Prensa mundial

En el último número de Le monde diplomatique, Ignacio Ramonet expone la aparente decadencia de la prensa a nivel mundial. Lo mejor del artículo es que -a diferencia de lo acostumbrado por la prensa que sí es decadente- está muy documentado, con más de 21 citas bien referenciadas y números recientes de volúmenes de venta o desaparición de medios. P.e. lo que llama 'prensa de calidad' ha caído en el año 2003 entre 4 y 12%, y se esperan iguales o similares datos para el 2004; a lo cual no escapa el propio Monde Diplomatique que bajó sus ventas un 12% en 2004.

El asunto es preocupante porque hay una convergencia nefasta entre la concentración de los medios en pocas manos, particularmente de industriales y comerciantes, como el caso del fabricante de armas Serge Dassault mencionado por Ramonet; la mencionada baja en la cantidad de periódicos vendidos; y por último la desaparición de muchos medios, algunos muy connotados.

Ramonet menciona causas externas y causas internas para explicar esta situación. Entre las primeras: los diarios gratuitos que según parece son muy populares en Europa; Internet y su crecimiento y difusión; y -sorprendentemente- el 'blogging'. Dice de los 'blogs':

su popularidad sugiere que muchos lectores prefieren la subjetividad y parcialidad de los bloggers a la hipócrita y falsa objetividad e imparcialidad de los principales periódicos.

Entre las segundas, dice que son mayormente debidas a la pérdida de credibilidad de los medios impresos, en parte porque los medios están siendo tomados por grupos industriales que los utilizan con fines económicos o políticos y en parte porque las manipulaciones, engaños y mentiras puras están en auge (en este sentido recuerda 3 o 4 casos de fraudes noticiosos muy connotados, realizados por periodistas que alguna vez fueron reputados). Por otro lado, muchos medios son agentes no encubiertos de propaganda pura y simple (también recuerda varios casos). El párrafo que encuentro más citable dice algo como:

El público... cree que, a pesar de la saturación de medios en nuestra sociedad, vivimos en un estado de inseguridad informativa. La información puede proliferar pero tenemos cero garantías de su confiabilidad. Podría ser falsa. El periodismo hoy está caracterizado por especulación y espectáculo, en detrimento del adecuado periodismo investigativo. Exhibición y empaquetado valen más que la verificación de los hechos.