lenguajes

No al préstamo lateral

Cazadores-recolectores

Un (otro) estudio realizado con alguno de los escasos grupos actuales de cazadores-recolectores (en el mapa) muestra que los préstamos lingüísticos entre ellos no son un factor relevante en la evolución del lenguaje, dando así corroboración -momentánea- a la práctica de jerarquizar evolutivamente los lenguajes en familias al estilo "arbóreo invertido".

Fuente: PLoS One
Vía: Dienekes Pontikos

Origen agrícola del japonés

Origen agrícola del japonés

Dicen que el japonés fue introducido en las islas con la agricultura, no hace ni 2000 años.

Fuente: Proceedings B

1920-1929 Censo lingüístico de India

Censo lingüístico de India

Grabaciones realizadas mediante gramófono en los años 20 para complementar el Censo Lingüístico de India publicado por George A. Grierson. Aunque no son demasiado buenas, el valor de lo irrepetible las mejora sustancialmente.

Fuente: http://dsal.uchicago.edu/lsi/

Lenguaje y colores

Amarillo es lo que luce

Supuesta evolución del nombre de los colores común a todos los idomas (confirmada hasta el azul (blue)) en un interesante artículo sobre el nombre de los colores en diferentes lenguajes, acompañado de una compilación de giros coloreados.

Fuente: Alan Kennedy's Color/Language Project

Préstamos lingüísticos

Indoeuropeo

Un estudio de redes aplicado a los lenguajes indoeuropeos determina que la mayoría de los préstamos lingüísticos se han dado -y son más probables- entre las subramas de esta familia... no parece un gran avance.

Fuente: Proceedings of the Royal Society B
Vía: Dienekes

Genes y lenguas

Dispersión

Esta "gráfica de computadora" de 1988 (si es que no lo habías notado (tomada de aquí) refleja uno de los estudios genéticos de Cavalli-Sforza. Relaciona la dispersión genética -a la izquierda- con la clasificación lingüística -a la derecha.

El trabajo completo se puede ver aquí

Datación inconclusa del lenguaje

Todo el mundo puede observar el cambio en los lenguajes, y que ese cambio llega a un punto de inintelegibilidad; lo que no está tan claro es si eso ocurre en unos cientos o en unos miles de años. El grueso de los estudiosos parece favorecer la idea de que los lenguajes actuales han evolucionado de proto-lenguas no más antiguas de 6000-10000 años, mientras que los partidarios del paradigma de la continuidad paleolítica plantean -novedosamente- que los lenguajes actuales (i.e. antes del poblamiento europeo de América) ya existían (si bien en versión antigua) en el paleolítico, esto es al menos 15000 años. Parece que esos límites derivan de la propia metodología utilizada para reconstruir los lenguajes perdidos y de estimaciones basadas principalmente en los cambios detectados en el período histórico.

El artículo La forma y velocidad (tempo) de la evolución del lenguaje (vía; versión completa, PDF) trata de encontrar relaciones en los lenguajes no sólo por vía del vocabulario, que es la forma tradicional, sino también buscando posibles relaciones en la estructura. El resultado en breve es que no lo lograron, sin embargo, vale la pena ver el análisis y método que utilizaron.

El trabajo detalla las familias austronesia e indoeuropea y toma sus datos de dos fuentes principales; una lista de alrededor de 200 palabras que se creen muy estables (partes del cuerpo, números, pronombres, etc.) de cada uno de los lenguajes de aquellas familias, y por otro lado la lista de más de 130 características tipológicas extraídas -y recompuestas en algún caso- de la base de datos WALS. A esto aplican una serie de pruebas numéricas con software apropiado que produce también gráficas como esta que muestra las relaciones tipológicas entre un montón de lenguajes:

familias

El resultado expresado en la imagen encuentra algunas relaciones similares a las que se consiguen con el método de la comparación léxica, pero otras llamativas: coloca al alemán más cerca del francés que del inglés, y -del lado izquierdo- el guaraní aparece como cercano a varias lenguas norteamericanas, mientras que otras de esa misma zona están más alejadas.

