poblamiento de América

Genes antiguos

Genes en Beringia

Análisis genético (mitocondrial) de dos bebés enterrados en un yacimiento de hace 11.500 años en Upward Sun River determinaron que uno de ellos pertenece al grupo C1 de nativos americanos y el otro al B2 (de un total de 5 grupos principales A, B, C, D y X). Esto parece apoyar la hipótesis de una larga permanencia de los emigrantes asiáticos en "Beringia" y que ya para aquella época estaban presentes los tipos predichos.

Fuente: Past Horizons

América olvidada

Siberianos, vikings, polinesios y según algunos, chinos, galeses, noruegos, egipcios ... ¿cuánta gente llegó a América antes que Colón? Desde un cierto punto de vista, todo el que salía a navegar se tropezaría con el continente eventualmente, no hay manera de evitarlo porque está en el medio de todo. De todo lo que no es Afroasia-Australia.

Lucio Russo, que es profesor universitario y obtuvo cierta notoriedad -que no alcanzó a este país- con su libro de 1996 La revolución olvidada quiere convencernos de que América ya era conocida en tiempos que ahora se denominan 'clásicos'. Y ha escrito un libro para ello, La América olvidada (L' America dimenticata. I rapporti tra le civiltà e un errore di Tolomeo).

La idea es, como ya apunta el título, que América era conocida en el mundo mediterráneo, en particular para los griegos, pero con el paso de los años y una particular crisis científica o cultural que según Russo hubo en el siglo II d.C. ese conocimiento y algunos otros, se olvidaron. "Olvido" relacionado seguramente con la destrucción de la biblioteca de Alejandría; dice:

"El mundo mediterráneo se cierra sobre sí mismo y en gran medida olvida el conocimiento de las regiones del mundo no incorporadas al dominio de Roma"

Los indicios de contacto no son abrumadores, hay en Pompeya y otros lugares de época romana mosaicos que representan lo que tiene toda la pinta de ser piñas (ananas). En México se descubrieron unas monedas romanas en excavaciones arqueológicas. Se dice que hay informes de casos de sífilis en el mundo romano. A esto agrega Russo que el tamaño de los barcos de la era helenística sólo fue sobrepasado en tiempos de Napoléon, que no es un indicio directo pero apunta a la posibilidad de la navegación intercontinental.

Pero el argumento fuerte de Russo es un error en el mapa de Ptolomeo, que se ha perdido pero hay algunas reconstrucciones como esta del siglo XIV:

Reconstrucción del mapa de Ptolomeo

El mapa está basado en los datos del libro Geografía de Ptolomeo en el que describe la situación de más de 4000 lugares conocidos ya en su tiempo (150 d.C. aprox.) mediante dos coordenadas, un concepto también perdido hasta que el manuscrito apareció -sin los mapas que lo complementaban- entre los siglos X y XIII y fue recuperado por árabes y bizantinos.

En la Geografía la latitud se mide como la duración del día más largo en cada punto. Ya que la duración del día varía entre 12 y 24 horas a medida que uno se aleja del ecuador, la diferencia en duración también es diferencia de latitud. La longitud por otra parte se mide en un cierto número de estadios (600 pies, unos 180 metros) por grado. Ptolomeo asigna 500 estadios por grado con lo cual el mundo conocido (ecumene) resulta menor de lo que es, mientras que Eratóstenes en el siglo III a.C ya lo calculaba a 700 estadios por grado, que es una medida razonable para los medios de su época y que produce un error en la circunferencia terrestre de un 2%.

Este error ptolemaico era conocido, lo que hace Russo es entrar en detalles que no podremos saber a falta del propio libro, pero hay una entrevista en la que coloca algunos extractos. Parece que Russo se centra en la identificación de las Islas Afortunadas, tradicionalmente asociadas con las Canarias. El mapa de Ptolomeo ubica su meridiano 0 en la isla El Hierro, o en todo caso en la isla más alejada de las Afortunadas. Pero la latitud de las Canarias tiene un error de 15 grados con su posición real, además, siempre según Russo, las Afortunadas de Ptolomeo ocupan un grado de longitud y 5,5 de latitud, cosa que cuadra más con las ¡Antillas Menores! que con las Canarias.

