Sin entrar al llano

Enviado por Eloy Cano Castro el Lun, 27/08/2007 - 13:17

Con el claro propósito de eludir cualquier sitio lleno de gente, que es como decir cualquiera en esta época dizque vacacional, me embarqué en estos días pasados por algunas vías poco transitadas. El camino siguió el rumbo de la división montaña-llano que es más o menos oeste-este y que parte de Camatagua hacia el Oriente; el regreso fue por la vía más tradicional (y transitada) de Zaraza y Valle La Pascua. El tiempo fue nublado total, cuando no de lluvia franca, y eso hace que algunas fotos parezcan irreales; pero un cielo gris es raro privilegio en estas latitudes.

Galería diversa

Es interesante notar cómo los pueblos tradiconales están construidos en sitios altos a resguardo de los ríos adyacentes que suelen tener. Carmen de Cura, al lado del Cura, es apenas un caserío con una ruina de iglesia inmensa. Taguay tiene un interesante movimiento de recuperación. Altagracia, al lado del Orituco, tiene ya todos los aditamentos de una ciudad. Cerca está el embalse de Guanapito, pequeño y debido a unas lluvias tardías con diez metros por debajo de su nivel máximo.

Comments

Etiquetas
Categorías