megalitos

Racha sin continuidad

Túmulos

Según este trabajo que incluye una nueva datación, los túmulos megalíticos habrían sido construídos en una racha de pocos siglos alrededor del 4.000 a.C...

Foto: PLQHQ
Fuente: USA Today

Festines antediluvianos

En los seis meses que han pasado desde que comenté algo sobre Göbekli Tepe las cosas han cambiado algo, se está poniendo de moda. Es lo malo de publicar cosas. Graham Chandler estuvo allí (escribe en Saudi Aramco World) y habló directamente con Klaus Schmidt, el arqueólogo que dirige la excavación desde 1994. Para evitar el uso agrícola del terreno Schmidt lo ha alquilado a su propietario Mahmut Yıldız. Hay varios asuntos que incrementan la popularidad de este sitio, que ya está en peligro turístico; es decir, peligro de ser destrozado por los turistas.

Excavación en Göbekli Tepe

Hasta ahora se han encontrado tres círculos de megalitos pero estudios realizados con radar y pruebas de resistividad revelan que puede haber veinte círculos más, con diámetros de entre 10 y 30 metros. Los característicos pilares tiene aparentemente forma humana (?), y están grabados con figuras de animales de todo tipo. Fueron cortados de una cantera situada a unos cien metros del sitio, donde todavía puede verse uno sin terminar. Entre los resíduos óseos encontrados predominan los de uro (extinto en 1627).

Pilar megalítico

Schmidt califica a Göbekli Tepe como un templo, o santuario, por el hecho de que no ha encontrado en estos 15 años ninguna evidencia de asentamientos o viviendas ni en el sitio ni en las cercanías. Luego, Schmidt encontró que los monolitos y demás estructuras habían sido sepultados, la datación con radiocarbono del material utilizado lo fecha en hace 10.000 años, y se supone que la construcción propiamente dicha fue realizada unos 1500 años antes. Ya con eso hay hipótesis de sobra; unos dicen que sus constructores eran cazadores-recolectores, otros que eran sedentarios, pero no se ha encontrado todavía su ubicación. Las razones para enterrar el sitio también se prestan a discusión. Lo que parece claro a juzgar por los restos es que Göbekli Tepe era un lugar donde se reunía bastante gente a comer en cantidad; los motivos que indican los estudiosos son principalmente de naturaleza religiosa. Brian Hayden sin embargo dice que era una oportunidad de vanagloria, para lucir los excedentes de la caza o la cosecha. Otros estudios parecen confirmar que para la época de construcción de Göbekli Tepe ya la agricultura se había iniciado en Anatolia.

Göbekli Tepe parece señalar -según Schmidt- el fin de la era glaciar y un cambio importante en la manera de concebir el mundo, probablemente causado por la denominada revolución neolítica.

Las fotos son de Ergun Çağatay.

Celtas paleolíticos

Por vía del blog de Jesús Sanchis me he venido enterando de la denominada Teoría de la Continuidad Paleolítica (PCT) propugnada por Mario Alinei en los últimos años, cuyo postulado principal es que los lenguajes actuales continúan un desarrollo ya iniciado en el paleolítico, muchos años antes de lo comúnmente aceptado en estos días. Sanchis remite a un trabajo publicado hace poco por Alinei y Francesco Benozzo en el que aplican la teoría de la continuidad al asunto celta y de paso vincula los populares megalitos europeos con la cultura celta (tal como Uderzo y Goscinny, quién lo diría).

El trabajo (PDF) se titula El megalitismo como manifestación de primacía céltico-atlántica en la Europa Mesolítica. Tras analizar la tradicional teoría de la invasión indoeuropea a Europa en tiempos neolíticos, hace unos 4 o 5 mil años "concluyen" como era de esperar que la teoría de la continuidad es más simple y más explicativa de la presencia de la cultura celta en los lugares en que aun se mantiene: Bretaña y costa atlántica de Francia, islas británicas y cornisa atlántica de Iberia principalmente.

A continuación pasan a describir el fenómeno megalítico europeo, y basándose en una cronología (aparentemente derivada de estudios con radiocarbono) establecen como su centro el área de Bretaña donde se encuentran los megalitos más antiguos y más variados y a partir de allí fijan como dirección de expansión la de la costa hacia el interior. Esto contradice completamente la idea de que los celtas son originarios del centro de Europa y se vieron confinados a las zonas costeras posterioremente. Identifican el área megalítica con el área celta, por ejemplo en Inglaterra, los sitios con megalitos corresponden a las zonas tradicionalmente conocidas como célticas: Gales, Escocia y Cornualles. Además hacen conexiones con la cultura del vaso campaniforme por un lado, y por otro con un proceso conocido como 'lenición' o debilitamiento de consonantes, que según dicen, se solapa casi perfectamente con el mapa de distribución de los megalitos europeos. Con todo esto, montan una relación entre las cuatro cosas: lenición, vaso campaniforme, megalitos y lenguas celtas que luce creíble.

Dicen que los megalitos cumplían simultáneamente con varias funciones, culto, "científica" como observatorios astronómicos, marca de territorio; pero más interesante es una supuesta función marítima, como faros o señales territoriales, mostrada tanto por la ubicación de muchos megalitos en sitios connotados de la costa, como por la asociación encontrada en las excavaciones con peces y mamíferos marinos, incluso de mar adentro.

