Los códigos (no tan) ocultos están de moda

En la onda de desenterrar cosas evidentes un par de médicos brasileiros Gilson Barreto y Marcelo de Oliveira han publicado un libro titulado 'A arte secreta de Michelangelo' en el que dicen haber encontrado numerosas representaciones de órganos humanos en obras de Miguel Angel, particularmente en la Capilla Sixtina. Algunas fotos publicadas comparan algunos aspectos de esa obra con dibujos del corazón, pulmones, húmero, etc. Según parece, fue una observación de Frank Meshberger acerca de la figura de Dios y los ángeles que le parecía un corte de cerebro humano la que disparó la perspicacia de Barreto y le hizo profundizar en el asunto. Esta imagen muestra el tipo de semejanza que comentan:

Cerebro

Hay que hacer también un esfuerzo imaginativo (no se le puede dejar todo el trabajo a los descubridores). En total, dicen que en la capilla Sixtina hay 34 semejanzas con partes de la anatomía humana, de la cual por supuesto Miguel Angel era un gran conocedor ya que se la pasaba disecando cadáveres como otros artistas renacentistas. Lo mejor de esta hipótesis es que no da explicación de cuáles podrían ser las razones para que Miguel Angel representase esos órganos en ese sitio. Eso la hace más creíble.