Por otra parte, el sector marcado con el número 1 está compuesto por prácticamente todas las lenguas de Eurasia lo que sería un argumento a favor de la "familia nostrática" propuesta por Greenberg que incluiría a las familias urálica, altaica y alguna más, junto con la indoeuropea. Pero los propios autores determinan que los hallazgos no son significativos estadísticamente y que hacen falta mayores precisiones y mayor volumen de datos.

Así que el principal objeto del trabajo que sería encontrar un procedimiento para fechar ciertos rasgos estructurales en la evolución del lenguaje es más bien un propósito a alcanzar. En lo que considero un "error", los autores corroboran estadísticamente la clasificación de familias lingüísticas basada en el léxico, lo cual por supuesto era esperable ya que esa clasificación se hizo justamente utilizando las similitudes de las palabras. Pero es una lectura interesante....

Chiste translingüístico: Me pregunto si el autor principal (Greenhill) será descendiente de Greenberg.

Actualización: febreroo 2015: Este artículo presenta otra manera de enfocar el asunto estudiando los cambios de los sonidos de un lenguaje; lo que no me queda claro es si ese cálculo lo hacen mediante una velocidad de cambio supuesta o si más bien encuentran la velocidad de cambio a partir de los cambios bien documentados (el enlace al artículo original lleva a una publicación cerrada). El ejemplo que presentan es el de las lenguas de la familia turca, del cual muestran esta imagen del flujo y dirección en los cambios en consonantes y vocales.

Sonidos

El atlas de las estructuras lingüisticas

Este atlas fue publicado en 2005 y está ahora disponible en WALS.info (por World Atlas of Language Structures). Como explican allí:
WALS es una gran base de datos de propiedades estructurales de los lenguajes (fonológicas, sintácticas, léxicas) reunida de materiales descriptivos por un equipo de más de 40 autores (muchos de ellos principales autoridades en la materia)

Aunque es una recopilación libresca, es impresionante, son más de 140 rasgos língüísticos, por más que no estén todos descritos para cada lenguaje. Mejor aún es que permite cierto grado de interactividad y uno puede componer los mapas (presentados por vía de GoogleMaps) con cierto grado de personalización.

Como prueba y satisfacción de una vieja curiosidad he revisado la distribución mundial del número de vocales por lengua, que puede verse en el mapa (clic para ir a la versión original e interactiva en WALS.info), con esta aclaración: han dividido en tres grupos los lenguajes del mundo según su número de vocales, el punto azul representa aquellos lenguajes con entre 2 y 4 vocales que son un total de 93 en el inventario; el punto amarillo representa a lenguajes con 5 o 6 vocales, que es el promedio y alcanzan a 288 lenguas y, el punto rojo representa a los lenguajes con entre 7 y 14 vocales (¿se entiende entonces que no hay lenguas con más de 14 vocales?) que llegan a 183.

Vocales

La división en tres grupos resulta ilustrativa, aunque no se extrae una conclusión general sino quizá que la gran diversidad lingüística del centro de Africa también se expresa en amplitud de vocales. Un sitio de esos que justifican Internet.

Uno menos

Última hablante

En la foto aparece Anvita Abbi, directora del proyecto VOGA (Voces desvanecientes del Gran Andamán) recogiendo información en 2006 de Boa Sr la última hablante del lenguaje Bo perteneciente a la tribu Gran Andamanesa, aparentemente un lenguaje que se hablaba en las islas Andamán desde el paleolítico. La muerte de Boa Sr a los 85 años, ha sido recogida en varios medios; no es la primera vez que se reporta la muerte de un lenguaje pero no deja de ser relevante.

Dice Abbi que el lenguaje de la tribu Gran Andamanesa tenía un lenguaje distinto al de las otras dos que pueblan el archipiélago dependiente de India: Jarawar y Onge. De hecho, todos los lenguajes originales de las islas se han ido extinguiendo y han sido reemplazados por el hindi. Por otro lado, las islas están siendo ocupadas cada vez más por recién llegados y el destino del resto de lenguajes andamaneses no luce prometedor. En palabras de la propia Abbi:No puedes imaginar el dolor y la angustia que paso cada día al ser un testigo mudo de la pérdida de una cultura notable y un lenguaje único

Páginas

Suscribirse a RSS - lenguajes