La parte final (escrita por Benozzo) trata de convencernos de que las leyendas y mitos conservados por tradición oral son prueba de la continuidad que quieren demostrar. Entre otros aspectos interesantes, me llamó la atención (el desconocimiento produce esas cosas) esta imagen que representa una mámoa, en la que queda clara la construcción de un dolmen gallego;

Dolmen

En suma, los autores juntan evidencias y suposiciones presentadas por otros estudiosos y las utilizan como argumentos a favor de la continuidad, cosa que implicaría, en el caso indoeuropeo al menos, que sus principales ramas ya estaban divididas en tiempos cuando menos mesolíticos, unos cuatro o cinco mil años antes de lo que se viene suponiendo.

Stonehenge como auditorio

Auditorio megalítico

He said: “We were able to get some interesting results when we visited the replica by using computer-based acoustic analysis software, a 3D soundfield microphone, a dodecahedronic speaker, and a huge bass speaker from a PA company."

Vía Stonehenge was ‘giant concert venue’)

Göbekli Tepe

Göbleki Tepe

Es difícil entender (como se preguntaba Greg Taylor, editor de TheDailyGrail.com) por qué razón un sitio tan impresionante como Göbekli Tepe no ha tenido más atención por parte de los medios siendo como es un lugar particularísimo en el cual se ha encontrado lo que es probablemente el lugar de culto más antiguo de la humanidad.

Arqueólogos ortodoxos y alternativos están de acuerdo en fechar estos megalitos y obras asociadas hacia el año 10.000 a.C.; esto es 7.000 años antes que el muy famoso Stonehenge. En esa época se supone que no se había iniciado la agricultura y quienes construyeron este sitio debían ser cazadores-recolectores. Actualmente hay una excavación en curso (iniciada en 1995), dirigida por Klaus Schmidt del Instituto Arqueológico Alemán (enlace al sitio dedicado al tema). En la excavación no se han encontrado residencias ni lugares de habitación, y de hecho tampoco tumbas, aunque Schmidt piensa que debe haber algunas de ciertos personajes importantes y espera hallarlas algún día. La disposición detectada hasta ahora consiste en tres círculos de entre 10 y 30 metros de diámetro conformados por megalitos en forma de T de unos 3 metros de altura y decorados con relieves que representan animales diversos: osos, zorros, aves, serpientes, gacelas, que corresponden con los huesos encontrados en las excavaciones.

Göbleki Tepe

La ausencia de casas y fortificaciones, la localización y las figuras representadas parecen implicar que se trata de un sitio de culto de algún tipo; de hecho Schmidt ha publicado un libro Construyeron el primer templo, y algunos comentarios que circulan por allí apuntan a la originalidad de este concepto, primero habría aparecido la construcción religiosa que la civil.

Sin embargo, entre las telarañas de la memoria conservo el recuerdo de un libro (¡de papel!) que alguna vez compré llamado El templo y la casa, aunque no creo haberlo terminado de leer porque me pareció aburridísimo y repetitivo. Para saber quién lo escribió y cuándo fue publicado he debido hacer una búsqueda relativamente compleja. El autor es Lord Raglan (sí, ¿pero cuál?). Resulta ser Fitzroy Richard (1885-1964), cuarto barón de Raglan, y aparentemente se trata de su último libro porque coincide la fecha de publicación con la de su muerte. La tesis que planteaba justamente es esa, que el templo precede a la casa y que la construcción de la casa no obedece a motivos climáticos o protectivos, sino que es una duplicación del ámbito religioso del templo. O algo así.

De lo que no cabe duda es que la ubicación de Göbekli Tepe (37° 13′ 22.81″ N, 38° 55′ 20.51″ E) en una loma en la cuenca del Eufrates con vista hacia dos grandes llanuras fértiles incita al pensamiento trascendente.

Ambas fotos son de Olaf Nielsen que sí estuvo allí.

Geometría en Stonehenge

Anthony Johnson acaba de publicar un libro que pretende resolver (¿de una vez por todas y para siempre?) el misterio de los megalitos de Stonehenge. Dice que el plan general para la construcción está basado en un sofisticado -para la época- conocimiento geométrico; por lo tanto, los pocos alineamientos astronómicos que se han detectado son secundarios para él. En el libro (según el Independent) describe minuciosamente el proceso de construcción y aparentemente recrea todas las etapas, que abarcan más de mil quinientos años. El arreglo inicial son unos círculos o más bien polígonos de 56 vértices que encierran los siguientes desarrollos, con polígonos de 30 y 40 puntos. Dice Johnson que el polígono de 56 vértices tendría cierto carácter mágico o sagrado debido a que el más grande que se puede construir con sólo una cuerda y puntos de apoyo. Algunos detalles más se encuentran en un blog publicitario que Johnson ha creado.

No es de extrañar que hubiese geometría en el asunto, después de todo ¿cómo harían algo así, si no? lo que hay que ver es hasta qué punto Johnson tiene razón en atribuirle un tono sagrado al conocimiento geométrico y cómo se relaciona eso con la función del monumento, en cualquier caso es importante el trabajo de re-elaboración geométrica de las distintas etapas.

Plan de Stonehenge

Suscribirse a RSS - megalitos