2005-09-05

Este país

No sé cuántas veces me ha pasado: más de tres. Cuando alguien se entera del monto (o montón , más bien) que pago por el consumo eléctrico, que anda en promedio por 1200 kilowatts, no falla la pregunta ¿y por qué no has “arreglado” el medidor? Por otra parte, entre conocidos y vecinos creo que no haya ninguno que pague lo que corresponde por el gasto eléctrico (claro que es muy discutible que lo que cobran las compañías eléctricas sea “lo que corresponde”).

Y si el " arreglo " es generalizado, como seguro lo es ¿quién paga los gastos de mantenimiento de la red eléctrica? Seguramente yo. Porque el dilema que enfrenta un habitante de este país está entre pagar los servicios al precio que le dé la gana a las compañías (con las mediciones que les parezca también) y pasar por pendejo, o unirse al ’espíritu nacional’ y no pagar sino lo que me dé la gana,

independientemente del consumo (así hay vecinos con casas totalmente acondicionadas con clima artificial que sólo “consumen” 400 kilowatts). Lo llamativo a mi modo de ver es que los proponentes del “arreglo” no ven problema o ilegalidad en ello: “si todo el mundo lo hace…”



^^^     · Escribe un comentario    · Apoya a PsicoExcesos