2005-09-21

Más mapas

¡Qué tiempos aquellos! Cuando había áreas del mundo totalmente desconocidas… Ahora sólo se consigue algo similar en Júpiter o Titán, si acaso. Lo cual no quiere decir que uno consiga mapas adecuados de cualquier sitio; se consiguen mapas, pero mapas útiles es otra cosa.

En Venezuela, caso que nos desocupa, los mapas comerciales son famosos por su total inutilidad. Están plagados de propaganda, pero son tan malos que hasta las propagandas son inútiles y casi siempre obsoletas. Y hay bastante competencia, para ver cuál es peor. Sin embargo, hay unos nuevos modos de crear mapas con participación -voluntaria o no- de mucha gente.

Un caso es el de Open Street Map, cuyo propósito es crear un mapa callejero de todo el mundo simplemente juntando los registros realizados con un GPS por cualquier cantidad de gente. En su estado actual no es muy bueno, apenas si tiene algún detalle en Londres y la interfaz es infernal; habrá que esperar un tiempo. También le faltaba -o no ví- una manera de colocar nombres a las líneas que representan las calles o carreteras.

En cambio, el proyecto del MIT: Mobile Landscape, no pide colaboración. Simplemente reflejan ¡en vivo¡ el origen y destino de todas las llamadas de teléfono celular en un cierto territorio, con lo cual se obtienen densidades mayores y menores, sitios “oscuros”, etc. El primer ejemplo lo han realizado en Graz (casualmente, la única ciudad austríaca con la que he tenido relaciones comerciales: Hyperslider, de Wolgang Thaller). Pero he visto mapas tradicionales de Graz y no he podido descubrir la semejanza.




      ^      


Invítame un café -- Haz una donación


comments powered by Disqus