reinterpretaciones

Stonehenge como tarima

Stonehenge por Julie Anne Workman, Wikimedia

A la interminable lista de teorías sobre la posible función de Stonehenge viene a sumarse esta de Julian Spalding, quien -según este artículo- no aporta prueba alguna sino la pura observación, que por otra parte podría ser suficiente. Spalding cree que las piedras formarían la base de una especie de tarima sobre la cual se realizarían los ritos que fuese. Las posibles escaleras o rampas utilizadas para el acceso serían de madera y habrían desaparecido (lo mismo podría decirse de un techo u otros añadidos, ya perdidos).

La huella del imperio

Un terremoto destruyó el pueblo jordano de Madaba en el año 746 dejando en ruinas entre otras cosas una iglesia cristiana por cientos de años. Un edicto del sultán Soleiman, c. 1540, permitía en estos casos a los cristianos griegos (ortodoxos) reconstruir sus templos según la posición y la forma que tenían (no parece sin embargo que permitiesen edificar nuevos). Así que cuando en 1892 se dieron las circunstancias apropiadas el Patriarca de la zona solicitó autorización para restaurar aquella iglesia. En 1896 ya se había realizado el nuevo techo y se procedió a limpiar el piso, cubierto hasta el momento por cascajos y restos; fue en esa limpieza que se descubrió un mosaico oculto hasta entonces:

Mosaico Madaba

Aunque incompleto, el mosaico de Madaba resultó contener el mapa más antiguo de Palestina. Cuando estaba completo representaba prácticamente todo el territorio cercano a la costa mediterránea desde Egipto hasta el Líbano. Además está anotado, contiene los nombres de los lugares (en griego), aparecen Belén, Hebrón, el Mar Muerto, y otros ciento y pico sitios más incluyendo el delta del Nilo. Lo más llamativo sin embargo es la ciudad de Jerusalén que contiene detalles como calles y templos, y es justamente eso lo que ha permitido datarlo entre 540 y 570 porque aparecen ciertas cosas y otras no.

Jerusalén

Según los que saben de eso, la configuración de la ciudad es totalmente romana. Las calles principales, las puertas y la situación de los edificios principales han sido identificados. Incluso la representación del mosaico ha servido como referencia en excavaciones recientes (y también para precisar la localización de otras ciudades, como Askelón). En suma, para el siglo VI la estructura de la ciudad era romana con algunos edificios bizantinos añadidos, pero en la imagen destaca por su ausencia -como era de esperar- el templo de Salomón/Herodes, porque fue destruido en 70 d.C.

Un estudio reciente (ver también) propone que la columna visible cerca de la Puerta de Damasco (izquierda de la imagen) es un gnomon en lo que sería un gran reloj solar, romano también.

Un estupendo recuento de las características romanas de la ciudad se puede leer en este artículo de Carole Raddato del cual tomo esta foto que dice más que mil palabras:

Pavimento del cardo oriental

Se aprecia que muy por debajo del actual nivel de la plaza frente al Muro de los Lamentos -unos tres metros al menos- se ha encontrado el pavimento del cardo oriental, la calle con pórticos visible en la parte alta (este) de la imagen. Por lo tanto... no parece sensato seguir manteniendo que el muro alrededor del Monte del Templo sea herodiano. No será hasta que se hagan excavaciones en el propio Monte que se determine el alcance de la obra de Adriano; pero luce altamente probable que las dos mezquitas allí existentes fueron asentadas sobre las fundaciones de los templos romanos. Es notable que ambas mezquitas son casos extraños, la situada al sur, Al-Aksa tiene la configuración de una basílica romana de tres naves y la otra, el famoso Domo de la Roca, es octogonal!.

El punto es: prácticamente todos los vestigios de la vieja ciudad que han resistido el paso del tiempo son de época romana o posterior. La ciudad construida sobre las cenizas de la antigua Jerusalén y evidenciada en el mosaico, fue definida totalmente en los años 130s por Adriano (o sus delegados e ingenieros, que para el caso es lo mismo), ciudad que llamaron Ælia Capitolina. Incluía un templo dedicado a Júpiter que aparentemente estaba situado sobre el antiguo templo judío, y encima de éste edificaron las actuales mezquitas. Dicho de otro modo, no queda nada de la ciudad anterior a la destrucción del año 70

Parece que la impronta de un imperio puede durar algo más de un milenio ... o dos.

