es, no es el presidente quien pone las opciones de una decisión).
  • Tenet (jefe de la CIA) se comportó como un buen empleado y sólo buscaba complacer a su jefe, el presidente.
  • Ninguna de las figuras principales eran abogados, ni el presidente, ni el vicepresidente, ni el jefe de la CIA, etc. (Kreisler dice que en USA estas figuras tradicionalmente son abogados y banqueros).
  • El grupo de Cheney (ultraconservador) tenía una agenda preestablecida a principios del gobierno Bush (2000); el 11-septiembre les dio la oportunidad para ejecutarla. En un ambiente más democrático -dice- no habrían podido hacerlo.
  • Querían que los prisioneros de la "guerra contra el terror" estuvieran fuera de la ley norteamericana y fuera de la ley internacional (en la que no creen): fabricaron la figura de combatientes enemigos ilegales. No eran enemigos (no aplica la convención de ginebra), eran delincuentes pero no se les aplicaba la ley que corresponde; por lo tanto habría cierta clase de personas que no estaban cubiertos por ninguna ley doméstica ni internacional (esto sonaba escandaloso para algunos abogados conocedores, dice Mayer).
  • El primer objetivo de este grupo (Cheney, etc.) era aumentar la inteligencia y la prevención... no traer a la justicia a los criminales, que habría sido lo normal en un gobierno normal.
  • Tratar de penalizar terroristas ANTES de la ejecución de un acto tal, crea una cantidad de problemas legales (para quien le importe).
  • Al principio de la guerra contra el terror, la CIA se encargaba de tratar a los prisioneros pero no tenía ninguna experiencia en interrogatorios; no tomaban prisioneros antes de esto, no tenían experiencia tampoco como carceleros de terroristas... simplemente querían que hablaran y rápido, así que hicieron varias cosas:
    1. Preguntaron a los gobiernos que saben de eso; gobiernos dictatoriales, militares, etc.
    2. Se basaron en un programa militar que estaba pensado en forma defensiva para que los soldados norteamericanos soportasen todo lo posible la tortura en caso de captura por los soviéticos. Pero lo que hiceron fue copiar los métodos soviéticos de tortura (la CIA trajo asesores militares de ese programa) (y aplicarlos ofensivamente).
    3. A falta de mejores ideas, incluso el programa de Fox: 24, donde Jack Bauer tortura en cada capítulo, dice Mayer, fue utilizado como inspiración
  • Quienes sí saben interrogar son el FBI y los militares. Ellos dirían, según Mayer: no tortures, la información que obtienes no es confiable y las consecuencias para el país... inimaginables.
  • La supuesta existencia de armas de destrucción masiva en Irak fue obtenido por tortura de un personaje de Al Qaeda. Mayer cuenta que dijo lo que querían oir sus torturadores, que había armas y Hussein estaba relacionado con Al Qaeda. Luego se retractó; pero Bush y famosamente Powell ante la ONU utilizaron esa declaración falsa para invadir Irak.

El libro debe tener muchos más detalles -estos sí- aterrorizantes. A mi modo de ver, lo interesante de esta investigación es que fue publicada cuando todavía los "presuntos implicados" están el poder; resulta curioso que no haya que esperar a que pasen unos años y que Cheney esté jubilado para expresar lo que una buena parte de los norteamericanos (y la casi totalidad del resto del mundo) piensa de sus "métodos" aunque no parece probable que vayan a enjuiciarlo.

Estos sí son periodistas.

Páginas

Suscribirse a RSS - Politiquerías