Juntando un poco todos los argumentos, Russo cree que las Antillas eran conocidas -aunque quizá no muy transitadas- en época helénica y romana. De allí que sea una "idea olvidada".

Como en otros casos, hay que esperar un poco por si aparecen nuevas evidencias, a favor o más probablemente en contra.

Polinesios en California

Canoas polinesias?

En esta entrevista a Terry L. Jones, quien investiga a los chumash pueblo nativo de California, refiere indicios (lingüisticos y materiales) de que tuvieron relación con polinesios en la época de su mayor expansión; 1300 d.C.

Fuente: Ancient Encyclopedia

De ambiente a paisaje

Civilizaciones desconocidas... líneas y círculos apenas vislumbrados bajo la selva... ciudades perdidas... es lo que sugieren los avistamientos cada vez más frecuentes en los últimos años, gracias sobre todo a la deforestación, que se van haciendo por todo lo ancho de la Amazonia.

Pero aparte de intuiciones hay gente estudiosa trabajando en esclarecer el asunto como es el caso de Clark Erickson quien tiene ya como veinte años en eso y en este artículo titulado La transformación de ambiente en paisaje: la ecología histórica de la construcción de terraplenes monumentales en el Amazonas boliviano hace un recuento muy respetable de lo que pudo haber sido el estilo de vida precolombino en la toda la cuenca amazónica.

En primer lugar está claro que las líneas no son una ilusión óptica, existen y son rastros de ocupación humana, no señales extraterrestres. Siempre se ha creído que la forma de vida de los aborígenes y habitantes actuales de las zonas selváticas basada en la caza, pesca, recolección y agricultura de pequeña escala es la misma que mantenían en tiempos precolombinos, sin embargo la magnitud del trabajo requerido para hacer zanjas y lomas y la transformación que implicaron en el entorno dan una idea muy diferente.

En la región de Baures, Bolivia, a la que se refiere Erickson mayormente, hay zanjas (a veces circulares), lomas o camellones e "islas de monte", cuya datación no está muy bien estructurada pero por algunos trabajos arqueológicos en unos -pocos- sitios parece que son de alrededor de 1200 y años siguientes, algunas de estas obras pueden haber perdurado hasta bien entrado el siglo XVII. Por la distribución de las zanjas y las estimaciones de trabajo requerido para realizarlas Erickson deduce por un lado que había una cultura común en aquel tiempo prehistórico y por otro que la población debía ser numerosa, en todo caso mayor que la actual.

Dada la topografía más bien plana de la zona amazónica cualquier pequeña altura sirve como retén de agua, y también como refugio ante inundaciones, con estas obras los indígenas habrían desarrollado una manera de utilizar este ecosistema manteniendo húmedas las zanjas y secas las partes más altas. Las zanjas circulares se distribuyen por grandes zonas de la amazonia boliviana y partes de Brasil. Entre las funciones que se han propuesto para estas áreas eco-trabajadas están:

  • defensa
  • asentamiento
  • residencia de la élite
  • trampas para animales
  • gestión del agua
  • espacios ceremoniales
  • marcas de recursos
  • cementerios
  • acuicultura
  • todas las anteriores

En los lugares más habitados se supone pudo haber empalizadas protectoras, aunque no se han encontrado evidencias de ello, pero uno de los argumentos a favor es el testimonio de los primeros europeos que llegaron a la zona, como Ulrich Schmidl cuya relación titulada Viaje al Río de La Plata publicada a fines del siglo XVI (cuenta las incursiones europeas realizadas entre 1534-1554 desde Buenos Aires pasando por el actual Paraguay hasta el Gran Chaco en la Amazonia) incluye algunos grabados que muestran comunidades indígenas rodeadas de empalizadas, incluso dobles.

Empalizadas ad libitum

Es posible sin embargo que esas empalizadas estuviesen constituidas al menos parcialmente por setos vivos. También dice Erickson que los jesuitas establecidos en aquella región dicen que los indígenas tenían pueblos o caseríos rodeados por zanjas profundas y empalizadas; se conectaban por caminos y canales que permitían viajes durante todo el año (no como ahora). Además de los pueblos propiamente dichos, habría también viviendas dispersas por las zonas de caza y agroforestales.