América olvidada

Siberianos, vikings, polinesios y según algunos, chinos, galeses, noruegos, egipcios ... ¿cuánta gente llegó a América antes que Colón? Desde un cierto punto de vista, todo el que salía a navegar se tropezaría con el continente eventualmente, no hay manera de evitarlo porque está en el medio de todo. De todo lo que no es Afroasia-Australia.

Lucio Russo, que es profesor universitario y obtuvo cierta notoriedad -que no alcanzó a este país- con su libro de 1996 La revolución olvidada quiere convencernos de que América ya era conocida en tiempos que ahora se denominan 'clásicos'. Y ha escrito un libro para ello, La América olvidada (L' America dimenticata. I rapporti tra le civiltà e un errore di Tolomeo).

La idea es, como ya apunta el título, que América era conocida en el mundo mediterráneo, en particular para los griegos, pero con el paso de los años y una particular crisis científica o cultural que según Russo hubo en el siglo II d.C. ese conocimiento y algunos otros, se olvidaron. "Olvido" relacionado seguramente con la destrucción de la biblioteca de Alejandría; dice:

"El mundo mediterráneo se cierra sobre sí mismo y en gran medida olvida el conocimiento de las regiones del mundo no incorporadas al dominio de Roma"

Los indicios de contacto no son abrumadores, hay en Pompeya y otros lugares de época romana mosaicos que representan lo que tiene toda la pinta de ser piñas (ananas). En México se descubrieron unas monedas romanas en excavaciones arqueológicas. Se dice que hay informes de casos de sífilis en el mundo romano. A esto agrega Russo que el tamaño de los barcos de la era helenística sólo fue sobrepasado en tiempos de Napoléon, que no es un indicio directo pero apunta a la posibilidad de la navegación intercontinental.

Pero el argumento fuerte de Russo es un error en el mapa de Ptolomeo, que se ha perdido pero hay algunas reconstrucciones como esta del siglo XIV:

Reconstrucción del mapa de Ptolomeo

El mapa está basado en los datos del libro Geografía de Ptolomeo en el que describe la situación de más de 4000 lugares conocidos ya en su tiempo (150 d.C. aprox.) mediante dos coordenadas, un concepto también perdido hasta que el manuscrito apareció -sin los mapas que lo complementaban- entre los siglos X y XIII y fue recuperado por árabes y bizantinos.

En la Geografía la latitud se mide como la duración del día más largo en cada punto. Ya que la duración del día varía entre 12 y 24 horas a medida que uno se aleja del ecuador, la diferencia en duración también es diferencia de latitud. La longitud por otra parte se mide en un cierto número de estadios (600 pies, unos 180 metros) por grado. Ptolomeo asigna 500 estadios por grado con lo cual el mundo conocido (ecumene) resulta menor de lo que es, mientras que Eratóstenes en el siglo III a.C ya lo calculaba a 700 estadios por grado, que es una medida razonable para los medios de su época y que produce un error en la circunferencia terrestre de un 2%.

Este error ptolemaico era conocido, lo que hace Russo es entrar en detalles que no podremos saber a falta del propio libro, pero hay una entrevista en la que coloca algunos extractos. Parece que Russo se centra en la identificación de las Islas Afortunadas, tradicionalmente asociadas con las Canarias. El mapa de Ptolomeo ubica su meridiano 0 en la isla El Hierro, o en todo caso en la isla más alejada de las Afortunadas. Pero la latitud de las Canarias tiene un error de 15 grados con su posición real, además, siempre según Russo, las Afortunadas de Ptolomeo ocupan un grado de longitud y 5,5 de latitud, cosa que cuadra más con las ¡Antillas Menores! que con las Canarias.

Juntando un poco todos los argumentos, Russo cree que las Antillas eran conocidas -aunque quizá no muy transitadas- en época helénica y romana. De allí que sea una "idea olvidada".

Como en otros casos, hay que esperar un poco por si aparecen nuevas evidencias, a favor o más probablemente en contra.

Los jardines colgantes de Nínive

El libro sale en julio, pero gracias a esta nota de prensa donde se adelanta el precio ($35) y el número de páginas (352) y a esta amplia reseña de John Henzell podemos acercarnos a esta idea rompedora que Stephanie Dalley investigadora en asiriología de Oxford publicará en esa fecha. Realmente ya la había publicado en 1993 pero sigue siendo atractiva y hasta novedosa por esto de que las noticias se van muriendo periódicamente y alguien se ocupa de resucitarlas.

