Daguestán

Gunib

Paso de Gunib, por Prokudin-Gorskii

La investigación es para ociosos. O los ociosos creen que sus pasatiempos son investigaciones. De cualquier manera, si no fuese por las fotos que Prokudin-Gorskii tomó entre 1909 y 1916 y si no estuviesen al alcance de cualquiera en varios sitios, yo podría dedicar el ocio a fines más utilitarios. Varias veces me he entretenido con esas imágenes preciosas de paisajes y gentes de esos tiempos en que todo "era" en blanco y negro.

Esta ocasión surge porque ha aparecido un nuevo sitio dedicado enteramente a Prokudin-Gorskii en el cual se van acumulando tanto reproducciones mejoradas de sus fotos como identificaciones de los lugares que en ellas aparecen y comparaciones con fotos actuales de los mismos lugares, es decir, una invitación a pasar/perder el tiempo.

Entrebuscando en las fotografías que tomó Prokudin-Gorskii en el territorio de la actual Daguestán, un país de montañas, como pocos; está esa que llamó mi atención (arriba), una garganta sumamente estrecha con un camino recortado -literalmente- en la pendiente de roca. La tarea ya tiene objetivo: encontrar el lugar. Pero primero hay que "revelar" la fotografía (está ya revelada pero no hay como rehacer el proceso uno mismo), se trata de tres tomas blanco-y-negro hechas con filtros rojo-verde-azul que hay que colorear, alinear y mezclar para producir el resultado que se ve arriba.

La búsqueda de la ubicación mediante inspección topográfica iba muy mal encaminada cuando se me ocurrió ver las otras fotos y entre ellas había una con toda la pinta de ser la misma garganta tomada por el "reverso" y cuya leyenda especifica "Garganta Khartikuni entre Gunib y Gergebil" con lo que el asunto se facilita mucho. Encontrado el camino entre ambas poblaciones -unos 8-10 km- resulta bastante sencillo acercarse a la solución, se trata del curso del río Kara Koisu, un desfiladero de lo más interesante, con varios puntos estrechos con posibilidades de ser el lugar buscado.

Nos encontramos con que el desfiladero está lleno de agua como era previsible viendo lo fácil que resultaria hacer un dique en un sitio tan estrecho y con buenos apoyos. Es la represa hidroeléctrica de Gunibskaya, tres turbinas con un total de 15.000 KW, estrenada en 2005. El potencial hidroeléctrico era evidente porque el río tiene buen caudal y la diferencia de altura entre Gunib y Gergebil es de unos 100 metros.

El paso siguiente es conseguir alguna fotografía reciente del mismo sitio. Afortunadamente el usuario de Panoramio ViterTatiana tiene una lancha -o paseó en una- y se acercó bastante hasta el sitio desde el cual tomó la fotografía Prokudin-Gorskii; tras algunos arreglos de horizontalidad y contraluz, puede verse el estado actual del estrecho paso:

Represa de Gunib, por ViterTatiana

Una vista más amplia (tomada de Wikimedia) muestra el camino y el estrechamiento de marras; nótese que la vista es subiendo desde Gergebil hacia Gunib y la carretera sigue pasando por el mismo sitio, incluido el horadado de la gran roca. Aparte del cuerpo de agua, la mayor diferencia está en la torre con cables que aparentemente hizo necesario desaparecer la roca que estaba allí.

Represa de Gunib, de Wikimedia

A poca distancia de la represa se encuentra Gunib a unos 900 msnm, es un hermoso pueblo de unos 25.000 habitantes rodeado por unas formaciones características que también fotografió Prokudin-Gorskii y se aprecian bastante bien en este estupendo panorama (tomado por Fred Schaerli):

Panorama de Gunib por Fred Schaerli

El hecho histórico que más cuentan de este pueblo es la entrega del Imam Shamil, líder de chechenos y daguestaníes, en 1859 tras 20 años de lucha durante la conquista rusa del Cáucaso. Tras su captura los rusos lo mantuvieron semidetenido en Kiev y murió en Medina justo después de su peregrinación a La Meca; un nieto suyo contribuyó a la fundación de la breve República montañosa del Cáucaso Norte en 1917. Sin embargo, todo Daguestán y el resto del norte del Cáucaso sigue siendo parte de Rusia al día de hoy.

Además, Gunib está en el centro de un área de gran diversidad lingüística y a menos de 100 km. del Mar Caspio. Un montón de cosas que no habría averiguado sin el atractivo de las fotos de Prokudin-Gorskii (con razón el zar le pagó los viajes; su promoción turística de Rusia ha trascendido varias generaciones).

Suscribirse a RSS - Daguestán