Tras la conquista y la difusión de enfermedades nuevas (y en parte por las guerras intertribales), la población debe haber disminuído considerablemente y por lo visto también la cultura que creaba y utilizaba aquellos terraplenes. Actualmente, muchas de aquellas antiguas zonas agrícolas y pobladas son ahora áreas protegidas bien como reservas biológicas, territorios indígenas o parques arqueológicos.

Hay otro asunto sumamente contraintuitivo e interesante en esto de la ocupación precolombina de la Amazonia, y es que evidentemente al momento de ocupar aquellos terrenos y construir las grandes zanjas y lomas la biodiversidad debe haberse reducido, por la deforestación y la selección de especies adecuadas, igualmente por el mantenimiento intenso que se requeriría (debía limpiarse un espacio suficiente adyacente a las zanjas, estimado en unos 20 metros a cada lado) sin embargo Erickson plantea que a la larga más bien la diversidad se habría incrementado debido al tráfico de especies entre una comunidad y otra. Un ejemplo es el del cacao (que ahora me entero es de origen amazónico aunque domesticado en Centroamérica) relacionado con las "islas de monte", casi un 30% de su superficie según Erickson.

En suma, los nativos construyeron suelos fértiles donde no los había y domesticaron plantas hasta entonces silvestres, con el solo movimiento de tierra alteraron la naturaleza y contribuyeron notablemente a la diversidad actual de la Amazonia; lo que eran bosques naturales se conviertieron en paisajes culturales. En palabras de Erickson:

He argumentado que los pueblos nativos domesticaron el paisaje. No se "adaptaron" a lo que algunos arguyen era un ambiente caracterizado por recursos limitados para el desarrollo humano; más bien, crearon el mundo que deseaban por medio de la creación y gestión de recursos

Habría entonces una cierta "arqueología" del paisaje que podría deducir cómo era anteriormente basándose en cosas como la concentración de plantas y animales, la existencia de bosques "oligárquicos", restos de fogatas, especies que están fuera de su hábitat natural, y de hecho eso es más o menos lo que hace Erickson con su análisis.

Luce difícil que la intervención actual caracterizada por deforestación sin control para el pasto en los hatos ganaderos llegue a tener ni siquiera a muy largo plazo alguna consecuencia positiva.

Otro descubrimiento de América

Solutrenses en América

La tesis de Dennis Stanford (1999) ahora tiene apoyo de Bruce Bradley. Se basa en cuatro o cinco piedritas descubiertas en contextos de más de 20.000 años de antigüedad que supuestamente habrían sido fabricadas con técnicas solutrenses.

Fuente: Washington Post

Relacionado: Ibéricos en América (2006).

La crónica de Cabeza de Vaca

Llegó a mi alcance la crónica de Álvar Núñez Cabeza de Vaca, titulada Naufragios y comentarios (La relacion y commentarios del governador Alvar Nuñez Cabeça de Vaca, de lo acaescido en las dos jornadas que hizo a las Indias), publicado en 1542 pero referido a hechos vividos entre 1527 y 1536.

Es una prueba más -si era necesaria- de que cualquier manuscrito antiguo adquiere valor más por su existencia que por su contenido; la impresión que tengo es que está bastante mal escrito y es confuso, sobre todo tomando en cuenta que se trata de un testimonio directo de un viaje tremendo con muchísimas aventuras.