Los famosos jardines de Babilonia son atribuidos a Nabucodonsor II (604 a 562 a.C.) y habrían sido construidos junto al Éufrates, con unas dimensiones que difícilmente pasarían desapercibidas, de más de 100 metros por lado. Lo curioso es que viajeros bastante chismosos como Herodoto, Plinio o Jenofonte que estuvieron en Babilonia no los mencionan. Y por otra parte, Nabucodonosor dejó registros escritos de otras obras pero no de tales jardines.

Dalley busca la fuente original de la leyenda de los jardines colgantes de Babilonia y concluye que todas las relaciones conocidas derivan de Beroso, un babilonio de época helenística que escribió en griego y de cuya obra quedan fragmentos.

Para la época que nos desocupa había dos gobiernos relevantes en Mesopotamia, Asiria y Babilonia, y según Dalley parece que los confunden con alguna frecuencia, por ejemplo en el Libro de Judith -según Henzell- aparece Nabucodonsor como rey de Asiria residente en Nínive. En otras fuentes ponen a Senaquerib, rey asirio de Nínive, a gobernar en Babilonia. En fin, lo normal entre historiadores y eruditos y lo que disculpará cualquier error o imprecisión en esta nota.

Nínive está al lado del Tigris, en la actual Mosul. Se han descubierto allí los llamados palacios de Senquerib y de Asurbanipal (o Asurpanibal, que todo puede ser) y aunque no se ve menos plana que Babilonia sí está más cerca de las montañas de donde podría haberse traído el agua para irrigación.

Juntando la confusión con la geografía y con el conocimiento de los antiguos lenguajes, Dalley cree que los antiguos y famosos jardines estaban en Nínive, habrían sido construidos por Senaquerib (705 a 681 a,C) quien además es conocido por la construcción de un acueducto y un sistema de 18 canales en aquella ciudad y aparentemente también por grandes esfuerzos de paisajismo o al menos de siembra de árboles. Un obstáculo para la teoría es que se supone que Nínive fue destruida en 612, pero Dalley cree que esas historias fueron exageras y la ciudad continuó su curso de una u otra manera.

Lo que terminó de convencer a Stephanie Dalley fue que tras un trabajo detectivesco -seguramente detallado en el próximo libro- encontró o quizá deberíamos decir miró con otros ojos una losa existente en el Museo Británico, de donde procede la imagen y en la que se puede ver un acueducto (con falsos arcos, ya que no se habían inventado los arcos propiamente dichos), canales de irrigación y muchas palmeras o árboles de algun tipo:

Bajorrelieve asirio

Esta sería la única imagen confiable de los jardines "colgantes", siempre según Dalley; fue encontrada en el palacio de Asurbanipal, nieto de Senaquerib. Además, comentan que ella atribuye la invención del llamado tornillo de Arquímedes a esta época, ingenio que se habría utilizado para subir el agua a los niveles altos de la obra. Aún no se ha comprobado tal cosa, pero...

David, El, Edén, BBC

Creo que ya le cogí el paso a los documentales de la BBC. Sale una persona que uno supone sabe lo que dice hablando en un lugar pertinente al asunto; la misma persona viaja a otro lugar relacionado, resume alguna idea, entrevista a alguien -muy brevemente-, repetir desde el principio, etc.

Sea una especie de fórmula o carencia de imaginación -que no de recursos-, el caso es que esos poquitos elementos dan para tratar un montón de temas, y son particularmente ilustrativos cuando salen de Gran Bretaña. Es el caso de esta serie de tres capítulos titulada Secretos enterrados de la Biblia (2011), presentada por Francesca Stavrakopoulou, que se pasea por toda Palestina y partes del extranjero hablando sobre su interpretación de ciertos aspectos muy resaltantes de la Biblia. En esta imagen se la ve meditando sobre el monte Nebo, mirando hacia Jerusalén:

Stavrakopoulou

El primer capítulo lo dedica a dilucidar la existencia de David. Por supuesto no consigue encontrar evidencias por dos razones principales; una, que ella está convencida de que no existió, y dos, que realmente no hay rastros de David en el registro arqueológico (con la única y pobre excepción de la estela de Tel Dan) en contradicción impresionante con la narración bíblica que algunos incluso suponen compuesta a favor de David, tanto que prácticamente todos los libros han sido reescritos por esa tradición davídica según los eruditos. En cambio, hay un rey de la época atribuida a David que gobernó sobre Israel, dejó abundantes vestigios arqueológicos y sin embargo es raramente mencionado en la Biblia; se trata de Omri, padre de Acab y fundador de Samaria. Finkelstein -un arqueólogo que hemos mencionado varias veces y aparece en este programa- incluso supone que la obra de Omri fue usurpada por David (de la misma manera que usurpó la muerte de Goliat y seguramente otros aspectos conocidos de "su" vida).