A pesar de lo confuso (estuvimos con éstos, fuimos con los que estaban enfrente, más allá había otros) hay gente que ha estudiado la ruta que llevó a Cabeza de Vaca junto con otros tres náufragos por todo el sur de lo que ahora es Estados Unidos; un recorrido que duró ocho años. La imagen (de Wikimedia) muestra la ruta más probable (otras):

El viaje de Cabeza de Vaca

Incluso las pequeñísimas observaciones que hace el narrador, sobre algunas costumbres -como el modo de cocinar con piedras calientes- se convierten en un documento muy relevante para conocer las sociedades indígenas precolombinas en aquellos lugares. En la Universidad de Texas hay un artículo muy completo con lo que puede aprenderse del relato de Cabeza de Vaca sobre aquellos cazadores-recolectores, al fin y al cabo es la primera descripción escrita que existe y en ella aparecen los nombres dados por el grupo. Cabeza de Vaca y los otros estuvieron sometidos a esclavitud de los indígenas hasta que encontraron una manera de escapar y sobrevivir, que resultó ser la utilización de la -poca- medicina que conocían. Cuenta que esto se inició porque pudieron extraer una punta de flecha del corazón de un guerrero que ya daban por muerto los indios.

También se han escrito libros por personas que han seguido detalladamente la ruta (la que suponen es la ruta), como Alex D. Krieger Vinimos desnudos y descalzos (2002), o Andrés Reséndez Una tierra tan extraña (2007).

Prácticamente todo el cuento trata de hambre, hambre, hambre y penalidades; Cabeza de Vaca aprendió algunos idiomas indígenas pero no deja sino un par de palabras descritas. Impresiona la descripción de las "tormentas" que sufrieron (hacían falta ocho hombres para no ser levantados por el viento, huracanes evidentemente, es la zona típica); la escasísima comida que tenían disponible los indígenas; la nota sobre un animal marsupial; la conducta esclavista de sus congéneres cuando los encontró y que según parece fue la causa de su destitución como Adelantado del Río de la Plata (en 1540) porque era considerado con los habitantes conquistados.

70 para un continente

Vía de entrada

Según Jody Hey (Rutgers U.), un grupo de setenta personas que llegó a América hace unos 14.000 años dio origen a la población "autóctona" del continente. Se basa en comparaciones de varios segmentos de ADN entre siberianos y americanos (mayormente descendientes de la población precolombina).

Todo indica que esta "noticia" es un refrito de esta de 2005

Fuente: Daily Mail

Mamuts americanos

Originarios de Siberia, aislados por 160.000 años en América, repoblaron Asia. Rutas humanas paralelas?

http://cnews.canoe.ca/CNEWS/Science/2008/09/04/6662491-cp.html

Hipótesis no faltan

El movido panorama del poblamiento americano continúa agitado. Por este reportaje (original) pude acceder a un artículo publicado recientemente en Plos One que añade un toque de permanencia en Beringia a los primeros pobladores de América. Se trata de un estudio realizado a 623 ejemplares completos de ADN mitocondrial -via materna- que según sus 21 autores permite inferir con mayor precisión las derivaciones de los llamados "fundadores" o primeros habitantes americanos.

La versión oficial del poblamiento de América reconoce (aquí puede verse bien explicada; también existen escépticos) cuatro olas y está basada en estudios genéticos previos, aunque mayormente de sectores de ADN. Este estudio encuentra entonces más diversidad que la vista anteriormente y tras el análisis postulan que los datos apuntan a una permanencia larga y en situación de aislamiento prácticamente, por unos 15.000 años, de los grupos fundadores antes de llegar a Alaska, lo cual habría permitido el desarrollo de mutaciones específicas que ahora han sido detectadas. Posteriormente a aquel "retraso" en el viaje dicen que hubo varios pasos de Siberia a Alaska y viceversa. De esta manera explican la relativa homogeneidad de los pueblos autóctonos americanos, que se debería a la rapidísima expansión por toda América comenzando aproximadamente hace 15.000 años.

La plataforma Beringia

Lo interesante es que estos vaivenes hipotéticos se deducen de datos puramente genéticos y quizás sea difícil encontrar evidencias arqueológicas (de las lingüísticas hablé hace unos meses); pero viendo la imagen parece factible que en tiempos de frío glacial el área de la plataforma continental alrededor del estrecho de Bering formase un espacio amplio y, dado que no pasa de 200 metros de profundidad (ni de 50 en el propio estrecho), es posible (no digo probable) que algún explorador arriesgado se ponga a excavar en la zona.

Actualización: febrero 2014: nuevos estudios apoyan la idea de la permanencia prolongada en Beringia.

Páginas

Suscribirse a RSS - poblamiento de América