En el segundo capítulo lo dedica Francesca al tan mentado monoteísmo de Israel, y la verdad es que construye un buen caso en contrario; hay abundantes vestigios de politeísmo en toda Palestina y no es sino después del exilio de los judíos en Babilionia que se enfatiza la idea de un solo dios. En la propia biblia se menciona numerosas veces al dios El, a veces como nombre genérico y a veces como propio, según Stavrakopoulou este dios era el principal entre muchos otros dioses canaanitas. Un poco más escandaloso es el asunto que titula el capítulo ¿Tenía Dios esposa?, (tocado en esta nota de 2008), cuya desaparición de la Biblia considera la presentadora como el inicio del machismo, aunque es fácil suponer que el machismo fue antes y la desaparición de cualquier divinidad femenina después.

El tercer capítulo trata sobre el jardín del Edén y es el menos convincente a mi modo de ver. Stavrakopoulou intenta persuadirnos de que la idea expresada en el Génesis se corresponde con una especie de retroproyección de un lugar y tiempo específicos, y aunque el argumento es sugestivo quizá necesita más apoyos. Su idea es que la expulsión del Paraíso es análoga a la destrucción del templo de Jerusalén en 587 a.C., el templo era un jardín, Adán era el rey, etc. De todos modos, en la recolección de evidencias se pasea por todo el medio oriente, llegando hasta Ain Dara en Siria, un templo descubierto en 1955 y al cual se le han encontrado similitudes con el templo de Salomón, abundantemente descrito en la Biblia y del cual no se ha hallado rastro alguno. La vista del templo de Ain Dara es atractiva, un poco mayor que el de Salomón, pero de la misma época o algo anterior, tiene las mismas tres partes e igual disposición. Esto es lo que queda después de las excavaciones:

Ain Dara

Un estupendo programa en cualquier caso, que sería bueno sobre todo para todos esos fundamentalistas sin fundamento que todavía abundan y no lo van ni a mirar.

Tableros y quipus

En los días que corren los avances de la ciencia -y muchas veces las puras especulaciones- suelen publicarse antes en televisión que en otro lugar. Se gana en imagen pero se pierde en detalles. En fin, eso es lo que ha hecho Sabine Hayland en un documental del año pasado (que acabo de ver) en el cual presenta un tablero con una lista de nombres acompañados de cordeles que parecen ser quipus (fuente de la imagen):

Tablero quipu de Mangas

Según Hayland este tablero -y posiblemente otros- fueron realizados por los mercedarios de la todavía activa orden de La Merced, quienes los habrían utilizado durante la catequesis del nuevo mundo. En la imagen puede con algún esfuerzo leerse el título del tablero:

Padrón de las personas del pueblo de Mangas. Se empezó a empadronar en el año de ...

Y con más esfuerzo aún me parece que el año es del siglo XIX. El asunto es que cada nombre lleva a su lado lo que pudiera parecer un quipu; por lo tanto, asumiendo que el quipu dice también el nombre o alguna clave identificadora de cada habitante se asoma la posiblidad de interpretar el significado de los famosos quipus.

Sin embargo no hay que ser demasiado optimista, sólo se conservan unos 600 o 700 quipus, mayormente en museos (principalmente en Alemania) y colecciones privadas; hay un sólo lugar donde se siguen utilizando ceremonialmente en el pueblo de San Cristóbal de Rapaz, cosa que también muestra Hayland en el antedicho documental. Pero de su posible lectura, nada.

Hace unos años Gary Urton postuló que ciertos nudos encontrados en un grupo de quipus en Purucucho podrían corresponder al nombre del lugar, Hay algunos testimonios de cronistas en los que aluden a los quipus como forma de registrar la historia y sucesos de los incas pero la mayoría comentan que eran numéricos exclusivamente. Si fuesen una forma de escritura (más que original) y se pudiesen llegar a interpretar... sería un descubrimiento de esos que marcan época.

Entre tanto Hayland ya consiguió otro tablero, esta vez en Ayacucho, muy similar al de Mangas aunque con los cordeles menos coloridos; también se trata de una lista de nombres:

Tablero quipu de Ayacucho

Esperaremos el trabajo de Hayland para ver si con los pocos "quipus" que quedan en estos tableros puede hacer algún avance significativo, cosa que sería de agradecer.

Lecturas del cilindro de Ciro

Neil MacGregor explica en veinte minutos las peripecias del "cilindro de Ciro" y las múltiples utilizaciones que le han dado imperios y no tanto, antes de su descubrimiento (en 1879) y después... (una charla de julio 2011, en Edinburgo).

Fuente: TED

Aves en la Ilíada

Pasados nueve años intentando tomar Troya/Ilios sin éxito, Zeus induce a Agamenón mediante un sueño a que reúna a los aqueos y ataque la ciudad. En vez de hacerlo, el atrida/fascista/etc. decide probar el ánimo de la gente y les da la orden de regresar a sus casas y al mismo tiempo pide a los jefes que traten de detenerlos. La mayoría no duda en embarcarse y huir, pero Odiseo -fecundo en recursos/ardides- (motivado y apoyado por Atenea, quien seguía órdenes de Hera) toma el cetro de Agamenón y va de nave en nave convenciendo a cada jefe que encuentra para que no se retire. Logra reunirlos a todos y se dirige a ellos con un discurso en el que relata la profecía de Calcante/Calcas hecha en Aulis/Aulide durante los preparativos de la expedición hechos nueve años antes.

Recuerda Odiseo -fecundo en recursos/ardides- que estaban haciendo una hecatombe cerca de una fuente, bajo un árbol (un "plátano" europeo) cuando apareció una serpiente/dragón que subió al árbol y llegó hasta la última rama donde había ocho gorriones con su madre; se los fue comiendo uno a uno mientras la madre piaba lloriqueando y finalmente le muerde un ala y la engulle también para luego desaparecer. Al ver aquel prodigio todos se quedaron en silencio, entonces el vate Calcas/Calcante interpreta esto como una señal de la victoria que tendrán los aqueos sobre Troya: los ocho polluelos y su madre son los nueve años que habrán de pelear para conquistar la ciudad (Ilíada, canto 2).

Hay en la Ilíada 35 eventos como éste en el que las aves tienen un papel resaltante. Esto lo sabemos por el trabajo doctoral de Karin Johansson Las aves en la Ilíada: identidades, interacciones y funciones, de la Göteborgs universitet (vía). Ella analiza cada una de las escenas con bastante detalle, identifica las aves en cuestión basándose en el comportamiento o detalles aportados en el libro (en el caso resumido antes, Johansson dice que el gorrión en cuestión es el "gorrión español") y llega a algunas conclusiones. Es evidente que los aqueos y probablemente todos sus contemproáneos asignaban un valor profético/supersticioso a las aves y sus movimientos; las aves ocupan un lugar intermedio entre los dioses y los hombres, en ocasiones de peligro o incertidumbre se toman en cuenta sus señales y según Johansson la mayoría de las veces los presagios resultan positivos. También dice que Héctor es el único en toda la Ilíada que destaca por no creer en señales de las aves.

A pesar del análisis y demás detalles, la transformación de pajaritos en años me suena bastante forzada, o bien la interpretación fue hecha -cosa más que probable- a posteriori, o bien respondía a un encargo/directriz de los jefes que disponían de mejor información sobre la futura campaña. La asociación de los pobres gorriones con lo que sería el destino de las familias troyanas es repugnante, en cualquier caso. En suma un trabajo más que muestra lo poco que sabemos de los libros quizá más conocidos del mundo.

Pirámide y cambio de idea

Teoría dos etapas

Habían pasado muchos días sin nuevas teorías sobre la gran pirámide, afortunadamente Nick Pelling (de Cipher Mysteries) ha venido con la idea que expresa en la imagen: que en el plan original (en rojo) la llamada cámara de la reina era el centro de la construcción, pero alguien cambió de idea y agrandó la pirámide causando esas incongruencias en los "pozos de ventilación" y la nueva cámara del rey y demás... ¡gracias Nick!

Fuente: Cipher Mysteries

Páginas

Suscribirse a RSS - reinterpretaciones